¿Cómo el financiamiento puede aliviar el flujo de caja?

Resuelve tus problemas de flujo de caja, en este artículo te brindamos información para que sepas cómo actuar en tiempos de crisis. 

El flujo de caja es la diferencia entre nuestros ingresos y los gastos mientras, cuanto mayor sea mi flujo de caja mejores finanzas poseo.

Algunos ejemplos de ingresos son los ingresos por venta, el cobro de deudas, alquileres, el cobro de préstamos, intereses, etc. Ejemplos de gastos o salidas de dinero, son el pago de facturas, pago de impuestos, pago de sueldos, préstamos, intereses, amortizaciones de deuda, servicios de agua o luz, etc. La diferencia entre los ingresos y los gastos se conoce como saldo o flujo neto, por lo tanto constituye un importante indicador de la liquidez de la empresa.

Si el saldo es positivo significa que los ingresos del período fueron mayores a los gastos; si es negativo significa que los gastos fueron mayores a los ingresos.

En este artículo te contamos lo que debes tener en cuenta sobre la importancia de mantener un flujo de caja estable. 

¿Cómo proteger el flujo de caja? 

Hay diversos factores que se deben tener en cuenta si quieres proteger tu flujo de caja: 

  • Organizar tu programa de facturación: debes mantener una buena rotación de tus cuentas por cobrar ya que a raíz de esto, el capital de trabajo que podrás invertir en el crecimiento de tu empresa será mayor. 
  • Realizar tus pagos en la fecha límite de vencimiento pero sin cometer atrasos en los mismos: esto sin dudas en una estrategia que puede utilizar la compañía para mantener sus activos con fluidez; sin embargo y si las condiciones lo permiten, puedes pagar antes de la fecha estimada ya que puedes obtener algún descuento en la factura final y puedes ofrecer lo mismo a tus clientes cuando sean ellos los que deban saldar una deuda. 
  • Trabaja con proyectos a largo plazo: esto te asegurará un ingreso mensual seguro por un determinado tiempo, ya  que si recurres a clientes con los que solo trabajas esporádicamente, el ingreso de dinero es inestable. 
  • Revisar la estructura de fijación de precios: es importante que equipares tus ingresos con tus gastos, hagas reajustes de precios cuando sea necesario y que estés regularmente verificando los precios de la competencia. 
  • Ser realista en tu proyección empresarial: al proyectar tu flujo de caja, asegúrate de ser lo más objetivo y prudente posible. 
  • No eres un banco: protege tu empresa siendo proactivo y creativo a la hora de cobrar. No dejes que tus clientes tarden en pagarte sin un previo acuerdo, es muy importante tener claro los montos y fechas en las que te deben cancelar para poder manejar tu flujo de caja.

¿Qué hacer para mantener el flujo de efectivo?

A la hora de hablar de cómo interpretar el flujo de efectivo, debes tener presente que, si los ingresos son superiores a los egresos, es positivo. Si sucede lo contrario es porque la capacidad de generar dinero para cubrir los gastos fijos y dejar un margen de rentabilidad es baja.

Para evitar el fracaso en la gestión financiera de tu negocio puedes llevar a cabo estas acciones que podrían servirte: 

  • Vigilar tus activos líquidos: debes mantener una estricta vigilancia sobre el saldo en caja, saldos bancarios, cuentas por cobrar, ventas a crédito, etc. De esa manera, podrás hacer proyecciones sólidas, evaluar la capacidad del negocio para producir dinero, identificar fugas de capital y, en términos generales, definir con mayor precisión la salud de este indicador.
  • Debes tener mucho cuidado y ser bastante preciso al establecer pronósticos:  Considera tanto el entorno empresarial como las tendencias anteriores (histórico de ventas, compras de inventario, plazo de pago de créditos, etc.).
  • Entre más rápido factures a tus clientes, más pronto obtendrás los recursos que se te adeudan; servicios como el de Higo.io te pueden ayudar a mantener un control absoluto sobre las finanzas de tu empresa; también puedes clasificar fácilmente las transacciones y mantener tus registros actualizados.
  • Reduce los gastos y evita el endeudamiento
  • Planifica bien el crecimiento: cuando las empresas tienen un buen nivel de ventas buscan la expansión, lo cual es beneficioso si recuerdas cómo interpretar el flujo de efectivo, de esta manera tendrás claro que el equilibrio ideal se da cuando hay más ingresos que salidas.
  • Utiliza la tecnología como un factor de beneficio:  Para hacer un seguimiento del flujo de efectivo a nivel mensual e incluso semanal, el uso de la tecnología es determinante, especialmente para optimizar el tiempo y elevar la precisión. 

¿Por qué es importante el flujo de caja en una empresa?

Cuanta mayor cantidad de dinero pueda retener una empresa durante el mes, cuanto más ingresos tenga, se tendrá una mayor capacidad de construir activos, más capacidad tendrá la compañía de utilizar ese dinero para seguir expandiéndose y no caer en endeudamientos; además de generar un respaldo para la misma ante cualquier demanda urgente. 

¿Por qué es importante el flujo de caja en tiempos de crisis?

Actualmente, estamos atravesando una crisis de salud provocada por el Covid 19 por lo que fue necesario una reestructuración a nivel mundial de todos los sectores que conforman una sociedad; entre ellos, uno de los más perjudicados fue el económico. 

En estas instancias, esta crisis en al ámbito empresarial y financiero en general se desarrollará en tres fases: una es la de respuesta donde cada compañía lucha por mantenerse a flote y preservar la continuidad; otra es la de recuperación en donde las empresas acuden a nuevos aprendizajes en ese nuevo contexto que los tomó por sorpresa y finalmente, la fase de prosperidad donde las compañías operan de acuerdo a la nueva “normalidad”. 

Pero para responder a este nuevo desafío y mantener el flujo de caja lo más saludable posible, es necesario que realice ciertas acciones, aquí le mencionamos algunas:

  • Asegurarse de tener un respaldo para gestionar la cadena de suministro: implica asegurarse de entender los riesgos financieros de sus socios comerciales, clientes y proveedores que se ven afectados por esta situación crítica. 
  • Asegúrese un camino viable de financiamiento: una compañía debe plantearse los escenarios posibles para mejorar el entendimiento en cuanto al manejo de la organización. Es la oportunidad para interactuar activamente con los socios financieros para garantizar que las líneas de crédito permanecen disponibles ante cualquier eventualidad. 
  • Gestione y agilice cuentas por cobrar: cuando las cadenas de suministro se ven afectadas, la gestión del flujo de caja se vuelve cada vez más relevante. Es importante mantener el rigor en el proceso de recolección, además asegúrese de realizar una facturación precisa. 
  • Considere opciones de financiamiento alternativo para la cadena de suministro: las técnicas más utilizadas para lograr un flujo de caja positivo, puede ser el factoring de sus cuentas por cobrar o trabajar en conjunto con sus clientes ofreciendo descuentos u otros beneficios para aquellos que paguen a tiempo y de esa manera mantener los proveedores y la caja activa. 

¿Cómo se puede mejorar el flujo de caja?

Las claves para mejorar el flujo de caja son los siguientes: 

  • Estar atentos al tiempo que se toma la empresa para cobrar las facturas a sus clientes porque esto implica un impacto en los ingresos o la inversión de capital de trabajo, entonces al mejorar la rotación de cartera, se está invirtiendo menos en capital de trabajo. Así que, la adecuada gestión de cobros es fundamental para optimizar el flujo de la compañía. Es fundamental que no haya un desequilibrio entre el flujo de caja y las fechas de operación ya que las consecuencias pueden ser muy graves para la empresa. 
  • Ajustar los costos y gastos a la realidad de la empresa: implica generar acciones que aumenten la liquidez de la empresa para esto se debe llevar a cabo un análisis de la estructura de gastos e ingresos de la misma. 
  • Contar con estados financieros actualizados y confiables: la base del flujo de caja son los estados financieros; se deben verificar los montos de facturación y los plazos de pago otorgados, tener en cuenta los impuestos generados en cada operación y las fechas en las cuales tendrán que girarse a las autoridades tributarias. 
  • Construir el flujo de caja y gestionarlo: lo que hay que hacer es tomar los ingresos, restarle los costos, los gastos, los impuestos y las inversiones. A partir de esa información se construye el flujo de caja. 

Diversificar proveedores y clientes: es conveniente evaluar constantemente a los proveedores, no solamente en términos de costos sino de calidad y cumplimiento. Buscar nuevas alternativas de proveeduría podría generar beneficios a la hora de negociar los costos de los bienes o los servicios requeridos, así como los plazos de pago; sin embargo, es clave proteger la confianza construida con los proveedores.

Continúa leyendo.

Recibo: ¿Qué es? ¿Cómo y cuándo se emite?

Nota de crédito: ¿Qué es y para qué sirve?

Liberalismo económico: ¿ Qué es, cómo surge y cuáles son sus ideas?

IVA en México: ¿Quién creó? ¿Cuáles son las tasas?

Contabilidad ¿Qué es? ¿Cuál es su objetivo y estructura?

Balance general: ¿Qué es y cómo se realiza?