Flujo de Caja Operativo: ¿Qué es y cómo se realiza? 

El flujo de caja operativo es esencial para la creación de riqueza y sobre todo para darle vida a un negocio. El dinero sale y entra, pero lo importante es cuánto te queda al final de todas tus operaciones. Con un correcto flujo de efectivo puedes volver un negocio escalable en poco tiempo, si las cosas se hacen bien.

El flujo de caja operativo es el indicador más importante de un negocio. 

¿Qué es el flujo de caja operativo?

Representa el flujo de entradas y salidas de efectivo que conciernen a las operación y actividad propia de la empresa, lógicamente se incluye la depreciación ya que es un monto que en teoría se le está sacando valor en ese período. 

¿Cómo se determina el flujo de efectivo operativo?

El flujo de caja operativo se calcula de la siguiente forma:

EBIT (Beneficio antes de impuestos e intereses) + amortización – impuestos.

El EBIT, lo podemos encontrar en la cuenta de pérdidas y ganancias de cualquier empresa o cuenta de resultados, así como en sus informes anuales.

Supongamos que extraemos los siguientes datos financieros de la empresa SC en el año 2021

EBIT= 15.000 $

Amortización= 1.500 $

Impuestos= 1.000 $

Por tanto, a través de su fórmula de cálculo tendremos:

EBIT (Beneficio antes de impuestos e intereses) + amortización – impuestos= 15.000 + 1.500 – 1.000=15.500 $

Podemos concluir que el flujo de caja operativo en el año 2021 es de 15.500 $

¿Cómo funciona el flujo de efectivo operativo?

¿Cómo se hace un flujo de efectivo operativo?

Para elaborar un flujo de caja debemos contar con la información sobre los ingresos y egresos de la empresa. Esta información figura en los libros contables y es importante ordenarla de la manera en que ilustra la planilla de cálculo adjunta porque nos permite conocer los saldos del período (generalmente un mes) y proyectar los flujos de caja hacia el futuro. La importancia de elaborar un flujo de caja Proyectado es que nos permite, por ejemplo:

  • anticiparnos a futuros déficit (o falta) de efectivo y, de ese modo, poder tomar la decisión de buscar financiamiento oportunamente.
  • establecer una base sólida para sustentar el requerimiento de créditos, por ejemplo, al presentarlo dentro de nuestro plan o proyecto de negocios.

Si tenemos saldos positivos acumulados en algunos períodos, parte de estos saldos los podemos invertir en el Mercado de Capitales y así generar una fuente de ingresos adicional al propio del giro del negocio. Este resultado se registra como intereses ganados en una fila de los ingresos.

El diagrama de flujo lo podemos elaborar para un nuevo proyecto de inversión y determinar el VAN y la TIR, incorporando las tasas de interés bancarias y los costes de oportunidad de hacer ese u otro negocio.

Asimismo, el adecuado registro de los ingresos y gastos nos permite determinar los costes fijos, los costes variables y el margen de contribución exigible al proceso productivo del negocio para obtener el punto de equilibrio. 

¿Qué significa un flujo de caja operativo positivo y negativo?

Si el saldo es positivo significa que los ingresos del período fueron mayores a los gastos; si es negativo significa que los gastos fueron mayores a los ingresos.

Continúa leyendo.

Recibo: ¿Qué es? ¿Cómo y cuándo se emite?

Nota de crédito: ¿Qué es y para qué sirve?

Liberalismo económico: ¿ Qué es, cómo surge y cuáles son sus ideas?

IVA en México: ¿Quién creó? ¿Cuáles son las tasas?

Contabilidad ¿Qué es? ¿Cuál es su objetivo y estructura?

Balance general: ¿Qué es y cómo se realiza?