Abusos bancarios ¿Qué son y cómo se realizan?

Lead Time: ¿Qué es y cómo se calcula?

Antes de emprender cualquier tipo de acuerdo financiero, es muy importante que leas bien y consultes sobre las cláusulas de los contratos, ya que pueden resultar en un abuso de tu patrimonio sin que tu lo sepas. 

Denunciar y reclamar es parte de tu derecho como cliente; en este artículo te mostramos qué es el abuso financiero, sus características y lo que debes tener en cuenta para evitarlo. 

¿Qué es un abuso bancario?

Muchas veces las entidades bancarias incurren en prácticas abusivas que toman diversas formas con el fin de optimizar sus resultados o evitar pérdidas o quiebras. 

Bajo este objetivo de lograr el mayor beneficio posible, los bancos ofrecen a sus clientes productos que atentan contra su integridad, cláusulas engañosas y abusivas en servicios como préstamos hipotecarios o comisiones bancarias que exceden cualquier tipo de pago..

Sin embargo, se debe tener en cuenta que para que estas actividades sean consideradas abusivas deben llevarse a cabo por directivos, jefes o trabajadores bancarios y sus efectos recaen sobre los mismos empleados y la entidad relacionada a ello. 

¿Qué tipos de abusos bancarios existen?

Los abusos pueden presentarse de diferente manera; aquí te presentamos los siguientes: 

  • Participaciones preferentes: estos productos ofrecidos por las entidades financieras pueden ser adquiridos a perpetuidad.

Son productos tentadores ya que le otorgan al cliente ciertos derechos sobre los dividendos, sin embargo, no permiten la votación del beneficiario en la junta de acciones. 

Esta característica de perpetuidad tiene ciertas desventajas, como el hecho de que el que posea estas acciones, no sabrá con certeza por cuánto tiempo las tendrá en su poder ya que la entidad financiera que las otorga no posee la obligación de comprarlas nuevamente por lo que tienen una vida ilimitada. 

  • Pagarés: estos documentos representan una promesa de pago a futuro sin embargo, hay que tener en cuenta que su principal desventaja es que no cuentan con ningún tipo de respaldo o garantía. 

Si llegado el caso, el banco presenta la quiebra, los clientes no podrán contar con la devolución de la inversión por lo que los clientes formarán parte de la lista de acreedores y deberán esperar por su turno para percibir el cobro del dinero.

  • Cédulas hipotecarias: estos bonos cuentan con la garantía del banco que las expide. Aquí, el cliente presta su dinero con préstamos hipotecarios que ya han sido otorgados, como parte de la garantía. 

Su circulación es a través de mercados secundarios, lo que provoca pérdidas debido a la poca rentabilidad  de estos. 

  • Deuda subordinada: es una deuda emitida por el banco, cuyo valor es tremendamente bajo en el mercado y aquellos que lo posean solo podrán recuperar el dinero después de la administración judicial, Hacienda y Seguridad Social.  

Abusos en hipotecas

Los abusos también pueden encontrarse en los contratos hipotecarios y son los más frecuentes, los que te nombramos a continuación: 

  • Cláusula suelo: son trabas que no le permiten al cliente acceder al descenso de los intereses en los créditos hipotecarios o hipotecas en sí mismas. 
  • Clips: con esta cláusula se fija un interés inamovible para las hipotecas y se rehúsa a realizar una vinculación con el mercado intercambiario. 

Si el interés fijado en el clip es superior a lo establecido por el banco, entonces es este quien pague la diferencia; si por el contrario, el interés resulta por lo bajo de lo fijado, es el cliente quien pague la diferencia. 

  • Hipertasaciones: esto se realiza, por lo general en la venta de inmuebles ya que aumenta el valor de las mismas por fuera de lo razonable. Esto es utilizado por los bancos para acrecentar sus balances anuales. 

Abusos en las cuentas bancarias

Algunos de los abusos más comunes en las cuentas corrientes son los siguientes:

  • Comisiones: Importes excesivos por la prestación de servicios bancarios.
  • Domiciliación de nóminas: Cobros excesivos por la domiciliación de nóminas y recibos.

¿Cómo detectar un abuso bancario?

Hay ciertas acciones que pueden ayudar a detectar un abuso bancario, sobre todo a las personas mayores, que son el porcentaje poblacional más afectado: 

  • Cambios sospechosos en testamentos o poderes de representación: esto ocurre, cuando el adulto mayor, deja a algún tercero parte de sus pertenencias en herencia.  
  • Actividad financiera que la persona no puede haber hecho por sí solo: visualizas retiros de dinero que el adulto mayor o podría haber hecho o que tu mismo no recuerdas que hiciste. 
  • No se están pagando las facturas: puede ser que un tercero esté utilizando el dinero en otra cosa y no paga las cuentas debidamente.  
  • Retiros de grandes sumas de dinero o compras inusuales 

¿Dónde se puede denunciar un abuso bancario?

El ente que regula los abusos por parte de las entidades financieras es la CONDUSEF.

Esta institución fue creada en el año 1999 como un modo de otorgar protección y orientación ante situaciones abusivas que pongan en riesgo las finanzas de los contribuyentes y atente contra los intereses de la misma institución. 

¿Qué entidad regula y protege contra los abusos bancarios?

Además de regular y proteger a los clientes de los abusos bancarios la CONDUSEF cuenta con otro tipo de facultades como resolver las controversias o reclamos de los ciudadanos en cuanto a los aspectos financieros. 

Por otra parte, otorga soluciones en áreas como: 

  • Asesorías.
  • Controversias.
  • Conciliación.
  • Dictamen.
  • Arbitraje.
  • Defensa legal.

¿Cómo se relaciona la CONDUSEF y los abusos de bancos?

Cuando el cliente de una entidad financiera firma un contrato con la misma que le permita utilizar los bienes y servicios que esta ofrece, muchas veces se incluyen aquellas que se conocen como cláusulas abusivas; estas representan un riesgo para el patrimonio del cliente además de una clara desventaja.

Como producto de la reforma financiera, el organismo de la CONDUSEF tiene la potestad de aplicar sanciones a aquellas instituciones financieras que incurran en esas cláusulas abusivas dentro de sus contratos además de obligar a eliminarlas. 

A su vez, tú  como cliente tienes el derecho de denunciarlas para evitar que se vulneren los mismos. 

Las cláusulas abusivas que son más comunes de encontrar están ligadas a los siguientes productos y/o servicios: 

  • Crédito automotriz
  • Crédito de habilitación y avío. 
  • Crédito de nómina
  • Crédito en cuenta corriente
  • Crédito hipotecario
  • Crédito personal
  • Crédito refaccionario
  • Crédito simple 
  • Depósito a la vista
  • Tarjeta de crédito