Acciones ADR: ¿Qué son y para qué sirven?

Complemento de comercio exterior: ¿Qué es y cómo se realiza?

A través de la inversión en ADRs en las empresas que creas conveniente a partir de instrumentos para inversión de origen estadounidense desde una cuenta en dólares, puedes acrecentar tu portafolio de clientes. 

Para conocer más sobre las ADR, su funcionamiento y características, no dejes de leer este artículo. 

¿Qué son las acciones ADR y para qué sirven?

Las American Depositary Receipt o acciones ADR hacen referencia a aquellas acciones invertidas en el mercado americano cuya procedencia no es estadounidense.  

Es decir, son acciones originarias de compañías cuyo establecimiento no es estadounidense pero sin embargo, es dinero invertido en organizaciones financieras americanas. 

La ventaja fundamental de las acciones ADR es brindarle a aquellas compañías que no son norteamericanas la posibilidad de hacer inversiones no solo dentro de su país, sino también de invertir en dólares.

Al ser emitidas por instituciones financieras estadounidenses, las acciones ADR, adjuntan todas las obligaciones, derechos y beneficios correspondiente a cualquier otra acción norteamericana, ya sea en materia de transacciones o dividendos. 

Por otro lado, una de las características principales de las ADR es su valor en dólares por lo que la inversión se mantiene en esa moneda, además de los movimientos que se realicen a través de ella y el precio que se le impone. 

Uno de los grandes beneficios de las ADR es que los problemas que acompañaban la compra de acciones extranjeras, se ven anuladas a partir de aquellas; por lo tanto, si buscas una opción para invertir, las ADR son la mejor opción debido a sus características financieras y el valor que suponen al momento del cambio por lo que, también, resultan muy rentables. 

¿Qué tipo de financiamiento son los ADRs?

Los ADR (American Depositary Receipts) son considerados documentos de inversión que les permite a aquellos que posean cuentas y fondos en dólares adquirir o negociar acciones en países que no sean estadounidenses así como también aquellos que buscan invertir que sean residentes pero se encuentren fuera de los EE.UU. 

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de las Acciones ADR?

Las compañías que analizan el comportamiento de las ADR sostienen que las ventajas de las mismas son las siguientes: 

  • Expansión del mercado en el que se encuentra la cotización de la empresa por lo que el precio se mantiene más estable
  • Amplia oportunidad de financiación debido a potenciales inversores. 
  • La imagen de la compañía mejora al estar en boga entre otras compañías de los Estados Unidos y esto puede resultar beneficioso para el inversor. 
  • Puede suponer un ahorro de comisiones e impuestos. 
  • Pueden aumentar las negociaciones de la bolsa de Estados Unidos.

Por otro lado, las desventajas que presentan estas acciones son las siguientes: 

  • Las divisas o el tipo de cambio presentan ciertos riesgos. 
  • En cuanto al inversor, las acciones le pueden suponer mayores pagos de impuestos ya que opera con empresas estadounidenses. 
  • Se pueden presentar problemas de liquidez, dependiendo del tipo de compañía. 

¿Qué tipos de ADRs existen?

Las operaciones con ADR cambian o se comportan de diferente manera dependiendo del tipo al que pertenezcan; en este caso se identificarán las más importantes y aquellas que ponen de manifiesto sus características principales. 

  • ADR sponsored (patrocinado): para este tipo de acciones tanto el banco como la empresa establecen un tipo de relación de orden jurídica, bajo contrato. Es decir, la entidad financiera emite los ADR bajo el pedido de la empresa quien a su vez, patrocina esa emisión. 

En estos casos,  cada una de las entidades cumple una función determinada, mientras que la compañía de origen extranjero se encarga de los gastos de emisión, el banco se encarga de los aspectos más administrativos y operativos de la cuestión. 

  • ADR unsponsored (no patrocinados): en relación a lo anterior, estas ADR no son solicitadas ni patrocinadas por la empresa del exterior sino que en este caso, es el banco quien toma la decisión de emitir las acciones o no.  

Debido a esto es que pueden existir varias acciones ADR en los bancos, cosa que no ocurre en los ADR sponsored, en los que solo puede haber uno. 

El ADR no patrocinado solo se puede llevar a cabo en una transacción entre el inversionista y la otra parte. Quizás la única desventaja de estas ADR es que le quita al inversionista los derechos de voto.