Actualización de Balance: ¿Qué es y cómo se realiza?

Báscula de pesaje: ¿Qué es y para qué sirve?

Los balances son la herramienta contable para conocer el estado patrimonial de una empresa. A partir del asiento de los activos y pasivos, una compañía accede a los resultados de un determinado período.

Por lo general los balances son inalterables. Pero existen circunstancias que obligan a modificarlos. A esto se lo considera una actualización de balance. Un reajuste de aquello que se estableció previamente.

En la siguiente nota veremos qué es un ajuste de balance, qué motivos llevan a una empresa a realizarlo, cómo hacerlo y mucho más.

¿Qué es la actualización de balance? 

Existen diferentes eventos ajenos a las empresas que modifican los valores de sus activos y sus pasivos. Esto debe ser tenido en cuenta, ya que sus balances son el asiento fidedigno de su estado patrimonial. 

Primero debemos detenernos en el balance. Este elemento de la contabilidada es el utilizado para dejar asiento de los pasivos y activos que posee una empresa en un determinado momento.

La actualización de balance es utilizada justamente en estas ocasiones. Se trata de reformular los valores del patrimonio que fueron asentados en el balance previo. Esto se debe a que, por diversas razones, los valores de estos activos o pasivos se han visto modificados. 

Los motivos que pueden derivar en la actualización de balance de una empresa pueden ser diversos. Pero por lo general tienen que ver con la vida económica del país donde está ubicada la empresa. Cuándo los índices inflacionarios o los aumentos de precios son muy bruscos, entonces es necesario recurrir a la actualización para modificar y corregir los precios asentados previamente.

Por lo general los valores de los bienes que se reflejan en los balances no varían salvo por la depreciación de los mismos. Pero más allá de este detalle su costo se suele mantener desde su compra hasta el fin de su vida útil o su venta. 

Sin embargo puede darse la situación, como citamos previamente, en que por razones ajenas a la compañía estos valores comiencen a modificarse. En ese caso esto debe estar reflejado en el balance. 

La actualización de balance permite corregir esta situación. De manera que el mismo logre reflejar el valor de los bienes que la compañía posee más allá de su costo original. Es decir, que en el balance se pueda apreciar el valor real de estos activos.

¿Cuáles son los motivos para realizar una actualización de balance? 

La función que cumplen los balances dentro de la vida contable de las compañías es ser el reflejo de su patrimonio. De esta manera, al final de un período determinado, la empresa puede analizar su estado patrimonial a partir del resultado que arroje el balance realizado.

Por lo general los activos o los bienes volcados en el balance suelen mantener el valor que tuvieron al momento de ser adquiridos. Este, como ya fue dicho más arriba, no varía salvo por su posible depreciación.

Pero factores externos pueden hacer variar el valor de estos bienes. Y si no se lo refleja en el balance entonces el mismo estará mal hecho y el resultado del mismo no reflejará correctamente el estado patrimonial de la empresa.

Uno de los motivos por el que puede tener que realizarse una actualización de balance es la inflación. Supongamos que adquirimos un vehículo en cien mil pesos. Si en el país existiese una inflación del cincuenta por ciento, al cabo de un año ese mismo vehículo no valdría lo mismo, sino un cincuenta por ciento más. Es decir, ciento cincuenta mil pesos.

Pero ese no es la única razón por la cuál puede realizarse la actualización. Esto también suele suceder con los inmuebles. El mercado inmobiliario suele generar fluctuaciones en el valor de los inmuebles. Por ende, un inmueble adquirido en cincuenta mil dólares, puede pasar a valer setenta y cinco mil dólares por diversas razones. 

En ambos casos la modificación es menester debido a que el cambio en valor del activo es muy amplio. Lo que genera que el balance realizado con anterioridad no resulte fidedigno al patrimonio real de la empresa. 

A través de la actualización del balance el estado patrimonial de la empresa aumenta. Esto se genera porque los activos de la misma son mayores. De esta manera el patrimonio neto de la empresa también sube. 

Tener un balance correcto y fidedigno para con el estado patrimonial de la compañía genera una mejora dentro de la misma.

Por un lado su financiación interna crece. Lo cual puede permitir proyectar correctamente un presupuesto o futuras inversiones.

A su vez también mejora la financiación externa. De esta manera la compañía puede acceder a mejores condiciones para obtener créditos o préstamos debido a que las garantías que puede puede presentar están reforzadas.

¿Cómo se actualiza un balance?

La actualización de balance no puede realizarse solo con la potestad de la empresa. Para poder realizarse se necesita el aval del estado en el cual está emplazada la empresa en cuestión. 

El Estado es quien habilita que las empresas realicen una actualización de balance. Esto suele darse por los movimientos inflacionarios acaecidos durante un determinado período. De esta manera no solo la empresa conoce su verdadero estado patrimonial sino también el gobierno. Esto puede permitir la actualización en los cobros de impuestos o tributos.

Resumiendo es el estado quien dicta la actualización del balance. La compañía no tiene la capacidad de realizarlo por potestad propia. Para que esto suceda el gobierno debe publicar una norma que avale las actualizaciones de balances.

A partir de que el Estado permite la actualización el procedimiento que debe seguir la compañía es el mismo que se realiza en cualquier balance. Es decir, la actualización del balance no es más que volver a realizarlo con el objetivo de reflejar correctamente la situación patrimonial de la compañía.

¿Cuántas veces puede actualizar el balance una empresa?

La actualización del balance debe ser avalada por el Estado. Es decir, la empresa no puede realizarla cada vez que quiera. Debe existir un motivo externo para que esto pueda hacerse.

Por lo general la actualización de balance se realiza como máximo una vez por período. Esto se debe a que las compañías no pueden modificar su situación patrimonial todo el tiempo. Debe realizarse cada un determinado período de tiempo con el objetivo de que esto esté bien realizado.