Ajuste de períodos anteriores: ¿De qué se trata?

Báscula de pesaje: ¿Qué es y para qué sirve?

Si bien los contadores y las áreas de contabilidad intentan reducir los márgenes de error lo más que se pueda, a veces sucede que los períodos contables igualmente registran equivocaciones o errores que deben ser corregidos. 

Cuando los ejercicios contables ya fueron cerrados y registra un error de uno anterior, este debe ser solucionado. Para esto se utiliza el Ajuste de Períodos de Ejercicios Anteriores o ÁREA. Es la herramienta para rectificar cualquier equívoco registrado previamente.

En la siguiente nota veremos qué son los Ajustes de resultados de ejercicios anteriores, como se contabilizan, donde se exponen, qué se hace con los resultados negativos, cuando resulta obligatorio hacer una compensación y mucho más.

¿Qué son los ajustes de resultados de ejercicios anteriores? 

El ajustes de resultado de ejercicios anteriores, o ÁREA, es un mecanismo utilizado en contabilidad para rectificar un error registrado en períodos anteriores. Es decir, es la manera de corregir de manera legal aquel equívoco realizado en un período anterior al actual.

Si bien se considera que cuando un asiento contable es realizado y finalizado ya no puede volverse atrás, existen formas para rectificar posibles errores en esta clase de registros. Lo que no puede hacerse es corregir sobre el asiento realizado, en cambio se puede generar un ajuste en aquellos resultados.

Un ajuste de resultados de ejercicios anteriores solo se realiza en caso de equivocaciones de gran importancia, es decir, que tengan una real implicancia en las finanzas y en la contabilidad de la compañía.

Esto siempre teniendo en cuenta, para el caso al que nos referimos, que debe ser sobre los asientos contables de períodos anteriores. Es decir, no sobre el que se está realizando, sino sobre aquellos que ya fueron terminados.

El ajuste de períodos anteriores debe ser registrado de igual manera en los libros contables y en el período actual de la empresa. Aunque esta clase de registro solo se realiza en caso excepcionales.

En ocasiones estos ajustes deben ser realizados de forma obligatoria. En el correr de la nota se verá el caso donde esto debe hacerse.

¿Cómo se contabiliza el resultado de ejercicios anteriores? 

Los resultados de ejercicios anteriores deben ser contabilizados, ya que son nuevas cuentas y nuevos resultados que no pueden quedar sin registrar en los libros de la compañía. Caso contrario se estaría realizando una acción ilícita.

Los ajustes de períodos anteriores deben ser contabilizados en forma directa sobre la columna de “Utilidades Retenidas”. Esto no debe ser considerado de forma directa en el asiento del período que se está realizando al momento de hacer el ajuste. 

Al momento de realizar el respectivo cierre del asiento, en la parte de los resultados de los ejercicios, en otras palabras, donde figuran las ganancias o las pérdidas se lo asienta con la cuenta 5905. Esta es la correspondiente a pérdidas y ganancias. 

Luego, esto debe ser corrido a la cuenta que corresponde al patrimonio. Dependiendo si nos referimos a una ganancia o a una pérdida va a columnas diferentes. 

¿Dónde se expone el ajuste de resultados de ejercicios anteriores? 

El ajuste de resultados de ejercicios anteriores debe ser expuesto. Expuesto en términos contables, es decir, registrado. Sin importar cuándo fue detectada la equivocación, el ajuste debe ser realizado para poder rectificar el equívoco realizado con anterioridad.

Para empezar cabe aclarar que esta cuenta corresponde al patrimonio neto. Es decir al cálculo total del patrimonio de la empresa. Ese que se calcula en base a los activos y a los pasivos. O, en otras palabras, al debe y al haber.

Esto es utilizado con frecuencia debido a un error perpetrado con anterioridad, es decir, en otro ejercicio contable. Este error debe significar un cambio considerable en los resultados arrojados en el ejercicio en cuestión.

Esta clase de modificación en los resultados también puede darse por otros motivos. En primer lugar por una modificación en el criterio utilizado para valuar los diferentes elementos del ejercicio. También por la omisión de alguno de estos elementos o de alguna cuenta en particular que, como se estableció previamente, tenga una implicación considerable en los resultados.

¿Qué se hace con los resultados negativos de ejercicios anteriores? 

Es importante conocer qué es lo que debe hacerse en caso de que los resultados a corregir de los ejercicios anteriores sean negativos. Es decir, que afecten al debe y no al haber. Ya que, en estas ocasiones puede haber un cambio sustancial en los resultados obtenidos previamente.

El registro de estos resultados debe ser comunicado y corregido por el área contable de la empresa o por la persona encargada de realizar esta clase de ejercicios dentro de la compañía. 

Los resultados negativos de los ejercicios anteriores se entienden como aquel valor que se obtiene en dichos asientos. Estos se dan por los beneficios o pérdidas generados por estos y deben estar disponibles para quien dirija la compañía en términos económicos y financieros.

¿Cuándo es obligatorio compensar las pérdidas de ejercicios anteriores?

En ocasiones las correcciones o ajustes a los resultados de los ejercicios previos son realizadas para mantener claras las cuentas de la compañía. Aunque también hay casos donde estas rectificaciones son de carácter obligatorio.

Esto sucede porque aquellos resultados pueden afectar profundamente el futuro de la empresa. Si no se hace la corrección los balances de la empresa pueden caer en un potencial estado de quiebra o concurso de acreedores. 

Esto se da cuando los ajustes son realizados a modo de compensación sobre las pérdidas de los ejercicios anteriores. En este caso es de suma obligatoriedad realizar la correcta compensación en los registros.

Cuando los resultados negativos arrojan que el valor del patrimonio neto de la empresa resulta menor que el del capital de la compañía, el ajuste y la compensación deben ser realizados. Ya que las utilidades del ejercicio actual deberán ser destinadas a compensar aquellas pérdidas.

En otras palabras, cuando los resultados anteriores fueron negativos y estos superaron al capital base de la compañía, estos resultados deben ser compensados por las utilidades del período actual. Caso contrario el balance de la empresa indicará un virtual estado de quiebra.