Anteproyecto: ¿Qué es y cuál es su característica?

Fuente de financiamiento a largo plazo: ¿De qué se trata?

Los gobiernos tienen un mecanismo para ordenar y gobernar: las leyes. Para que una ley sea aprobada debe pasar por diferentes instancias dentro del recinto legislativo. Antes que nada debe ser discutido y tratado el proyecto de ley. 

Pero para que un proyecto de ley sea debatido por los legisladores, es necesario que cumpla un paso previo: el anteproyecto. Esta es la primera instancia, en la que se presenta la idea de la nueva normativa.

En la siguiente nota veremos qué es un anteproyecto, cuáles son sus características, qué elementos lo componen, qué tipos de anteproyecto existen, cómo se realiza un anteproyecto y mucho más.

¿Qué es un anteproyecto? 

Para que una ley sea reglamentada y previamente debatida, debe pasar por una serie de instancias. Desde la idea embrionaria, aquella que es presentada por un legislador o un ministerio, los diferentes debates que le van dando forma. 

A esa primera instancia en la que se presenta el proyecto en su estado primordial y elemental se la llama anteproyecto. Este es el primer paso que debe darse para que una nueva idea termine transformándose en ley.

El anteproyecto es un cúmulo de normativas delineadas y pensadas por un ministerio, secretaría o legislador, que se presentan ante el poder legislativo o ejecutivo para que sea tratada como una futura ley.

Este conjunto de medidas tiene como objetivo realizar una estrategia basándose en un proyecto concreto. En principio es debatido por un consejo de ministros. Si estos los aprueban entonces puede seguir todas las instancias que suelen seguir las leyes para ser tratadas, y en todo caso aprobadas.

De esta manera, el anteproyecto es el primer movimiento para dar inicio a la discusión sobre una problemática en particular. Su función básica es lograr convertirse en un proyecto de ley y luego en una nueva normativa.

Esta herramienta resulta fundamental en la democracia, ya que es el estado primario de una futura ley. Las leyes son, por excelencia, los mecanismos empleados por los distintos gobiernos para poder darle un marco jurídico a sus formas de gobierno.

Pero este no es el único uso que se aplica a los anteproyectos. Como su nombre lo indica es el paso previo a la presentación formal de un proyecto. Aquello que sucede antes, donde se piensa y diagrama el proyecto en sí. De esta manera el anteproyecto debe definir de forma clara y breve las claves de lo que será el proyecto en sí.

Los anteproyectos también son utilizados en otras áreas por fuera de los gobiernos y las legislaciones. Suelen ser una herramienta a la que se recurre con frecuencia en la investigación, en la arquitectura y en la ingeniería.

En estos últimos casos el anteproyecto es el paso previo, de manera respectiva, a una tesis, a los planos para una construcción o a la diagramación para algún proyecto vinculado a las diferentes ramas de la ingeniería.

¿Cuáles son las características de un anteproyecto? 

Los anteproyectos tienen características particulares que nos permiten tener un acercamiento a su concepción y forma de realizarse. Estas características son las siguientes: 

  • Su estructura está enfocada en múltiples direcciones. 
  • Su objetivo es lograr el desarrollo de alguna cuestión clave que tendrá el proyecto de ley. 
  • Al estar en constante discusión, tienen la particularidad de poseer una alta flexibilidad. Es decir, está en constante transformación.
  • El escrito del anteproyecto se caracteriza por ser conciso y claro.
  • Buscan clarificar las ideas y los proyectos para luego ser debatidos con otras partes.

¿Cuáles son los elementos de un anteproyecto? 

Un anteproyecto debe cumplir con ciertas pautas. Primero para ser presentado y luego para aumentar sus chances de ser aceptado y aprobado para después ser discutido realmente como una futura ley. 

Es decir, por un lado están los requisitos formales que debe cumplir y por el otro la claridad en su concepción para lograr que este avance. El objetivo final no es el anteproyecto en sí, sino lograr que este continúe avanzando para lograr ser una normativa.

Los elementos que no pueden faltar a un anteproyecto son los siguientes:

  • Nombre o denominación del anteproyecto.
  • Qué problemática se busca subsanar con esta potencial normativa.
  • Cuáles son los argumentos por los que se debería considerar al anteproyecto para ser debatido.
  • Función del anteproyecto.
  • Mecanismos para conseguir los objetivos que logren subsanar la problemática.
  • Capital requerido para poder cumplir con la función del anteproyecto.

¿Qué tipos de anteproyectos existen? 

Hasta ahora hemos visto los anteproyectos como los mecanismos que permiten desarrollar una posible nueva normativa o ley. Esto se debe a que se hace referencia a esta clase, cuando se habla de anteproyectos. Pero no es la única posibilidad.

Existen diferentes tipos de anteproyectos vinculados a áreas completamente diferentes entre sí. Debido a que los sectores difieren, también lo hace las formas en las que se realiza el anteproyecto. No es lo mismo un anteproyecto de ley, que uno para una tesis que para construir una casa.

Podemos afirmar que el anteproyecto es la idea embrionaria para realizar otra cosa. De esta manera se utilizan en diferentes áreas, no solo de la legislación o investigación. Pero veamos en concreto.

Existen tres sectores donde se realizan con más frecuencia diferentes clases de anteproyectos. Estos son:

  • Arquitectura o ingeniería.
  • Leyes o normativas.
  • Investigación académica. Principalmente tesis.

¿Cómo se hace un anteproyecto?

Como se dijo previamente los anteproyectos varían según su utilización. Es decir, según el sector donde se desenvuelve quien realiza el anteproyecto. Cada anteproyecto tiene sus objetivos y métodos.

De la misma manera en que los anteproyectos varían según el sector donde se utilizan, también cambia la metodología utilizada para realizarlos. La forma en que deben realizarse y presentarse los anteproyectos suele tener sus variaciones. 

Así todo podemos distinguir cierta metodología, jerarquía y orden en el trazado y la presentación de un anteproyecto cualquiera sea el sector donde se lo realice y utilice. Existen algunos elementos en común.

Deben tener ante todo un nombre. Luego una introducción seguida de una argumentación. En todos los casos se debe especificar el capital necesario para su realización. Así como la cronología y la metodología empleada para llevar adelante el posible proyecto.