Autos Híbridos en México: ¿Cuál es el más económico?

Ethernet: ¿Qué es y para qué sirve?

A medida que transcurren los años, la industria automotriz ahonda esfuerzos en post de reducir al máximo el impacto en el medio ambiente; ya sea reduciendo el consumo de combustible o la emisión de menos gases contaminantes. 

Y es en este marco en el cual surgieron los autos híbridos; siendo un punto intermedio entre los vehículos de combustión interna convencionales y los autos puramente eléctricos, con los cuales se pretende proyectar una mayor sostenibilidad para las sociedades futuras.

¿Qué es un auto híbrido? 

Al hablar de autos híbridos nos referimos a vehículos que utilizan, en su sistema de propulsión, una combinación de distintas fuentes de energía. Esta dualidad en la maquinaria que impulsa a los automóviles se caracteriza principalmente por incorporar un motor eléctrico al ya tradicional motor de combustión interna.

Así, estos dos sistemas trabajan juntos a pesar de mantener su autonomía, con el fin de lograr un mejor rendimiento vehicular mientras se reduce el consumo de combustible. Pero, a su vez, los  motores híbridos podrán variar la actividad de sus componentes, dando prioridad a la combustión de gasolina o a la propulsión eléctrica, según sea necesario en un momento particular; algo que es ejecutado de manera automática.

Por ello, esta tecnología automotriz incorpora un sistema de recuperación de energía, ya sea mediante frenado o aceleración, que permite recargar constantemente las baterías que alimentan el motor eléctrico. El sistema más utilizado es denominado “frenado regenerativo”, el cual se caracteriza por la conversión de energía cinética en energía eléctrica que es almacenada en las baterías.

Tipos de motores Híbridos

Teniendo en cuenta que la combinación de los motores de combustión y eléctricos, en los sistemas híbridos, puede darse de distintas maneras, es posible clasificarlos en 3 configuraciones generales:

  • Motores Híbridos en Serie: en estos sistemas, la propulsión principal es propia del motor eléctrico; generalmente ubicado en eje delantero, es el encargado de mover las ruedas del vehículo. Mientras que el motor de combustión se utiliza principalmente para la recarga de la batería que alimenta el funcionamiento eléctrico.
  • Motores Híbridos en Paralelo: esta configuración conlleva el accionar simultáneo de los motores de combustión y eléctricos, incidiendo en la propulsión del automóvil. Así, la transmisión es alimentada por ambos sistemas, utilizando mayormente el frenado regenerativo como medio para recarga de baterías.
  • Motores Híbridos Mixtos: en estos modelos, los motores se encuentran interconectados por un conjunto diferencial de engranajes que activa el funcionamiento de las ruedas del vehículo. Esto permite que la propulsión pueda darse puramente por combustión, por electricidad o por ambas en simultáneo, ya que cada uno conserva su autonomía dentro del sistema. A su vez, el generador de energía accionado por combustión permite recargar las baterías que alimentan el motor eléctrico para que este también intervenga en el sistema de transmisión.

Por otro lado, es posible diferenciar a los vehículos híbridos teniendo en cuenta el tipo de fuente con el cual pueden realizar la carga de su batería. Esta clasificación puede simplificarse en si se da de manera externa o interna, o lo que se conoce en el mercado como:

  • Vehículos Híbridos Enchufables: tal como su nombre lo indica, en estos casos, la recarga de batería puede darse por intermedio de una conexión externa a la red eléctrica, mediante un cableado especial; más allá de que su sistema mixtos permite también la recarga a través de la recuperación de energía interna del motor. 
  • Vehículos Híbridos No Enchufables: en estos automóviles, las baterías se recargan solamente mediante un sistema de recuperación, ya sea de frenado o desaceleración; generando todo el proceso de manera interna y autónoma.

¿Qué autos híbridos existen en México? 

El segmento de autos híbridos ya se encuentra consolidado en el mercado mexicano; y es por ello que no sorprende que el número de unidades posibles de adquirir aumente constantemente, sobrepasando actualmente los 46 modelos, contabilizando todas las marcas y gamas disponibles.

Sin lugar a dudas, Toyota es la compañía que más vehículos híbridos posee a la venta actualmente, destacando los modelos Prius, Sienna o la línea Hybrid de Corolla, Camry y RAV4 Hybrid. 

Pero además de ellos, también se destacan las opciones ofrecidas por Ford como el Escape o el Fusion Híbrido; el Honda Insight, el Hyundai Ioniq o el KIA Niro, entre otros. 

¿Cuál es la ventaja de tener un auto híbrido? 

Sin lugar a dudas, la principal ventaja que ofrecen los autos híbridos está referida a su alto grado de rendimiento en niveles muy bajos de consumo y contaminación; algo que los hace mucho más eficientes que los vehículos convencionales de propulsión por combustión interna.

Esto se debe a las tecnologías aplicadas para reducir principalmente el consumo de combustible, las cuales incorporar distintos tipos de herramientas de optimización para evitar el funcionamiento del motor convencional en aquellos momentos donde su eficiencia es casi nula: ya sea a la hora del encendido, en circulación a muy baja velocidad o durante la desaceleración y el frenado.

A pesar de lo descrito anteriormente, es posible destacar una serie de ventajas que distingue a los motores híbridos de los demás, tales como:

  • Recuperación de Energía: tal como se dijo anteriormente, este tipo de vehículos puede incorporar un sistema de frenos regenerativos, a través del cual se convierte la energía cinética producida por el movimiento, en energía eléctrica; pudiendo ser utilizada tanto para cargar las baterías como para alimentar el motor eléctrico. Cabe resaltar que este tipo de recuperación energética, no existe en los vehículos convencionales, por lo tanto, la misma se “pierde” sin poder ser aprovechada.
  • Menor Consumo de Combustible: al compartir los trabajos de propulsión entre dos sistemas, es posible utilizar un motor de combustión más pequeño, lo que reduce el consumo directamente y por consiguiente el gasto económico del mismo.
  • Menor Emisión de Gases Contaminantes: el principal derivado de poseer una fuente de combustión interna más pequeña que los autos convencionales, es sin duda tener menos desechos; y por lo tanto, generar niveles de contaminación más bajos.
  • Alta Eficiencia de Automoción: la utilización de un sistema eléctrico autónomo dedicado a la propulsión del vehículo, asegura que toda la maquinaría pueda desenvolverse al máximo de su disponibilidad, evitando pérdidas excesivas que puedan dañar el motor.
  • Beneficios Arancelarios: a modo de incentivo para incorporar más vehículos que favorezcan la sostenibilidad ambiental, los gobiernos otorgan distintos incentivos económicos en la reducción de pagos entre otras cosas de verificación, tenencia o el impuestos sobre automóviles nuevos. Siendo un factor de mucho atractivo a la hora de evaluar gastos a futuro.

¿Cuál es la desventaja de tener un auto híbrido? 

En referencia a las particularidades que poseen los vehículos híbridos, es importante resaltar algunos aspectos no tan favorables. Estos podrían determinar algunas desventajas, entre las cuales destacamos:

  • Precio de Unidad: al poseer dos motores, el costo de adquisición se encuentra por encima de aquellos autos convencionales. Esto es un punto que suele compensarse al analizar gastos de consumo o mantenimiento; pero actualmente suele ser un factor clave a la hora tomar decisiones,
  • Potencia y Autonomía en Ruta: teniendo en cuenta que su tecnología de sostenibilidad apunta principalmente mejorar el andar diario a bajas velocidades, muchos de estos vehículos pierden potencia de propulsión; aunque siempre dependerá del modelo y motor en cuestión.
  • Costo de Reparación Eléctrica: si bien el mantenimiento de este tipo de vehículos es más reducido debido a su alta eficacia de automoción, cuando se sufren averías en los sistemas eléctricos el gasto suele ser elevado debido a que se necesita asistencia técnica especializada, lo cual es algo que escasea.
  • Baterías: si bien estos elementos de almacenamiento de energía suelen variar su tamaño en relación a la utilidad que tengan en cada modelo, todavía no se los considera lo suficientemente eficientes en su relación potencia-durabilidad durante una sola carga. Además, cabe recordar que estas baterías no son reciclables, lo que imposibilita su reutilización. 

¿Cuáles son los autos híbridos más baratos?

Actualmente, como hemos visto en otros apartados, en México es posible acceder a distintos vehículos que cuenten con motores híbridos. Y si bien, al hablar de sus costos los precios no son del todo alentadores en el mercado nacional más allá de los beneficios arancelarios que se les otorga a quienes tengan vehículos de este segmento.

Teniendo en consideración lo anterior, estos son algunos de los modelos más económicos que se pueden adquirir en la actualidad:

  • Toyota Prius: posee un motor de combustión 1.8 L en conjunto con un sistema eléctrico de 121 hp, otorgando un rendimiento que va entre los 22 y los 32 km/l. Su costo en el mercado inicia en $438.100.
  • Toyota Corolla Hybrid: este modelo posee la misma combinación de motores que el Prius, pero al poseer distintas características estéticas y de confort, su rendimiento no sobrepasa los 23 km/l. Su precio ronda los $463.700.
  • Hyundai Ioniq: equipado con un motor 1.6 L de combustible y un equipo eléctrico de 141 hp, mantiene un rendimiento cercano a los 22 km/l y está cotizado en $575.200.
  • KIA Niro: este modelo es considerado el más asequible del segmento SUVs, debido a su cotización de $603.900. Está equipado con un motor de 1.6 L y un sistema eléctrico de 146 hp.