Bono convertible: ¿Qué es y cómo se calcula?

Mantenimiento Productivo Total (TPM): ¿Qué es y en qué consiste?

Los bonos son uno de los instrumentos utilizados por el gobierno de México con el objetivo de recaudar dinero. 

La dinámica se lleva a cabo cuando los inversionistas acuden a la compra de un bono; cuando lo hace, en realidad está prestando el dinero al emisor del mismo y al momento de devolución, el gobierno no solo regresa el dinero sino también los intereses. 

¿Qué son los bonos convertibles?

Como bien lo dice su concepto, los bonos convertibles son aquellos bonos plausibles de convertirse en acciones; esto quiere decir que aquel que posea estos bonos puede cambiarlos por acciones en un momento determinado. 

Cuando este tipo de operación se lleva a cabo, aquel que posea el bono pasa a formar parte de la empresa que lo emitió, en carácter de accionista; a su vez, al formar parte de la misma se adquieren los mismos derechos y obligaciones que cualquier accionista. 

La principal característica de los bonos convertibles es que ofrecen una mayor flexibilidad a los accionistas ya que el solo hecho de adquirirlos les da el beneficio de convertirlos en acciones. 

¿Cómo funcionan los bonos convertibles en acciones?

Cuando un inversor adquiere e invierte en bonos convertibles debe tener en cuenta si la conversión depende del deudor o de la compañía que los emite, es decir si la misma es opcional u obligatoria. 

Esto sucede de esta manera porque se relaciona directamente con la rentabilidad del cambio, es decir, si la empresa emisora es atraída por el cambio de bonos a capitales.

Lo más conveniente para los inversores es el cambio de los bonos convertibles opcionales.

Cuando la conversión de un bono se hace efectiva, el número de las acciones de una empresa aumenta considerablemente por lo que a su vez se produce una disminución de su precio.  

¿Quién emite bonos convertibles?

El gobierno de México, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, es el encargado de emitir los bonos.

¿Qué ventaja tiene para una empresa emitir bonos convertibles?

Aquellos que poseen bonos convertibles solo reciben un monto preestablecido y fijo hasta que estos son convertidos, por lo que resulta beneficioso para la empresa debido a que los ingresos están dispuestos para los accionistas regulares.  

No tiene relevancia cuán rentable resulte la empresa, los poseedores de bonos convertibles reciben solo ingresos fijos y con su respectivo límite hasta que se convierten. Esta es una ventaja para la empresa dado que una gran parte de los ingresos operativos se encuentra disponible para los accionistas comunes. 

Es así que los bonos poseen ciertas ventajas sobre lo que ofrecen las acciones regulares que adquiere una empresa para obtener capital nuevo. 

¿Cómo difiere un bono convertible de una acción preferente convertible?

En lo que refiere a las diferencias entre los bonos convertibles y las acciones preferentes, es que los primeros tienen fecha de vencimiento en relación a esta última; esto incide directamente en los valores de cada opción y qué riesgos suponen en cuanto a inversión. 

Debido a que la acción tiene fecha de vencimiento se considera un elemento financiero de carácter volátil cuyas características se aproximan más a las de las acciones normales que a las de renta fija. 

Caso contrario ocurre con los bonos debido a que es más probable que su valor se mantenga fijo por lo que nos asegura que se nos devolverá todo el dinero invertido más sus intereses. 

En cuanto a las acciones preferentes, estas no necesariamente conciben la devolución del capital aunque sí participan en el surgimiento de beneficios.