Bonos: ¿Qué son y para qué sirven?

Seguro de vida dotal: ¿Qué es y para qué sirve?

Los bonos son un instrumento de deuda otorgado por el gobierno mexicano si quieres saber más sobre ellos, cómo invertir y sus beneficios y riesgos, no dejes de leer este artículo. 

¿Qué son los bonos?

Los bonos son uno de los instrumentos utilizados por el gobierno de México con el objetivo de recaudar dinero

La dinámica se lleva a cabo cuando los inversionistas acceden a la compra de un bono; cuando lo hace, en realidad está prestando el dinero al emisor del mismo y al momento de devolución, el gobierno no solo regresa el dinero sino también los intereses. 

Las características de los bonos residen en que los hay de diferentes valores y de diferentes periodos de duración; por lo que los inversionistas pueden elegir aquel que mejor se adapte a sus requerimientos. 

¿Quién emite los bonos?

El gobierno de México, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, es el encargado de emitir los bonos.

¿Cuáles son los tipos de bonos?

El gobierno mexicano emite diferentes tipos de bonos con diversas características, entre ellos están: 

Cetes (Certificados de la Tesorería de la Federación) este tipo de bono es de los más antiguos en el ámbito financiero mexicano y estableció las bases para la introducción de los instrumentos de deuda que vinieron después. 

  • se emitieron por primera vez en 1978
  • pertenecen a los bonos cupón cero
  • circulan en el comercio con un precio por debajo de su valor nominal 
  • no conllevan intereses
  • liquidan su totalidad llegada la fecha de vencimiento
  • tienen validez por un año
  • son fungibles entre sí, es decir, que sirven como instrumento de pago. 

Bondes (Bonos de Desarrollo del Gobierno Federal)  son bonos que pagan intereses y que revisan su tasa de interés teniendo en cuenta las variaciones de las mismas a través de la historia.

  • se emitieron por primera vez en octubre de 1987. A partir de agosto de 
  • en 2006 surgen los bondes D que pagan intereses en pesos cada mes 
  • su tasa de interés es determinada por las diversas entidades económicas y a qué valores operan día a día. 
  • son fungibles entre sí 

Bonos (Bonos de Desarrollo del Gobierno Federal)

  • tienen tasa de interés fija 
  • tienen plazos variados de 3, 5, 10, 20 y 30 años 
  • pagan intereses cada seis años
  • su tasa de interés es determinada una vez emitido y no presenta cambios desde su emisión, es decir, se mantiene fija durante el periodo de tiempo que dure. 
  • no son fungibles entre sí. 
  • estos bonos pueden segregarse, es decir, pueden dividir los pagos de intereses del bono principal, y es allí donde se generan bonos segregados. 

Udibonos (Bonos de Desarrollo del Gobierno Federal denominados en Unidades de Inversión) son instrumentos a tasa fija que emite el gobierno mexicano, el cual, además de ofrecer un rendimiento, protege a tu dinero de la inflación. 

Son bonos de deuda emitidos en UDIs por lo cual su valor incrementa a la par de la inflación y la tasa de rendimiento es una tasa real.

Son ideales para inversiones a largo plazo, ya que tienen vigencias de 3, 10 y 30 años, pagando rendimientos cada 6 meses y pudiendo invertir en ellos con $100 desde cetesdirecto. 

  • también pueden segregarse 

BPA: a través del Banco de México como principal agente financiero, el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario, emite bonos en plazos de 3, 5 y 7 años con un pago de intereses en plazos iguales a los cetes y cumplen con un periodo de tiempo de 3, 5 y 7 años. 

¿Qué es un bono en contabilidad?

El concepto de bono en la contabilidad equivale a un documento de deuda o de un pago que se hará a futuro y que son emitidos por una entidad financiera en el que consta esta obligación de pago. 

Las condiciones en las que debe ser saldado el bono, se establecen al momento de la emisión además de los intereses que estos conllevan y su duración. 

En pocas palabras, es un papel en el que el prestatario se hace acreedor a una deuda y lo constata mediante éste método.

Para evitar pérdidas por causa de los bonos es mejor si se invierte en aquellos que son de alta calidad así estos no se ven afectados por las variaciones del mercado. 

¿Cómo funcionan los bonos?

En resumen, los bonos son documentos de deuda emitidos por el gobierno de un país con el objetivo de financiarse.

En su emisión, la entidad emisora asume el compromiso de devolver el dinero que ha tomado prestado en un periodo determinado de tiempo con los intereses correspondientes (estos pueden pagarse con regularidad a través de un cupón o por descuento del capital principal)  y previamente acordado. 

Esta es la principal herramienta que permite a las instituciones financieras obtener una gran cantidad de dinero sin la necesidad de recurrir a un crédito o a un prestamista único por lo que el importe requerido es dividido en bonos que luego son adquiridos por los inversores.  

¿Cuándo un bono es rentable?

La rentabilidad del bono se mide a partir de un interés denominado Tasa Interna de Rentabilidad que resulta de la diferencia entre el valor del bono y el precio de su compra, cuyo resultado se expresa en forma de porcentaje. 

¿Cuáles son los riesgos de invertir en bonos? 

  • Existe un riesgo de pérdida debido a la inflación

Esto significa que tu inversión puede disminuir en relación al valor real. Por ejemplo, tienes un bono por el cual el gobierno mexicano te paga una tasa de interés anual del 3.5%; si esta aumenta al 4% quiere decir que el valor por el cual has invertido en tu bono, ha disminuido. 

  • Oscilaciones en la tasa de interés

En este caso, solo corres riesgo con la tasa de interés si, por ejemplo, has invertido en un bono por 30 años y lo vendes antes de cumplir con el vencimiento, es muy probable que no se te devuelva el total del capital que invertiste. Sin embargo, si mantienes tu bono hasta la fecha de su vencimiento, entonces el riesgo de que la tasa de interés te perjudique, no existe. 

  • Costo de oportunidad

Estos instrumentos de deuda brindan al inversor cierta seguridad sobre su dinero, por lo que no es necesario utilizar estrategias para atraer inversiones. 

Pero al igual que cualquier oportunidad de inversión, se asumen ciertos riesgos entre una u otra opción, esto es lo que se denomina costo de oportunidad; esta radica en la diferencia entre lo que obtienes de una inversión y lo que podrías haber obtenido de haber invertido en otro activo.