Caja de ahorro: ¿Qué es y para qué sirve?

Inversiones Inmobiliarias: ¿Qué son y para qué sirven?

Una caja de ahorro es una cuenta que abre en una entidad bancaria una persona y en la cual deposita su dinero, el cual el banco se encarga de guardarlo y le paga intereses dependiendo de la suma de dinero que se deposite. 

Este tipo de cuentas tienen diferentes formas de uso mediante productos y servicios con los que se puede dar utilidad al dinero depositado. Estos mencionados son las tarjetas de débito, tarjetas de crédito y banca electrónica. Así mismo, se puede entregar el número de cuenta de la caja de ahorro a otras personas para realizar depósitos o transferencias a la misma. 

 Aunque el dinero se encuentre en la caja de ahorro, el propietario de la cuenta podrá hacer uso de su dinero en el momento que lo desee. Este tipo de ahorro suele ser el más utilizado por los trabajadores a la hora de resguardar su dinero. 

Al momento de comenzar a buscar la entidad que mejor nos convenga para abrir nuestra caja de ahorro es importante conocer cuáles son los requisitos que el banco posee para poder hacer la apertura de la misma, los interés que genera y demás puntos que deban conocerse antes de aceptar la apertura de la cuenta. 

A continuación se detallan algunas preguntas frecuentes a la hora de tomar la decisión de abrir una caja de ahorro en una entidad bancaria. 

¿Qué es una caja de ahorro?

La caja de ahorro tiene un concepto diferente dependiendo del país. En la mayoría, la caja de ahorro se refiere a un tipo de cuenta bancaria. Es un fondo integrado por aportes realizados por la persona titular de la cuenta. 

Una Caja de Ahorro es una cuenta que se crea para que una persona o entidad pueda depositar su dinero, en la cual el banco cuida y guarda el pago de intereses de la suma depositada. El dinero depositado estará siempre a disposición del titular para uso o extracción del mismo. 

La Caja de Ahorro puede contar con diferentes productos y servicios que se vinculen a ella, así con las tarjetas de débito, tarjetas de crédito y banca electrónica. Así mismo, se puede entregar el número de cuenta de la caja de ahorro a otras personas para realizar depósitos o transferencias a la misma. 

Al contrario de una cuenta corriente, mediante caja de ahorro no está permitido tener cheques ni hacer uso de dinero que no sea el que se encuentre disponible en la cuenta. 

También existe el término caja de ahorros, con el último término en plural, este se refiere a una entidad crediticia, que está orientada al financiamiento de las pequeñas empresas y a los grupos familiares. A diferencia de la caja de ahorro de un banco, estas cajas de ahorros cuentan con una finalidad social y poseen una carencia de afán de lucro.

¿Qué beneficios ofrece una caja de ahorro?

Una caja de ahorro tiene variedad de beneficios, uno de los principales es la virtud de poder llegar a tener un mayor rendimiento económico que al hacer un ahorro por sí mismo, ya que este tipo de cuentas adquiere intereses a mayor ingreso que se ingrese en la caja de ahorro, pero sin crear impuestos.

Otro de los beneficios de una caja ahorro son los plazos que se otorgan para préstamos personales. Muchas caja de ahorro cuentan con un plan que asegura y protege la cuenta, en caso de surgir un inconveniente como puede ser el hurto o extravío de la tarjeta asociada a dicha cuenta.

Las cajas de ahorro no son obligatorias, el trabajador titular de la cuenta puede tomar la decisión cuánto se le retiene de su sueldo mensualmente y es el empleador el que debe realizar este descuento. Estas cajas de ahorro pueden tener vencimientos de manera diaria, mensual, trimestral o anual. 

¿Cómo se calcula el rendimiento de una caja de ahorro?

Para poder calcular el rendimiento de una caja de ahorro se debe tener en cuenta varios factores.  Las principales formas de rendición son las detalladas a continuación: 

Fórmula de rentabilidad simple: Para realizar este cálculo se debe tener en cuenta el valor final y el valor inicial de la inversión y los dividendos. Hay que tener en cuenta que en la inversión de bonos, los dividendos se modifican por los intereses. 

La fórmula para poder realizarlo es: Rentabilidad simple es igual a Valor final de Inversión – Valor inicial de la inversión más Dividendos por 100 – Valor inicial de la inversión. 

Otra de las fórmulas para calcular el rendimiento que puede servir es:

Fórmula de rentabilidad anual: En esta fórmula se aplica la misma que se utiliza para la fórmula de rentabilidad simple, solo que con el valor inicial de inversión del primer año y el valor final del segundo año

Cuando ya se logra calcular el rendimiento, se procede a realizar la aplicación de la fórmula de rentabilidad real, aplicada a cada año para incluir el efecto de la inflación y que el cálculo obtenido sea más preciso.

Si se quiere obtener la rentabilidad real lo que primero se deberá hacer es calcular la rentabilidad nominal y conocer la inflación. Esta fórmula de rentabilidad real es: 1+ Rentabilidad nominal = 1 + Rentabilidad real x 1 + Inflación.

Es importante contar con un asesoramiento de un especialista en el tema para obtener un resultado más preciso y lograr calcular correctamente el rendimiento de la caja de ahorro. 

¿Cómo se cobran los intereses de un depósito bancario?

Los intereses tienen como objetivo establecer una medida que muestre el valor del dinero. Se define qué tan rentable es el para un banco el préstamo o para una persona el guardar su dinero en una cuenta como la caja de ahorro. 

El interés es el costo de pedir dinero prestado o la recompensa que da el banco por ahorrarlo. Es un porcentaje del monto que se dio en forma de préstamo en un financiamiento bancario o por una persona que lo resguarda en una caja de ahorro.

Los bancos utilizan el cobro de una tasa de interés para lograr buscar un beneficio o rendimiento, como así también lo hacen los individuos colocando su dinero en una caja de ahorro.