Concurso de acreedores: ¿Qué significa?

Greenwashing: ¿Qué es y para qué sirve?

Cuando una empresa o persona física se encuentra imposibilitada de hacer frente a sus obligaciones económicas, es decir, abonar sus deudas, ingresa en un período denominado: concurso de acreedores. 

Como su nombre lo indica, este proceso es la organización de quienes son acreedores, es decir que deben cobrar dinero adeudado por esa empresa. Este proceso tiende a priorizar el cobro por parte de los trabajadores de esas empresas.

En la siguiente nota veremos qué es un concurso de acreedores, qué se hace durante este período, cuánto tiempo puede demorar en resolver, qué sucede después de esto, quién le abona a los empleados y mucho más.

¿Qué significa que una empresa está en concurso de acreedores? 

Las empresas suelen manejar sus erogaciones con deudas. Es decir, muchas de las compras que realiza lo hacen a través de pagos a futuro o a plazos. De esta manera pueden organizar sus finanzas a través de los ingresos y egresos de dinero.

El problema surge cuando, por errores en las inversiones o administraciones fraudulentas, las empresas no pueden hacer frente a sus obligaciones económicas. Es decir, no pagan lo que deben.

Cuando sucede que no pueden pagar lo que deben durante una cantidad considerable de tiempo o se acumulan los acreedores, las empresas ingresan en un proceso llamado concurso de acreedores.

El concurso de acreedores de una empresa puede llegar por dos vías: voluntaria o pedida por un tercero. En el primer caso la empresa debe demostrar que se encuentra en quiebra y no puede pagar. En el segundo caso el acreedor debe presentar la documentación que legitime que la empresa no está haciendo frente a sus obligaciones.

El concurso de acreedores es un proceso donde se organizan las deudas de la empresa con el objetivo de que la mayoría de los acreedores puedan cobrar lo más que se pueda de las deudas que la empresa tiene con ellos.

Esto aplica tanto para los trabajadores de la empresa como para otras compañías que sean acreedores de la misma. Por lo general el concurso de acreedores tiende a beneficiar a los trabajadores de la empresa buscando que sean ellos los que puedan cobrar todo lo adeudado.

Por otro lado también se busca a los responsables de la situación económica de la empresa. De manera que quienes hayan intervenido y facilitado el concurso de acreedores queden al final del orden de prioridades de los cobros.

¿Qué se hace en el concurso de acreedores? 

El concurso de acreedores es un período que puede durar un tiempo indeterminado. Todo depende de la cantidad de acreedores y de las cuentas de la empresa que ingresa en el concurso de acreedores.

Así todo existe un proceso fácilmente identificable donde se van sucediendo diferentes etapas. Lo primero, claro, es la declaración del concurso de acreedores. Esto debe ser aceptado y dictaminado por un organismo legal. Y a partir de este se dictan una serie de medidas cautelares para con la empresa en cuestión.

Luego se nombran a las personas que serán las encargadas de administrar el concurso. Estas serán quienes realicen los pagos, es decir, quienes rindan las cuentas. Se los llama administradores concursales.

El siguiente paso consiste en determinar el patrimonio activo de la compañía. Es decir, en conocer cuales son los bienes que posee la compañía. A su vez también ingresan los activos por cobrar de la misma.

La etapa siguiente consiste en determinar los pasivos de la empresa. Es decir, en confirmar y organizar las deudas contraídas. Este paso es fundamental ya que aquí es donde se determinan los cobros de los acreedores. 

A partir de esto se realiza la liquidación de los bienes de la empresa. Es decir, los activos se hacen líquidos para poder afrontar las deudas. De esta manera se consigue el capital para abonar a quienes la empresa le debe dinero.

Cumplido este paso se realiza el orden de los pagos. Es decir como va a distribuirse el capital disponible para saldar la mayor cantidad de deudas posibles. A esto se le llama convenio, es donde se acuerdan los pagos con los acreedores.

Por último se realiza una calificación del concurso de acreedores. Es decir, se hace un informe con los resultados del proceso del concurso.

¿Cuánto tiempo se tarda en resolver un concurso de acreedores? 

La duración del concurso de acreedores depende en gran medida de que no existan inconvenientes ni trabas durante el proceso. Es decir que la empresa actúe de buena fe y que todas las deudas sean fácilmente comprobables.

Suponiendo que el proceso se lleve a cabo sin ningún problema, la ley mexicana establece los plazos en los que debe ser realizado. La primera parte consiste en verificar los causales del concurso y el segundo el ordenamiento y posterior acuerdo con los acreedores.

Según lo establecido por la ley la primera parte del proceso debe llevarse a cabo en un plazo de entre 15 y 30 días. Durante esta parte se comprueban las justificaciones del pedido de concurso de acreedores.

La verificación de las deudas por parte de los acreedores, el ordenamiento de los mismos, la liquidación de bienes y el acuerdo con estos se realiza en una segunda etapa que puede durar entre 185 y 365 días. 

Es decir que por lo general el concurso de acreedores tarda aproximadamente un año en resolverse.

¿Qué pasa después de un concurso de acreedores? 

Luego de finalizado el concurso de acreedores, es decir, de realizados los acuerdos y los pagos a estos, se ingresa en un nuevo período. Este puede tener dos caminos: que la empresa vuelva a funcionar o la quiebra.

En el primero de los casos, luego de ordenados los pasivos y saldadas las deudas, la empresa puede optar, si esta tiene viabilidad económica, por volver a operar como antes lo hacía.

En el caso de que la compañía no tuviera viabilidad económica, entonces se procedería a la quiebra. En otras palabras, a la liquidación de la empresa. 

¿Quién paga a los trabajadores en un concurso de acreedores?

Dentro del concurso de acreedores, quienes tienen prioridad en los cobros son los trabajadores de la empresa. Ellos están por encima de cualquier otro agente que intervenga en la lista de acreedores.

El encargado de realizar el pago a los trabajadores dentro del concurso de acreedores son los administradores concursales, es decir los que llevan adelante todo el proceso del concurso de acreedores.