Consultoría empresarial: ¿Qué es y cómo funciona?

Servidor Proxy: ¿Qué es y cómo funciona?

En este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber acerca de la consultoría empresarial. Qué es una consultoría empresarial, quiénes la solicitan, cuál es su importancia, dónde acudir, cuáles son las consultorías empresariales más prestigiosas y mucho más.  

¿Qué hace una empresa de consultoría empresarial? 

Una empresa de consultoría empresarial lo que hace es asesorar técnica, financiera y organizacionalmente a aquellos comercios, tiendas y empresas en todo lo referido a los ámbitos de la compañía.

Estas empresas de consultoría empresarial permiten mejorar la eficiencia, la gestión, la organización y la competitividad de aquellas compañías que requieran asesoramiento, a través de la implementación y el adecuamiento de las prácticas empresariales y sus sistemas particulares de trabajo. 

Sabemos que las organizaciones empresariales y el mundo del comercio suelen ser inestables, volátiles y cambiantes, dado que están atravesados por diferentes particularidades que necesitan de una mirada técnica, objetiva y exterior, ajena al contexto cotidiano intra empresarial. 

En estas ocasiones, las consultorías empresariales realizan un diagnóstico de la situación, lo plantean ante quien lo solicite y luego, si las partes están de acuerdo, se ponen en práctica las modificaciones necesarias.

Las consultorías empresariales, entonces, ofrecen la posibilidad de analizar la totalidad de la organización, buscar antecedentes, prever la situación posterior y ejecutar las medidas necesarias para que la empresa, tienda o comercio supere las deficiencias y los déficits señalados por los expertos consultados.

¿Cuál es el objetivo de una consultoría empresarial?

El objetivo de una consultoría empresarial es establecer las virtudes y los defectos de la empresa, tienda o comercio que realiza la consulta, analizar sus potencialidades teniendo en cuenta el mercado en su conjunto, recabar antecedentes para evitar dificultades a futuro, proponer las mejoras tendientes a mejorar las deficiencias, llegar a un acuerdo y ejecutar el plan de acción establecido para alcanzar la optimización de la tienda, empresa o comercio.  

¿Cómo ayuda una consultoría a las empresas?

Una consultoría empresarial ayuda a las empresas aportando una mirada externa, imparcial, profesional y no afectada por la visión interna propia de la empresa. 

De este modo, con la mirada profesional de un tercero, las empresas, tiendas o comercios que solicitan una consultoría empresarial pueden contar con el análisis certero de un profesional altamente capacitado para diagnosticar lo positivo y lo negativo de la empresa, sumando a eso un análisis contextual que toma en cuenta la potencialidad de la empresa en el mundo comercial en la que esta está incrustada y se desarrolla. 

¿Cuál es la importancia de las consultorías? 

La importancia de las consultorías empresariales es mayúscula. Tanto en el momento de lanzar una empresa, como en el devenir cotidiano, o ante algún momento complejo y dificultoso, o bien ante la posibilidad de una expansión comercial, consultar a un agente externo capacitado e imparcial es vital para que la empresa siga los pasos correctos. 

¿Cómo se realiza una consultoría empresarial? 

Para realizar una consultoría empresarial lo que se necesita es contar con toda la información necesaria de la empresa para que la consultora cuente con todos los elementos necesarios en el momento previo a comenzar con el diagnóstico de las fortalezas y las debilidades del cliente. 

Por ejemplo, si uno tiene una dificultad en el aspecto comercial, en lo referido a las ventas, es necesario que la empresa le facilite todos los números de ventas de los últimos años, los responsables de esas ventas, el historial de la empresa, la comparación con otros competidores en el mercado.

Otro ejemplo, si existe un problema contable, lo que se necesita es contratar una empresa que realice una auditoría, para lo cual es necesario brindar toda la documentación necesaria, ya sean balances, estados de la finanzas bancarias, contratos en vigencia y toda la documentación legal que demuestre todas las entradas y salidas de flujo durante un determinado período. 

Otro aspecto de una consultoría empresarial es el testimonio de los involucrados del comercio. Hablar en primera persona, cara a cara, con los actores principales y secundarios de la empresa, es decir, gerentes y operarios, supervisores, contadores, ayudantes y dueños. 

Estas conversaciones son importantes para establecer el clima laboral cotidiano que se vive en la empresa, porque numerosas veces lo que suele suceder es que las relaciones interpersonales dentro de la empresa tienden a afectar el desempeño de los trabajadores. 

De lo anteriormente mencionado, se llega a la conclusión de que la empresa que contrata los servicios de la consultoría empresarial tiene que brindar todo lo necesario y más para que la auditoría sea lo más completa y eficiente posible. 

¿Cuál es el alcance de las consultorías empresariales?

El alcance de las consultorías está definido por ambas partes. Las empresas, tiendas o comercios que contratan el servicio pueden señalar y establecer dicho alcance, por un aspecto o ámbito en particular, o sino bien marcarle a la consultora encargada de auditar que realice un estudio pormenorizado de todos los aspectos involucrados en la empresa, tienda o comercio. 

Otra variante, quizás incómoda en un comienzo, es que la empresa que contrata los servicios pretenda o requiera el estudio detallado de un solo aspecto, pero que en el devenir de la consultoría empresarial se encuentren otras dificultades que desde dentro de la tienda, empresa o comercio no se alcanzan a ver.

 Esta es una situación típica, y lógica de las consultorías, es decir, que una vez comenzado el proceso comiencen a percibirse debilidades o flaquezas de la empresa que los propios actores encargados de llevarla a cabo no lo alcanzan a ver.  

¿Cómo se clasifican las consultorías empresariales según su alcance?

Las consultorías empresariales se califican según su alcance y su capacidad de análisis. Hay consultorías empresariales que tienen la capacidad de analizar una empresa grande en su totalidad, por ejemplo multinacionales.

 Luego, hay consultorías empresariales dedicadas a analizar un aspecto particular de las empresas, por ejemplo el aspecto financiero o el legal. Y luego hay consultorías empresariales destinadas a tiendas o comercios pequeños, que necesitan otro tipo de análisis y no tienen la capacidad para contratar consultorías empresariales de alto calibre.