Contabilidad forense: ¿Qué es y cómo funciona?

Indicadores de Compromiso (IOC): ¿Qué es y para qué sirve?

A menudo se habla sobre delitos de corrupción en los gobiernos o estafas dentro de las empresas. Los delitos contables son cada vez más frecuentes y con el uso de herramientas virtuales cada vez más sofisticadas. Para poder prevenir esta clase de actividades ilegales existe una rama de la contabilidad.

La contabilidad forense es una herramienta que se estudia dentro de la contabilidad para combatir o prevenir diferentes delitos económicos o contables. Es utilizada en empresas, organismos públicos o para finanzas personales. E incluso sirve para prevenir delitos que no se sabía que se estaban cometiendo.

En la siguiente nota veremos qué es la contabilidad forense, cómo funciona, cuáles son sus objetivos, dónde estudiar contabilidad forense y cuánto puede ganar un perito que se dedica a esto.

¿Qué es la contabilidad forense? 

La Contabilidad Forense es la especialización dentro de la contabilidad que se encarga de investigar posibles delitos económicos. A través de una profunda evaluación de datos económicos provenientes de una compañía u organismo público, se busca encontrar alguna irregularidad o conducta delictiva.

Es a través de la contabilidad forense que se puede detectar o incluso prevenir actividades cuyo origen es espúreo, dudoso, fraudulento o directamente ilegal. Puede ser utilizado por instituciones públicas para verificar que no existan casos de corrupción, aunque también se da en empresas cuando algún empleado se encuentra bajo sospecha.

Por lo general la contabilidad forense está centrada en localizar los posibles focos de ilegalidad para, luego, proceder a resolverlos a través de un juicio o litigio. De esta manera, la contabilidad de esta clase, busca eludir posibles multas u otras sanciones para la institución o compañía.

La contabilidad forense es parte de una disciplina más grande, también vinculada a la contabilidad y la economía, esta es la auditoría forense. Por eso suele suceder que en las empresas u organismos públicos, cuando se trata de corroborar que no existan delitos, se hable de auditorías.

¿Cómo funciona la contabilidad forense? 

La contabilidad forense funciona a partir de la información que provee la propia empresa o institución. Que sea la compañía u organismo el que lo provea no significa que exista una colaboración, sino que en muchos casos se da a través de la información que generan para declarar pagos, ventas u otro tipo de transacciones.

La función es, entre otras, combatir la corrupción pública o privada. Esto se realiza a través de los veredictos de un experto en la materia. Este llega a sus conclusiones a partir de diferentes aspectos técnicos encontrados dentro de la información obtenida. A través de conocimientos técnicos en contabilidad y legales, se puede llegar a la conclusión de si hubo o no delito.

En algunos casos las empresas utilizan la contabilidad forense para investigar sobre grandes pérdidas financieras. De esta manera se busca establecer si la pérdida estuvo relacionada a una impericia intencional o no. Así determinar si pudo existir un delito por parte de un empleado. 

El correcto desempeño de la tarea del auditor forense, el encargado de realizar estas auditorías, se da a través del conocimiento de las ciencias contables, el ámbito legal de la empresa o institución, y la adecuada elaboración de riesgos y controles sobre la información que está manipulando. 

De esta manera puede desempeñarse como posible juez de aquellos actos fraudulentos investigados. 

¿Cuál es el objetivo de la contabilidad forense? 

El rango de acción y los objetivos a cumplir por parte de la contabilidad forense pasan por descubrir posibles actos delictivos vinculados a la economía y la contabilidad. Pero descubrir posibles actos ilegales es solo una de las funciones de la contabilidad forense, veamos qué otros objetivos puede cumplir:

  • Detección de irregularidades económicas: En este caso el objetivo pasa por detectar diferentes situaciones vinculadas al fraude, lavado de activos o malversación de fondos.
  • Prevención ante conductas futuras: La contabilidad forense no solo funciona para detectar actos delictivos ya cometidos, también puede funcionar para la empresa para prevenir a futuro, siguiendo al pie de la letra las normas establecidas.
  • Evaluación exhaustiva: A través del análisis profundo de los libros contables se puede detectar alguna irregularidad antes de que pueda causar mayores problemas y solucionarla.
  • Adecuación de libros contables conforme a legalidad: En este caso se trata de elaborar los libros contables de la empresa de manera tal que cumpla con todos los requisitos de la ley y, así, evitar posibles puntos de fuga que generen hechos delictivos.

¿Qué universidades enseñan contabilidad forense en México? 

La contabilidad forense no es una carrera que pueda estudiar cualquier persona, sino que es una rama dentro de las especializaciones de la contabilidad. Así mismo también puede estudiarse como una diplomatura, aunque esto es por fuera de las universidades. 

Si quieres hacerlo como una especialización de la carrera de Contabilidad, puedes estudiarlo dentro de la Universidad Nacional Autónoma de México. 

A su vez también se puede estudiar en institutos privados como Findes, Educaedu o Emagister. 

¿Qué función realiza un perito en contabilidad forense?

En las últimas décadas los delitos económicos se han ido desarrollando y apareciendo de maneras más sofisticadas. Es por eso que la contabilidad también ha desarrollado sus instrumentos para poder combatirlos y lograr evitarlos.

En un comienzo el perito dedicado a la contabilidad forense se dedicaba al ámbito público y las instituciones económicas, pero en el último tiempo ha tomado cada vez más fuerza su presencia en el ámbito privado, por iniciativa de las propias compañías. 

Las funciones que realizan los peritos varían, pero podemos detallar algunas:

  • Examinar la información financiera y contable.
  • Analizar los recursos y obligaciones de la empresa.
  • Estudiar la documentación y comprobar los fundamentos vinculados a informes financieros. 
  • Examinar libros financieros.
  • Estudiar balances y presupuestos.
  • Revisar las ganancias y los gastos.
  • Hacer informes contando el estado financiero de la empresa.

¿Cuánto gana un perito contable?

Los peritos contables, al ser profesionales matriculados como contadores y, a su vez, con especialización tienen posiciones privilegiadas dentro de las empresas u organismos públicos. Esto se debe al hecho de que su nivel de formación académico es mucho más alto que el de otras ramas de la contabilidad. 

A esto se le suma el hecho de que no existe una gran oferta de peritos contables en el mercado, lo cual ayuda a subir los salarios dado a que se solicitan más de los que hay.

Por estos motivos un perito contable o auditor forense, puede ganar entre 120 y 322 mil pesos mexicanos al año. De esto depende su experiencia y la cantidad de cargos que ocupan. Quién recién ingresa a trabajar como perito contable cobra el piso de 120 mil pesos mexicanos, o, de otra manera, 61.54 pesos por hora.