Contribuyentes: ¿Quiénes son y cuál es su función?

Cierre fiscal: ¿qué es y cómo se realiza?

En este artículo entérate acerca de la definición de los contribuyentes. Qué son los contribuyentes, a qué se llama hecho imponible, qué se debe tributar y por qué, quién indica las condiciones de dicho tributo.

 También sabrás acerca de los tipos de contribuyentes que existen, qué diferencias hay entre los contribuyentes y los no contribuyentes, y entre los sujetos activos y pasivos del pago tributario a los estados nacionales, provinciales, departamentales y municipales. 

¿Qué es ser contribuyente?

Hablamos de un contribuyente tributario en aquellos casos en que existen personas físicas, o entes jurídicos, con carácter de ciudadano, que deben cumplir con ciertos pagos a entidades de carácter público. 

Dichos pagos son lo que se conoce como tributo, cuya definición es el dinero que los ciudadanos le deben pagar a los estados nacionales, provinciales, departamentales y municipales para sostener el gasto público.

Los contribuyentes están obligados a abonar estas tasas de dinero (anuales o mensuales), que pueden tomar diferentes formas, ya sea como impuestos, como tasas o como ciertos tipos de contribuciones extraordinarias, con el único fin de deber financiar al Estado, es decir a la figura política que se encarga de regir los derechos y las obligaciones de los ciudadanos que lo componen. 

Estas contribuciones serán determinadas, establecidas y fijadas de acuerdo a las leyes que rigen en cada país. En la disciplina llamada Derecho tributario, ámbito especializado que se encarga de analizar esta relación entre los estados y los ciudadanos, se habla de sujetos pasivos y sujetos activos. 

Los sujetos pasivos son los ciudadanos, porque pagan, y los sujetos activos son los estados, y cada uno de los agentes que componen a dicho estado, porque son los encargados de administrar y distribuir dicho dinero recaudación según diversos criterios.   

Los contribuyentes, tal como lo dijimos, están obligados por leyes nacionales a cumplir con la deuda tributaria, pero también de los deberes secundarios que se desprenden de dichas obligaciones. 

Esto implica que los contribuyentes deben, como deber secundario, presentar todo tipo de documentación que acredite sus movimientos financieros y económicos, físicos o digitales: entre otras acciones, los contribuyentes deben presentar liquidaciones, declaraciones de compra y venta, autoliquidaciones, transacciones, donaciones, herencias, etcétera. 

Las acciones enumeradas anteriormente se conocen como hechos imponibles. Esto quiere decir que son acciones o hechos que están sujetas a que el estado imponga tributos a partir de lo que dictan las leyes, y contra las cuales el contribuyente no puede oponerse, evitar o rebelarse. 

¿Qué tipo de contribuyentes hay? 

Podemos diferenciar, desde el punto de vista jurídico y económico, dos tipos de contribuyentes. 

  • Contribuyentes físicos (personas naturales, ciudadanos): este tipo de contribuyente es aquel que obtiene su dinero mediante un trabajo personal e individual, sin intermediarios entre él y los clientes. 

Estamos hablando de, por ejemplo, maestros de cualquier oficio, personas con un negocio a cargo, profesionales con una carrera liberal, cuentapropistas, autónomos, freelancers, etcétera. 

  • Personas jurídicas: En este caso estamos hablando de contribuyentes no físicos, es decir no son ciudadanos identificados de manera individual, sino agrupaciones o determinadas tipos de asociación económica que nuclean a un número mayor a uno de personas que se agrupan en organismos o sociedades comerciales del tipo que sea (anónima, limitada, por acciones). 

Sea cual sea el tipo de contribuyente, en ambos casos, según el tamaño de la empresa, sus antecedentes, su ubicación física en el territorio, los contribuyentes pueden recibir distintos tipos de trato desde las administraciones nacionales, municipales, departamentales o municipales. 

Puede ocurrir que una sociedad mayúscula, por ejemplo una empresa con más de miles de empleados, reciba inspecciones mensuales para controlar sus movimientos desde un ente nacional, así como un pequeño comercio atendido por su dueño no reciba la misma atención desde un ente u organismo nacional, pero sí que se enfrente a un trato más directo y a un control más riguroso desde un ámbito vecinalista y municipal, dada la cercanía que existe entre esa organización y un comercio cercano. 

¿Cuáles son los contribuyentes que deben pagar el ISR? 

El ISR (cuya sigla significa impuesto sobre la renta) es, básicamente y definido de manera sencilla, un impuesto o tributo cuyo fin es gravar la utilidad que prestan los individuos, los comercios y todo tipo de entidades constituidas legalmente.

Este tipo de impuesto sobre la renta (ISR) es uno de los componentes más importantes de la estructura tributaria de los estados nacionales, dado que conecta y establece una relación directa entre los niveles de ahorro e inversión, impactando de lleno sobre los mercados laborales en su totalidad, así como también en los microemprendimientos y los emprendimientos llevados a cabo por los individuos. 

Hay tres tipos de impuesto a la renta: progresivo, regresivo y el llamado impuesto a la renta plano. 

El impuesto a la renta progresivo, cuyo porcentaje de tributo aumenta si es que aumentan los ingresos de los ciudadanos. 

El impuesto plano, cuando los porcentajes a tributar son invariables, sin importar si los ingresos de los ciudadanos crecen, se mantienen o decrecen. Y también existe el impuesto a la renta regresivo, cuando el porcentaje del dinero a tributar baja si es que descienden los ingresos de los ciudadanos. 

¿Qué diferencia hay entre personas contribuyentes y no contribuyentes? 

Las personas contribuyentes son aquellos ciudadanos u organizaciones jurídicas que están obligadas por leyes nacionales a contribuir con un tributo para sostener el gasto público de los estados. 

Las personas no contribuyentes, en cambio, son todo lo contrario: aquellas personas o ciudadanos que no están obligados a aportar tributo económico al estado para su financiamiento.

¿Q​ué derechos tienen los contribuyentes? 

Los contribuyentes tienen los siguientes derechos: derecho a tomar decisiones, derecho a que el estado le informe, lo asista ante dificultades y escuche a sus reclamos, derecho a reclamar, derecho a conocer los límites que existen entre él y los funcionarios públicos. 

¿Qué obligaciones tienen los contribuyentes?

Los contribuyentes tienen la obligación de presentar su declaración jurada de bienes, de tributar para con el estado tal como lo establece la ley y de declarar permanentemente acerca de las operaciones económicas que lleva a cabo con terceros.