Control de calidad: ¿Qué es y para qué sirve?

Indicadores de Compromiso (IOC): ¿Qué es y para qué sirve?

En este breve, sencillo y ameno artículo te enterarás todo lo que necesitas saber acerca del control de calidad. Qué es un control de calidad, para qué sirve, cuál es su importancia, cómo se lleva a cabo, ejemplos para entenderlo de manera rápida y sencilla, cómo se hace un control de calidad, quién realiza un control de calidad y mucho más, en este breve texto. 

Un control de calidad es establecer que el producto final de una compañía es adecuado y tiene correspondencia con lo que se esperaba antes de su producción. En otras palabras, es una instancia en la cadena de producción en la cual se define y corrige el producto o servicio para que este sea consumido tal cual se pretende por parte de la compañía.

Su importancia es mayúscula, dado que un control de calidad adecuado y eficiente permite una evaluación estricta sobre la eficacia y el funcionamiento de los sistemas, de los objetos y los sujetos designados de llevar a cabo la supervisión.

Un control de calidad puede llevarse a cabo de diversas maneras. Por supuesto, dependiendo del objeto, sujeto o instancia a controlar, el control de calidad adquirirá una u otra puesta en práctica. 

Un control de calidad puede ser llevado a cabo por una persona competente dentro de la empresa, pero se recomienda acudir a expertos, específicamente formados para realizar esta crucial e ineludible tarea. 

¿Qué es el control de calidad? 

El control de calidad, en breves palabras, es un modo de autenticar y establecer el estado de un determinado producto o un determinado servicio, ya sea en el proceso de elaboración y/o en el momento en el cual se brinda dicho servicio. 

A su vez, el control de calidad tiene suma importancia porque tiene una función correctora previa al lanzamiento de un producto, ya que es la instancia en la cual se pueden corregir fallas, imperfecciones o errores antes del contacto con el público consumidor.  

Otro modo, más sencillo, de definir esta instancia cuasi final de la producción es apelar a su propio nombre: el control de calidad es determinar, básicamente, que el producto final es adecuado y tiene correspondencia con lo que se esperaba antes de su producción. Es decir, es una instancia en la cadena de producción en la cual se define y se corrige el producto y/o servicio para que este sea consumido tal cual se pretende por parte de la empresa, tienda o compañía. 

¿Cuál es la importancia del control de calidad? 

El control de calidad es sumamente importante, por supuesto, al punto de que debe ser llevado a cabo por gente específicamente especializada en dicha tarea. Esta actividad, vital en la totalidad de los procesos industriales, posibilita realizar un pormenorizado seguimiento línea a línea de toda la cadena productiva, para que de este modo se limiten a cero las imperfecciones, las fallas y defectos que pudieran producirse, deteriorando el producto final. 

A su vez, un control de calidad adecuado y eficiente permite una evaluación cabal sobre la eficacia y el funcionamiento de los sistemas, de las máquinas implicadas y de los seres humanos encargados de llevar a cabo la supervisión de dichos elementos. 

También, un control de calidad permite detectar con precisión y rapidez los puntos de falla en la cadena productiva, con el fin de corregirlos, evitar que se continúen produciendo y corregir fallas estructurales a futuro. La detección de estas imperfecciones es detectada, entonces, durante este control de calidad. 

¿Cómo se lleva el control de calidad?

Un control de calidad puede llevarse a cabo de diversas maneras. Por supuesto, dependiendo del objeto, sujeto o instancia a controlar, el control de calidad adquirirá una u otra puesta en práctica. 

Un control de calidad estándar (tomando como ejemplo un control de calidad producido dentro de una compañía de alimentos), podríamos decir, se lleva a cabo de la siguiente manera: 

  • Medición en la proporción de ingredientes del producto. 
  • Estado actual de dichos componentes alimenticios. 
  • Seguimiento y control de las normas de higiene y seguridad básicas que deben cumplir tanto los operarios como la compañía. 
  • Verificación de los sellados, etiquetas y todo tipo de información que contiene el envase del producto. 
  • Control de la temperatura en la instancia durante la cual el producto está almacenado.  
  • Control sobre las condiciones de carga, traslado y descarga de los productos. 

Ejemplo 

Un control de calidad estándar de un producto alimentario de los denominados lácteos se lleva a cabo del siguiente modo. 

  • Estricta medición en la proporción de los ingredientes que conforman el producto lácteo. 
  • Estricta revisión del estado en el cual se encuentran los componentes. Al ser productos frescos, lo cual demanda una rapidez extrema en el tránsito de las granjas hacia la fábrica, de allí a los mercados abastecedores y finalmente a la mesa de los consumidores finales, esta instancia debe detectar que esté en buenas condiciones.  
  • Control de las normas de higiene, vestimenta y seguridad básicas que deben cumplir tanto los operarios como la compañía para la correcta manipulación de los alimentos y los ingredientes. 
  • Verificación de los sellados, etiquetas y la información que contiene el envase del producto. En esta instancia, es vital el control sobre las fechas de vencimiento de los productos lácteos.  
  • Control de una determinada temperatura de envasado, en este una temperatura baja para que el producto se mantenga fresco y no se interrumpa la cadena de frío. 
  • Control sobre la instancia de carga, traslado y descarga de los productos, haciendo hincapié en impedir el corte en la llamada cadena de frío, durante la cual no se puede interrumpir una determinada temperatura para que el producto lácteo no se eche a perder. 

¿Cómo se hace un programa de control de calidad? 

Un programa de control de calidad se realiza a lo largo del proceso productivo. Es decir, esta auditoría sobre los productos o servicios se lleva a cabo antes, durante y luego de la producción, mediante procesos de todo tipo: procesos para chequear, procesos para verificar de manera visual, procesos para testear los productos y finalmente para analizarlos en su versión final. 

¿Quién hace el control de calidad?

Para realizar un control de calidad, es necesario saber que hay expertos formados en instancias universitarias específicamente aptos para esta tarea. 

De todas maneras, un control de calidad en tiendas, fábricas o compañías pequeñas puede ser llevado a cabo por cualquier persona que sepa acerca de la totalidad de la cadena productiva para poder establecer fallas, errores y/u omisiones.