Core capital: ¿Qué es y para qué sirve?

Core capital: ¿Qué es y para qué sirve?

Una preocupación que poseen en común todos los países del mundo es la de encontrar una estrategia que permita impulsar la economía y mejorarla; esto se presenta como un gran desafío para los dirigentes de los mismos. 

Muchas medidas se han tomado en cuanto al libre comercio o restricciones al mismo, pero cuando una crisis se presentaba en un país y un banco anuncia su quiebra, la nación cubría con sus fondos nacionales las deudas que habían sido contraídas por esas entidades.

Una nueva política pensada para hacer frente a estos casos en donde el capital de un banco no era el suficiente para cubrir sus deudas en casos de una crisis, era la de exigir que estos presentaran un core capital. 

El core capital justifica las transacciones de las entidades bancarias, inversiones y negocios tanto dentro del territorio como en el exterior y se implementa para darle tanto seguridad al organismo financiero como al país que lo aloja, por eso en este artículo veremos que es el core capital y por qué es tan importante en el presente de todos los países. 

¿Qué es un core capital?

El core capital o también conocido como capital de calidad es el nivel mínimo de recursos en líquido que debe disponer una entidad financiera para afrontar situaciones de inestabilidad o crisis

Estamos hablando de  un ratio de solvencia, ya que mediante este vamos a lograr la posibilidad de poder analizar en qué probabilidad cada entidad cuenta con la capacidad monetaria suficiente para asumir ciertos riesgos y negocios.

 ¿Para qué sirve un core capital?

Un core capital sirve para que una entidad financiera pueda demostrar la capacidad que tienen para amortiguar los riesgos que conlleva ya la exploración de nuevos negocios u operaciones comunes dentro de un país.

Por otra parte, les permite a los gobiernos de los países en donde estos entes operan tener un respaldo en caso de una emergencia y que las entidades se presenten en bancarrota. 

Para evitar esto, las entidades presentan este core capital que le asegura a los países que si alguna de estas entidades financieras tuviese algún problema, automáticamente se dispara el core para respaldar sus deudas, asegurándose que el país no deba afrontar los saldos negativos que no pueda cubrir. 

¿Qué hace un core banking? 

El core banking (o sistema de gestión bancaria) es la herramienta informática fundamental –algo similar a la columna vertebral de los esquemas de IT de las entidades financieras- que procesa las transacciones bancarias y maneja los datos de los clientes

Un core banking utiliza la tecnología que aportan los softwares contables para gestionar los cursos de datos sobre los clientes además de los procesos que realiza el dinero en lo que respecta al flujo del mismo; e incluye el instante en el que se realiza la solicitud hasta que se cierra el proceso a través de un retiro de dinero o depósito del mismo. 

Por otra parte, este sistema cumple la función de gestionar las operaciones que realizan las entidades bancarias además comparte la actualización del sistema junto con otras aplicaciones, cuentas y diversos registros, como una manera de que tanto clientes como entidades financieras dispongan de la información en tiempo real en relación al ciclo del efectivo.  

Este posee capacidades de servicio como:

  • Ingresar dinero. 
  • Operaciones entre bancos. 
  • Créditos. 
  • Gestión de préstamos. 
  • Registros contables. 
  • Intereses calculables. 
  • Inicio de cuentas. 
  • Cobranza de comisiones. 

¿Cuál es el ratio de capital?

El ratio de capital mide la salud financiera de una entidad; este pone en relación los fondos con los que cuenta para hacer frente a posibles imprevistos, con el riesgo que asume a través de los activos que tiene en el balance; es decir que el ratio del capital es el total por el cual la entidad financiera puede asumir riesgos o no dependendiendo de la cantidad de capital que posea con respecto a los negocios que desea afrontar.

¿Cómo se calcula el ratio de capital? 

El cálculo del core capital se realiza mediante la atención y valoración de los créditos que ha prestado un ente financiero. 

Así, pueden numerarse del 1 al 5 las categorías de riesgo de créditos que conforman el riesgo del mismo.

Una vez determinado ese riesgo se solicita a las entidades financieras la posesión de un porcentaje de los riesgos cubiertos por el capital de la sociedad de forma que las organizaciones  puedan hacerle frente a los créditos de riesgo con el propio capital y no tenga que recurrir a fondos nacionales.

El cálculo a efectuar es muy simple: se dividen los recursos propios por los activos ponderados por riesgo. 

Podemos graficarlo de la siguiente manera: supongamos que tenemos una entidad financiera cuyo balance de activo está compuesto por una caja de 30 millones de pesos, inversiones crediticias de 5 millones de pesos, depósitos en otros bancos de 2 millones de pesos, cartera de negociación de 4 millones de pesos y una renta fija a largo plazo por 9 millones de pesos.

Si seleccionamos uno de nuestros activos, por ejemplo inversiones crediticias ( 5 millones ) y este no tiene mucho riesgo crediticio, multiplicamos esos 5 millones por 0.25 y el resultado será de 1.250.000 pesos y el numerador, lo encontraremos en el pasivo registrado en el balance. 

¿Cómo se calcula el ratio de eficiencia de un banco?

Para calcular la productividad relativa de un banco, se utiliza un método conocido como ratio de eficiencia

Este indicador va a vincular los ingresos obtenidos con aquellos gastos en los que hemos estado incurriendo para la obtención de los ingresos pertinentes en ese periodo de tiempo. 

Por ejemplo, si el ratio de eficiencia es del 60% significa que para ingresar 1000 dólares , la entidad necesita gastar 600 dólares; por lo tanto, una entidad será más eficiente cuanto más bajo sea este porcentaje, generalmente suele decirse que el ratio máximo óptimo es del 50 por ciento.