Costos de logística: ¿Qué son y cómo se pueden minimizar?

Costos de logística: ¿Qué son y cómo se pueden minimizar?

Contar con una buena administración de la logística es uno de los principales aspectos sobre el cual las empresas deben prestar atención debido al gran gasto que se genera; la implementación logística implica hasta un 30 % del valor de los productos que se comercializan; sin embargo, cuando se trata de pequeñas y medianas empresas este valor puede verse aumentado. 

Por este motivo, muchas empresas que se dedican a brindar soluciones logísticas, lograron expandir sus servicios más allá de los que brindaba para destacarse entre la competencia. 

Uno de los métodos que se ha implementado es la reducción de costos, sin embargo, es necesario pensar cómo aplicar esto sin perder la eficacia en el servicio y es por eso que te lo explicamos en el siguiente artículo. 

¿Qué son los costos logísticos?

El concepto de costo logístico es el conjunto de gastos que se generan en la cadena de suministro de un producto determinado; este incluye los procesos que abarcan desde la producción del bien hasta que llega al consumidor final. 

Por ejemplo, cuando se produce una camiseta, esta debe ser llevada hasta el empaque en donde se la agrupa con otras camisetas. 

A su vez, se las transporta hasta el mercado mayorista, en donde se clasifica para la venta en comercios; de esta manera el encargado de transporte lleva las camisetas hasta la tienda en donde se mantienen hasta que llegan a manos del cliente. 

Todos estos procesos que se ven implicados en el ejemplo anterior conlleva un gasto, a esto se lo denomina costo de logística. 

¿Cómo se clasifican?

Los tipos de costos logísticos se clasifican de la siguiente manera: 

Costos de inventario:

Este tipo de costo son aquellos que están relacionados con la gestión, mantenimiento y pedidos dentro del inventario; también se incluyen los costos de existencia de productos o su escasez. 

Costos de almacenamiento: 

Debes hacer un correcto registro de tu almacenamiento y los gastos que se generan además de la demanda con la que cuentan ciertos productos; de esta manera se podrán controlar las fluctuaciones dentro del suministro.

Costos del cambio del modo de transporte: 

El cambio de transporte y la modalidad de entrega es un punto clave para analizar, ya que impulsa el cambio sobre todo en las ventas que se llevan a cabo online. 

La ineficiencia de la gestión de los cambios de transporte, modifica inevitablemente la cadena de suministro, por lo que aumentan los costos logísticos. 

Costos de distribución: 

Estos costos son aquellos que se registran en lo que respecta al transporte de las mercaderías; a partir de ella es posible realizar un seguimiento de la ubicación de la mercadería a través de sus diferentes puntos de proveeduría. 

¿Cómo son los costos de logística en México?

Según consultoras internacionales, el costo de la logística mexicana equivale a un 16% del PBI; sin embargo, este representa el 10% del costo en relación a las ventas que se llevan a cabo en las empresas del país. 

Por otra parte, los costos de logística en México, se calcula que equivalen a un 60% de los gastos en almacenamiento, inventarios, y un 40% en lo que respecta al área de transporte. .

¿Cómo se calcula el costo logístico?

Los costos logísticos se calculan teniendo en cuenta los siguientes aspectos: 

  • Clasificar los costos logísticos según los criterios establecidos. 
  • Realizar los cálculos para cada ítem siguiendo cada categoría. 
  • Realizar un registro de servicios logísticos y sus respectivos costos. 
  • Analizar los resultados y hacer su correspondiente validación. 
  • Planear una estrategia que incluya acciones de optimización en relación a los costos logísticos. 

¿Cómo se pueden minimizar los costos en logística de México?

Optimización de órdenes

Un aspecto a tener en cuenta es que cuanta menor sea la cantidad de pedidos, el costo logístico será aún mayor. Una solución posible para esta problemática será que se agrupen los pedidos para de esta manera minimizar los gastos que están relacionados al transporte o la carga de productos; así como también tener en cuenta la dirección de envío, el empaque, entre otros aspectos. 

Aprovechamiento de la tecnología

Las herramientas ilimitadas que ofrece la tecnología están al alcance del mercado para ser utilizadas y la logística no está exenta de ello, ya que por ejemplo, se puede condensar toda la información de las diferentes áreas logísticas en un solo espacio y que pueda ser de fácil acceso para el operador, además puedes disminuir los tiempos de entrega de los pedidos, entre otras funciones. 

Evita el exceso de inventario: 

Cuando los productos se mantienen en el inventario es muy probable que su valor descienda o incluso, se vuelva obsoleto por lo que una correcta gestión del mismo, o bien podría evitar que esto suceda o bien ayudaría a llevar a cabo una toma de decisiones al respecto. 

Uso de activos: 

en este punto es importante que puedas llevar a cabo un análisis del stock disponible y de esta manera tener la posibilidad de ahorrar en activos de la empresa. 

Gestión de surtido:

Lo importante en este aspecto es establecer un equilibrio entre los costos y la variedad de productos en tu almacén, ya que cuanta más mercadería tengas, más espacio necesitarás. 

Trazabilidad:

Este proceso está relacionado al seguimiento de los productos en todas las etapas que atraviesa y de esta manera no solo te aseguras el control de la mercadería sino también satisfacer todos los requerimientos de los clientes.  

Gestión de devoluciones: 

Es importante que analices las causas a partir de las cuales se generan las devoluciones y así podrás gestionar de una mejor manera los gastos que esto ocasiona. 

Facturación: 

Realizar la facturación electrónica es un gran paso para la gestión de los gastos que se generan en una empresa ya que hay un mayor control de la información que se conserva en los archivos; cuanto más organizados estén los datos, la administración de costos será mejor.