Coworking: ¿Qué es y cómo funciona?

Operadores de transporte multimodal: ¿Qué es y cuál es su función?

En este breve, ameno y sencillo artículo te enterarás todo lo que necesitas saber acerca del coworking, esta invención surgida en el Primer Mundo (Europa y Estados Unidos) que rápidamente se está extendiendo en nuestro continente. Qué es, cómo funciona, qué ofrece, cuáles son sus ventajas, cuánto vale un coworking, cómo crear un espacio de coworking y mucho más. 

A modo introductorio, un coworking es un espacio en común que las compañías y los profesionales autónomas acuden para abaratar costos y no malgastar espacio, que con el correr de los años se ha transformado en una comunidad en la cual se puede potenciar el trabajo de colaboración pero además añadirle nuevos atractivos.

Muy conveniente en los tiempos que corren, las ventajas para participar de un coworking  son varias, pero podemos adelantar que estos espacios ofrecen ventajas para el desarrollo de proyectos en cuanto a comodidad, abaratamiento de alquiler y mantenimiento, siempre en un marco profesional y ameno, compartiendo una comunidad que no solo comparte el espacio sino los sueños de crecimiento.

¿Qué es un coworking? 

El coworking es una invención aparecida en Europa y Estados Unidos durante los últimos años, que se ha potenciado durante el contexto particular de la pandemia y las dificultades que esta trajo aparejada para el mundo de los negocios y el trabajo. 

En pocas palabras, el coworking es un espacio en común que se comparte entre distintos actores y compañías que buscan abaratar costos, ofrecer un espacio para el desarrollo de actividades comerciales y a su vez zonas en común para el relajamiento de los empleados y empleadores. 

De este modo, en este espacio en común se puede no solo encontrar un lugar para el desarrollo de determinada actividad, sino también conformar una comunidad de los llamados coworkers en la cual se puedan combinar, potenciar y desarrollar proyectos individuales o colectivos, ya sea de productos, de servicios y de proyectos multidisciplinares. 

Tal como se aprecia, lo que en principio nació en Europa, más precisamente en Alemania, como un espacio en común para abaratar costos y no malgastar espacio, se transformó en una comunidad en la cual se puede potenciar el trabajo de colaboración y añadirle nuevos atractivos a las compañías de distintas disciplinas y campos que comparten dicho espacio.

En español, el coworking se denomina “cotrabajo”, pero la evidencia de los hechos, y tal como ocurre con infinitos términos no solo del campo de los negocios y las finanzas, ha demostrado que incluso en países de habla hispana se utiliza el término de la lengua inglesa, es decir, el llamado coworking. 

Otra característica relativamente reciente del coworking, es que ya no solo las pequeñas compañías y profesionales autónomas se decantan y optan por esta flamante disposición de los espacio, sino que también comienza a observarse en las grandes compañías de servicios de internet. 

Las razones son varias, pero podemos nombrar, entre las más influyentes, que estos espacios ofrecen ventajas para el desarrollo de proyectos en cuanto a comodidad, abaratamiento de los costos de alquiler y mantenimiento, todo en un marco profesional y ameno en el cual la comunidad que comparte el espacio puede potenciarse y potenciar a los vecinos.  

¿Cómo funciona el coworking? 

El coworking funciona de manera sencilla. Consiste en ubicar una determinada locación que ofrezca exactamente lo que están buscando un número mayor a uno de compañías o profesionales autónomas, adquirirla mediante una compra o alquiler, dividir sus subespacios y luego comenzar a trabajar de manera interconectada, potenciándose entre sí, compartiendo agenda de actividades, cartera de contactos e incluso clientes que pueden encontrar en un único espacio lo que de otra manera encontrarán en varios.  

Pero no solo el coworking se refiere al espacio compartido. También se pueden desarrollar actividades en común entre los distintos componentes. Por ejemplo, actividades de esparcimiento, jornadas de capacitación en común, visitas guiadas y negocios en lo que se vean implicados distintas disciplinas. 

¿Qué ofrecen los coworking? 

Los coworking ofrecen un espacio en común, actividades compartidas, una agenda de contactos interdisciplinaria, la posibilidad de desarrollar actividades comerciales con otros profesionales del mismo espacio y mucho más.  

¿Cuáles son las ventajas del coworking?

Las ventajas del coworking son numerosas: en principio, de alguna manera nos obliga a no estancarnos en el trabajo a distancia, mediante videoconferencias, lo cual tiene ventajas pero nos desconecta del mundo y de las relaciones empáticas que solo pueden encontrarse en el encuentro personal con nuestros clientes, inversores, socios o empleados.

Vayamos, luego de este mínimo adelante, a enumerar sus múltiples ventajas: 

  • Trabajo en un marco de mayor profesionalidad. 
  • Relación con individuos de otras disciplinas, lo cual aumenta nuestro conocimiento del mundo, nos aleja de nuestra esfera de acción y nos aporta una cartera de contactos. 
  • Se genera un sentido de pertenencia con una comunidad interdisciplinaria. 
  • Se comparte un espacio, con lo cual se abaratan costos. 
  • Mejora sustancialmente la imagen de la empresa, tienda o compañía, dándole un matiz de modernidad y frescura propio de las grandes compañías líderes del siglo XXI. 
  • No hay grandes gastos y la responsabilidad de mantenimiento es compartida. 
  • Aumenta la productividad, no importa si es una compañía o un profesional que desarrolla su actividad individual de manera autónoma o en dupla. 
  • Ambiente ameno, fresco, con espacios de esparcimiento.   
  • Puede conformar un espacio de separación entre lo laboral y lo familiar. 
  • Trabajo significativo, aumento de la productividad, sentido de pertenencia y mayor aprovechamiento del tiempo. 

¿Cuánto vale un coworking? 

El monto total de un espacio de trabajo compartido, o coworking, dependerá de muchos factores. A continuación, enumeramos los principales: 

  • Tamaño de la compañía o empresa. 
  • Número de trabajadores implicados. 
  • Días y horarios de trabajo necesarios. 
  • La cantidad de espacio necesario e indispensable. 
  • Las facilidades y espacios que no necesariamente son de primera necesidad (sala de distracción). 
  • El lugar físico donde se erige el coworking (cerca o lejos de la ciudad). 

¿Cómo crear un espacio de coworking?

Para crear un espacio de coworking, es necesario buscar una locación relativamente grande. Luego, convocar a compañías y profesionales independientes que tengan deseos de compartir un espacio en común. 

Después, establecer determinadas pautas de convivencia, los números del contrato, las actividades a desarrollarse y todo lo que enumeramos anteriormente. Por último, poner manos a la obra y realizar las modificaciones necesarias, que saldrán luego de compartir un tiempo en el lugar.