Deuda tributaria: ¿Qué es y cómo se paga?

Factura cancelable sin aceptación: ¿De qué se trata?

Las deudas son un tema muy frecuente en las charlas de estos años, a medida que vamos siendo más grandes aumentamos nuestras preocupaciones por ellas. 

Existen muchos tipos diferentes de deudas y cada una de ellas merece un artículo particular pero hoy en este artículo hablaremos sobre las deudas tributarias. ¿Qué son? ¿Cómo se componen?

Algunos se preguntarán qué tienen que ver ellos con las deudas tributarias, bueno, analizaremos todo eso en este artículo.

 ¿Qué es la deuda tributaria? 

La deuda tributaria es una obligación de carácter legal  que posee una persona  o entidad en favor de la administración pública; más claramente lo que quiere decir esto es que la deuda tributaria se refiere a una cantidad x de dinero ,que también puede ser otro bien que la ley acepte como parte de pago, que una persona o entidad tiene la obligación de abonar a una entidad pública que esta misma se genera.

Esta deuda tributaria consta de cinco componentes muy importantes: 

  • El primero de ellos es el más importante es el de la deuda y se trata del monto adeudado. 
  • El segundo es el interés por demora, en el común de los casos se aplica el interés una vez que se ha vencido el plazo estipulado para el pago de la deuda en ese momento  comienzan a correr los intereses y a sumar cargos a la deuda tributaria.
  • El tercer componente son los recargos por declaración fuera de tiempo, estos cargos son un cobro plus por la declaración efectuada por fuera del plazo estimado como obligatorio.
  • El cuarto componente son los recargos del periodo ejecutivo. Estos son cobros que le hace la entidad al deudor por el costo que simboliza para la administración el cobro de estas cuentas.
  • El quinto y último pero no menos importante componente de la deuda tributaria son todos aquellos cargos que por ley se pueden llegar a incluir, estos varían dependiendo el país de donde se encuentre el deudor. 

¿Quién debe pagar una deuda tributaria?

Están obligados a pagar el tributo al Fisco en la forma y oportunidad debidas, personalmente o por medio de sus representantes legales, como responsables del cumplimiento de su deuda tributaria todas aquellas personas que sean contribuyentes, según las leyes respectivas, y sus herederos con arreglo a las disposiciones del Código Civil, todas aquellas entidades, sociedades, asociaciones y empresas que estén bajo el código de las leyes tributarias.

El pago de la deuda tributaria será efectuado por los deudores tributarios y, en su caso, por sus representantes. Los terceros pueden realizar el pago, salvo oposición motivada del deudor tributario.

¿Qué es la extinción de una deuda tributaria?

La extinción de una deuda tributaria hace referencia a que la deuda tributaria se extingue cuando el pago se realiza reglamentariamente, quedando liberado el deudor y demás responsables de la deuda anteriormente contraída, existen cinco tipos diferentes por los que una deuda tributaria puede llegar a su extinción.

El primero de ellos es el pago, el cual es el modo más básico de extinguir una deuda tributaria , este pago puede realizarse con efectivo ya sea físico o transferencia y sino también puede ser realizado con bienes aceptados por la ley como pago de la deuda.

La segunda forma de que la extinción de una deuda tributaria es la prescripción, la cual se caracteriza por la inactividad del deudor durante los plazos que estipula la ley. 

La tercera es la compensación, dispone que las deudas tributarias de un deudor tributario se podrán extinguir total o parcialmente por compensación con los créditos reconocidos por acto administrativo a favor del deudor tributario , en las condiciones que reglamentariamente se establezcan, así la compensación se acordará de oficio o a instancia del obligados tributario. 

En cuarto lugar tenemos la condonación y en el quinto es la insolvencia del deudor. 

¿Qué es la prescripción de una deuda tributaria de un impuesto predial? 

La prescripción de una deuda tributaria de un impuesto predial es la petición de una prescripción, es decir de la cancelación de las deudas totales, a una deuda contraída por una propiedad o inmueble.

¿Cómo se solicita una prescripción de una deuda tributaria? 

La prescripción de una deuda tributaria no se declara automáticamente, esta debe ser requerida por el deudor tributario ante la administración tributaria correspondiente; la misma puede ser presentada en cualquier momento, fuera o dentro de un procedimiento administrativo o judicial.

La solicitud de prescripción es un procedimiento administrativo mediante el cual el deudor tributario va a pedir que se declare la extinción de la acción para determinar la obligación, exigir su pago o aplicar sanciones, según sea el caso, debido al transcurso del tiempo.

Para  llevar adelante la prescripción el deudor tributario está en la obligación de presentar una solicitud indicando cual es la acción sobre la cual se pide la prescripción.

Esta solicitud tiene que llevar consigo la identificación de la deuda tributaria, código del tributo o multa y período tributario la misma deberá contar también con  la declaración concreta de lo pedido, con sus respectivos argumentos de hecho y de derecho.

¿Cuándo prescribe una deuda tributaria?

Las leyes correspondientes de cada país van a imponer  un cierto tiempo de prescripción de la deuda que puede ser o no interrumpido por alguna actuación de la administración. Normalmente el plazo de prescripción de una deuda tributaria consta de cuatro a seis años en promedio.

¿Qué es la compensación y/o condonación y consolidación de una deuda tributaria?

La compensación de una deuda es básicamente que tanto el que debe  como a él que le deben poseen pagos que quedaron anteriormente  pendientes entre sí, por lo que acordaron entre ellos comparar los anteriormente acordados pagos y compensarlos entre sí, dicha compensación se acordará de oficio o a instancia del obligados tributario.

La condonación de una deuda tributaria es un acto de liberalidad por el cual el acreedor renuncia total o parcialmente a la prestación, lo cual conlleva que la obligación tributaria se extingue en su totalidad o en la parte a que se refiere la condonación.

 La misma debe ser autorizada por una ley, en la cuantía y con los requisitos que en la misma se establezcan, es decir que quien tiene derecho sobre la deuda, renuncia a una parte o su totalidad por diversos motivos.