Director de Finanzas: ¿Qué funciones debe cumplir?

Gestión de riesgos: ¿qué es y cómo funciona?

En la organización empresarial actual, ha cobrado una importancia significativa contar con un especialista capaz de hacerse cargo de la actividad más relevante del área de Finanzas, ya que es un puesto que posee relevancia estratégica en relación con las otras direcciones de las empresas.

Y es por ello que surge la figura del Director de Finanzas, encargado de desarrollar actividades de liderazgo financiero que operan en simultáneo con el entorno económico local y la tendencia regional y mundial, las finanzas y los objetivos de la empresa, y las legislaciones financieras y fiscales.

Aunque si bien, un Director de Finanzas tiene que adaptarse a las particularidades, necesidades y requerimientos de cada tipo de empresa, esto puede hacer que varíen las responsabilidades a cumplir según cada una de ellas. 

Siendo por esto que a continuación intentaremos resaltar las particularidades más evidentes que hacen al puesto, ya que, en líneas generales ellas condicionarán la planificación y control de decisiones que tenga una empresa en el campo de las finanzas.

¿Qué es un director de finanzas?

Un director de finanzas es un cargo de jerarquía en el área de las finanzas de las grandes empresas. Normalmente se lo denomina CFO, basados en la abreviatura que proviene de la expresión inglesa Chief Financial Officer.

Así, el Director de Finanzas de una empresa u organización tiene la tarea de conducir las estrategias financieras de la empresa, poniendo en consonancia la optimización de los recursos económicos disponibles, con la viabilidad de las inversiones presentes y futuras.

Además, es el encargado de atender también a las cuestiones fiscales y legales de las operaciones financieras. Por lo que, generalmente tiene bajo su incumbencia las áreas o departamentos contables, de presupuestos, tesorería y legales.

El director de finanzas tiene que ser capaz de identificar los riesgos, estimar la rentabilidad, precisar el manejo del capital de trabajo y la gestión del efectivo. Para eso tiene que actualizarse y manejar tecnologías que posibiliten mejorar, acelerar y precisar las decisiones, el seguimiento y control de las operaciones y sus resultados, sobre todo en momentos de crisis.

Por otro lado, lidera equipos de trabajo conformados por personal de las distintas áreas vinculadas directamente con su rol jerárquico dentro de la empresa. Coordinando sus actividades y motivándolos para lograr las metas de la organización. Lo cual es indispensable para que una empresa crezca y se desarrolle.

Es por ello que, un Director de Finanzas es responsable de lograr una administración apropiada del dinero, de las inversiones y de su evolución, de asegurar la disponibilidad de fondos para necesidades a corto, mediano o largo plazo. Ya sea respectivamente para pago de sueldos, inversión en equipamiento, compra de acciones, financiamiento de operaciones a crédito, adquisición de activos, ampliación de la capacidad productiva o ampliación de sucursales.

También es responsable de la supervisión de balances y distintos tipos de informes financieros de desempeño de otras áreas de la organización que estén vinculadas al manejo de los activos de la empresa. Interviniendo también en el asesoramiento en las decisiones financieras vinculadas a las inversiones, dividendos de financiación y gestión de activos, como por ejemplo, vender acciones, tomar préstamos bancarios, obtener créditos de proveedores, etc.

¿Cuál es la función de un director de finanzas? 

Las funciones de un director de finanzas pueden sintetizarse en analizar, planear y asesorar al Directorio de una empresa o a sus accionistas.  En ese sentido, se pueden mencionar:

  • Investigar y estudiar toda la información financiera de la empresa y del mercado local y global, para establecer cuáles son las decisiones más convenientes en cuanto a inversiones que cumplan las metas de la empresa.
  • Asesorar al directorio, accionistas y/o propietarios de la empresa en el manejo de activos para obtener el logro de los objetivos financieros establecidos, haciendo recomendaciones y/o sugerencias en el marco de las tendencias económicas locales y globales.
  • Diseñar, desarrollar, ejecutar y controlar las políticas financieras de la empresa, para maximizar ganancias, controlar gastos y reducir costos.
  • Monitorear y evaluar los distintos procedimientos financieros de cada departamento empresarial, solicitando y analizando informes y balances para consolidar líneas de acción, o para planificar nuevas estrategias financieras.
  • Estudiar los mercados, analizar la viabilidad de inversiones y determinar oportunidades para lograr una expansión financiera viable.
  • Gerenciar la confección y recopilación de información de tendencias comerciales y pronósticos financieros que permita la evaluación del estado de finanzas de la empresa.
  • Garantizar un eficiente control financiero para que la empresa arribe al cumplimiento de los objetivos fijados, maximizando beneficios y minimizando costos.
  • Asegurar la existencia de disponibilidad de fondos cuando las operaciones de la empresa así lo requieran, tanto a corto, mediano o largo plazo.
  • Informar a los propietarios, accionistas e inversores sobre el estado financiero de la empresa y las tendencias financieras del mercado, y mediar en casos de conflictos entre ellos al momento de tomar decisiones, buscando el mayor beneficio de todas las partes.
  • Trabajar en conjunto con el departamento de asuntos legales en la confección de documentación vinculada a las legislaciones fiscales y financieras, auditorías, licitaciones, como así también ante situaciones de compras, ventas o fusiones con otras empresas o corporaciones.
  • Articular acciones con el área de recursos humanos en el ingreso de nuevos agentes y en la capacitación del personal existente a fin optimizar su formación para garantizar el cumplimiento de las metas de la empresa.

¿Qué experiencia debe tener un director de finanzas? 

Un director de finanzas debe tener preparación académica y amplia experiencia en el ejercicio de dicho rol en distintas empresas. Esto es de vital importancia puesto que el mundo financiero, altamente competitivo, las empresas seleccionan personal con alto perfil atendiendo a la complejidad del puesto.

Es importante resaltar que al hablar de preparación académica nos referimos a títulos universitarios que lo habiliten para el puesto. Por ejemplo, titulaciones de grado y posgrado en Economía, Administración de Empresas, Ciencias Económicas, entre otras formaciones afines.

A su vez, al indicar que debe contar con una amplia experiencia, hacemos mención a un desempeño laboral en el rubro de 5 a 10 años. Siendo necesario que se haya demostrado capacidad de respuesta, confiabilidad y compromiso personal con las empresas y dominio de las herramientas tecnológicas que el tipo de tarea requiere. 

En este sentido, mencionamos como excepciones que algunas personas se inician como Directores de Finanzas siendo parte de programas de investigación académica o de organizaciones que se dedican a la consultoría privada.

Además de la titulación y la experiencia, las empresas requieren que un Director de Finanzas tenga consolidada su capacidad de liderazgo y dirección de equipos de trabajo conformados también por otros profesionales. Considerando a la coordinación y motivación de las actividades de los equipos de trabajo como elemento sustantivo para el desarrollo y crecimiento de la organización y logro de las metas empresariales.

¿Qué habilidades debe tener un gerente de finanzas?

Actualmente, las empresas buscan que un Gerente de Finanzas tenga distintos tipos de habilidades. Entre las más significativas podemos nombrar:

  • Habilidades matemáticas, contables y de manejo de las TICs: esto permite aplicar sus conocimientos adquiridos en los estudios universitarios y su propia experiencia en el rol, ya sean cálculos, análisis de informes financieros, manejo de programas y softwares específicos, etc.
  • Habilidades para la resolución de situaciones y la toma de decisiones: aptitudes con las cuales inferir lógicamente en su accionar, aplicar pensamientos estratégicos brindar recomendaciones apropiadas y asertivas, reconocer y dar soluciones oportunas y acertadas a distintos tipos de problemas del ámbito de su tarea, tomar decisiones considerando variables macroeconómicas y asumiendo riesgos calculados, etc.
  • Habilidades para la comunicación, tanto en la expresión oral como escrita: logrando claridad y eficacia en sus expresiones, dotando su capacidad de comunicar información financiera de alta complejidad a auditorios de distintos niveles de formación y de experiencias, así como potenciar su compromiso con la transparencia y frecuencia de la información empresarial.
  • Habilidades de liderazgo: con las cuales guiar y supervisar a su propio equipo y a otros profesionales de la empresa, conjugando trabajo individual con trabajo en equipo, aumentando la flexibilidad ante los cambios del mundo de las finanzas así como promoviendo climas de trabajo activos, dinámicos y amigables que le permita llevar adelante la conformación de equipos interdisciplinarios de distintas generaciones y formaciones académicas.
  • Habilidades en el manejo del tiempo: optimizando la planificación de las propias tareas y las tareas de los equipos a su cargo, manejando efectivamente los tiempos ante situaciones de alta exigencia laboral, conjugando el trabajo individual y grupal en múltiples proyectos que puedan contar con tiempos acotados.
  • Habilidades éticas: con lo cual respaldar la integridad y el compromiso con el trabajo, alineando los objetivos de inversión con las metas financieras de la empresa, así como un correcto cumplimiento individual y de sus equipos de trabajo de las normas legales.