Downsizing: ¿Qué es y cuáles son sus características?

Almacenamiento automático: ¿Qué es y cómo funciona?

El downsizing es una de las herramientas con las que cuenta una empresa para resolver la situación en la que se encuentra, para generar más competitividad o bien para sobrevivir. 

En el siguiente artículo, te contamos de qué trata este término. 

¿Qué es el downsizing?

El concepto del Downsizing está compuesto por dos vocablos en inglés, down (bajar) y sizing (tamaño), por lo que significa reducir el tamaño, en este caso, de una empresa. 

El downsizing consiste en una herramienta estratégica en la que se busca la reducción del número de empleados de un negocio para lograr más competitividad. 

¿Cuáles son los beneficios del downsizing? 

  • La implementación del downsizing reduce los costos de la empresa ya que se reduce la planta de trabajadores, por lo tanto disminuye el pago de salarios, seguros, retiros y otros elementos. 
  • Los recursos se aprovechan más ya que se prescinden de algunos trabajadores por lo que también se crea una estructura más eficiente. 
  • Se reduce el nivel burocrático de ciertas actividades que ya no se consideran imprescindibles. 
  • Se reacomoda la empresa y su funcionamiento con el objetivo de hacerla más competitiva.  

¿Cuántos tipos de downsizing existen?

Hay dos tipos de downsizing, uno de ellos es el reactivo y el otro es proactivo:

Downsizing reactivo: este tipo de downsizing es el que una empresa lleva a cabo sin ninguna planificación previa, como un mecanismo para afrontar la situación en la que se encuentra. 

Esta implementación reactiva del downsizing resulta traumático para la empresa y sus empleados ya que se lleva a cabo porque no hay otra opción para que el negocio sobreviva. 

Downsizing proactivo: en este tipo de downsizing, la reorganización de la empresa se da a partir de los estudios pertinentes realizados y de un modo mucho más lógico; aquí se trata de una reestructuración en pos de mejorar el funcionamiento de la misma así como su productividad. 

¿Cuál es la importancia del downsizing?

La importancia del downsizing y de su implementación es la de mejorar la productividad de la empresa, ya que a partir de ello se generan mejores resultados con una menor cantidad de recursos además de aumentar su competitividad en el mercado. 

Esto se debe a que la reducción de la planta de empleados en áreas que no son imprescindibles, hace bajar los costos que conlleva una empresa y así se reducen los gastos considerablemente. 

¿Cuáles son las fases del downsizing?

El uso de un marco sistemático de trabajo y una metodología, más que un enfoque no estructurado en el desarrollo de medidas de downsizing:

  • Primero debe determinarse si al implementar el downsizing se busca mejorar los procesos empresariales o a comprobar si las metas están siendo alcanzadas, si esto no llegara a suceder, los objetivos se pueden modificar.  
  • Tener en claro de qué manera se va a implementar el downsizing y cuáles son las herramientas que se van a utilizar para llevarlo a cabo. 
  • Implementar cambios administrativos con objetivos claros, sobre todo en la nueva visión de la empresa y de la modificación en la identidad de la misma

¿Cuándo implementar el downsizing?

Para implementar el downsizing es importante tener un informe detallado del estado de la empresa y cuáles son las posibilidades de realizar el proceso, y para ello, se elaborará un plan administrativo que permita comenzar con la reestructuración. 

Luego hay que evaluar y decidir cuáles van a ser los puestos que sufrirán el recorte y de qué trabajadores se va a prescindir para esto es necesaria la redefinición de los puestos de trabajo.

¿Quién fue el creador del downsizing?

Según los datos, el término se comenzó a utilizar en la década de los 70 en Estados Unidos y hacía referencia a la disminución de autos fabricados en el ámbito automovilístico. 

Sin embargo, en 1982 se comenzó a aplicar tal y como se conoce hoy en día.