Economía cerrada: ¿Qué es y cómo funciona?

Gestión de almacenes: ¿Qué es y cómo funciona?

La economía de un país es un ámbito muy complejo debido a la estructuración de sí misma y a la diversa cantidad de organismos que la componen ;sin embargo, qué tipo de economía prefiere o instala un país va a depender de las políticas económicas que elijan y que sustente. 

A grandes rasgos, existen dos tipos de economías, una economía cerrada y otra, abierta. 

En el siguiente artículo, te contamos cómo funciona una economía cerrada, sus características y de qué manera influye en el mercado de una nación. 

¿Qué es una economía cerrada? 

La definición de economía cerrada es la clara oposición a la economía abierta. 

En este caso, la economía cerrada es una metodología de mercado más bien de carácter endogámico, es decir, el país con este tipo de economía no permite el flujo de sus producciones de manera externa e interna. 

Por otro lado, no solo hace referencia a los productos comercializables sino también a sus fronteras, mano de obra o animales. 

Sin embargo, este tipo de economías no existen en la actualidad porque lo enriquecedor para el mercado mundial es el intercambio y las exportaciones; en definitiva, todo país necesita obligatoriamente de un otro para sostenerse por la dificultad de mantenerse autosuficiente para la economía. 

Quizás el aspecto más positivo de este régimen es el desarrollo de las capacidades de un país de producir y consumir todo aquello que se produce; sin embargo esto no garantiza una total satisfacción de las necesidades de la población. 

Ventajas y desventajas 

Si tuviéramos que nombrar alguna ventaja de este tipo de economía es el hecho de que significa una especie de protección, aunque artificial, del patrimonio de un país como lo son la producción interna o la construcción de una identidad cultural. 

Por otra parte, las desventajas son las siguientes: 

  • Poca variedad y disponibilidad de productos o servicios: la población de un país está limitada a consumir únicamente lo que es producido en el país debido a la poca oferta existente de otros lugares por falta de productos que provengan del exterior, que además funciona como un complemento de la economía local. 
  • Poca presión competitiva: este tipo de economías representa un peligro para el consumidor ya que al no existir competencia alguna en el mercado, la producción nacional corre el riesgo de no sustentar su propia eficiencia además se corre el riesgo de crear un monopolio basado en una posición de dominio comercial. 
  • Limitación de la inversión: al cerrar la posibilidad de invertir en productos o recursos externos, se ve perjudicada la capacidad de crecimiento de un país.
  • Bajo acceso a nuevas tecnologías e ideas: el crecimiento del país se ve afectado por la clausura al acceso a nuevas herramientas tecnológicas y a nuevos aportes que fomenten su crecimiento. 

¿Qué es el flujo circular de una economía?

En este modelo de economía se ve reflejado cómo funciona la economía de un mercado en particular; en este caso de economía cerrada los habitantes de un país consumen todo lo que producen y gastan todos sus ingresos y esto se debe que no hay presencia estatal que regule las políticas económicas además de que no hay circuito de exportaciones. 

El flujo circular tiene el objetivo de explicar la relación entre los consumidores, llámese hogares o familias y los productores, que son las empresas; ambos constituyen los agentes económicos fundamentales de este tipo de concepción económica.  

¿Qué diferencia hay entre una economía abierta y una cerrada?

En lo que respecta a la economía, hay dos nominaciones básicas a estudiar sobre la importancia de las exportaciones para la economía de una nación y el bienestar de sus habitantes. 

Esto también incluye qué tan abierto es un país a sostener un tipo de economía que reciba productos exportados; y teniendo en cuenta esta condición nos podemos encontrar frente a una economía abierta o una economía cerrada. 

Cuando hablamos de una economía abierta hacemos referencia a aquel tipo de economía que permite a su nación comercializar bienes además de mantener una actitud receptiva ante las exportaciones, no solo para consumo sino también como recurso apto para el trabajo y de esta manera aumentar los ingresos. 

En cambio, si hablamos de una una economía cerrada, esta permite a los consumidores solo acceder a la producción y servicios que se brindan de manera interna, por lo que no se lleva a cabo ningún tipo de intercambio con otros países. 

En este tipo de economías el abastecimiento de las necesidades de las personas se da sin la necesidad de recurrir a bienes que vienen del exterior; a su vez, a las economías cerradas se las conoce como autarquías. 

En la actualidad, es muy extraño que una economía sea enteramente abierta o cerrada, ya que en la práctica todas cuentan con un porcentaje de apertura. 

El impacto de la globalización ha permitido que todas las naciones recurren al intercambio comercial como una herramienta que fomente el bienestar social y económico del mismo.

Sin embargo, la elección por una economía abierta o cerrada va a depender de las políticas y lineamientos económicos además de los acuerdos comerciales entre naciones. 

¿Qué componentes del consumo hay en una economía cerrada?

En un tipo de economía cerrada, el flujo externo es igual a cero por lo que se compone de ciertas identidades: 

  • Consumo privado + Inversión interna + Gasto público= Producto Bruto Interno (PBI) 
  • Ahorro privado + Superávit presupuestario = Ahorro nacional= Inversión Nacional

El primer ítem de identidad significa que todo aquello que se consume más los recursos destinados a inversión, provienen de lo que se produce internamente. 

El segundo ítem indica que todo tipo de inversión proviene de la financiación por parte de los recursos internos (públicos y/o privados)

¿Cómo es la participación del Estado en una Economía cerrada?

Los objetivos estatales en la economía de los países es fundamental ya que impacta directamente en ellos a través de dos actividades principales; una de ellas es el cobro de impuestos a la producción comercial y la inversión dirigida al gasto público destinada a la mejora y desarrollo de infraestructura del país.  

Por ende, los objetivos estatales en relación a la economía se ponen de manifiesto en cuatro tipos de situaciones: 

1. Sector público: el Estado realiza inversiones para el bien público y de esta manera lograr equidad en la distribución de riquezas.  

2. Estructura legal para el funcionamiento del sector privado: de la mano de los gobiernos se crean las estructuras necesarias para que los mercados puedan funcionar correctamente, como por ejemplo, la implementación de la Ley de Propiedad Privada que ayuda a la creación y mantenimiento de mercados abiertos y libres, además evita el uso ineficiente de los recursos. 

3. Estabilidad macroeconómica: el Estado es el encargado de crear lineamientos que regulen la macroeconomía de un país para evitar cualquier tipo de eventualidad negativa en el mercado como las depresiones o recesiones.

Sin embargo, su nivel de alcance es muy limitado ya que muchas veces las recesiones son ocasionadas por motivos externos a los meramente económicos.  

4. Elaboración y aplicación de regulaciones: el Estado se encarga de transmitir la información de manera correcta a los habitantes o promover la relación entre la oferta y la demanda, entre otras cosas.