Estimación Directa: ¿Qué es y cómo funciona?

Régimen simplificado de confianza: ¿De que se trata?

La estimación directa es una manera de calcular el tributo que se debe aplicar a la renta de los autónomos, pero si quieres saber más sobre este régimen, sigue leyendo este artículo. 

¿Qué es la estimación directa?

El concepto de estimación directa se utiliza para denominar al sistema que se utiliza en México para calcular el monto impositivo sobre la renta de todas las personas físicas.

Su principal característica radica en que el impuesto que se debe pagar resulta de la diferencia del cálculo entre los ingresos y los gastos que pueden deducirse de los contribuyentes. 

En términos más simples, la renta de los contribuyentes se obtiene de la resta entre sus ingresos menos los gastos que esto conlleva. 

Por otro lado, es necesario aclarar que los ingresos que percibe un contribuyente son aquellas entradas de dinero provenientes de la venta de un bien o por el ofrecimiento de un servicio. 

Por su lado, los gastos son todos los egresos de dinero que el contribuyente tuvo que desembolsar por la adquisición de un bien o servicio. 

Al régimen de estimación directa pueden acceder tanto empresas como autónomos, siempre y cuando cumplan con los requisitos. 

¿Cuáles son los tipos de estimación directa? 

En el ámbito contable, existen dos tipos de estimación directa: 

  • Estimación directa normal: todos aquellos que quieran utilizar este sistema deben contar con ingresos superiores a la media registrada así como también aquellos que renuncian voluntariamente a la estimación directa simplificada. 
  • Estimación directa simplificada: pueden acceder a ella, aquellos cuyos ingresos sean menores a la media estipulada. 

¿Cómo se tributa en estimación directa?

En lo que respecta al régimen estipulado por la estimación directa, mejor conocido como “por IVA” se abonan los impuestos dependiendo de lo que rindan en el transcurso del año y no por lo relacionado a la actividad que se realiza. 

¿Cuándo se aplica la estimación directa?

La estimación directa es aplicable tanto a profesionales como a empresarios en los siguientes contextos: 

  • Que las actividades que realicen no estén consideradas bajo el régimen de estimación objetiva. 
  • El importe generado y registrado como ingreso neto no sea superior a la cifra media calculada para los impuestos. 
  • Que no se haya incurrido en la renuncia voluntaria de la aplicación de la estimación directa. 
  • Que la actividad que se lleva a cabo no esté en régimen normal de estimación directa. 

¿Cuánto tiempo tengo que estar en estimación directa?

Si bien no es obligatoria la permanencia en uno u otro régimen, sí se establece un periodo de tiempo mínimo de 3 años para formar parte de un mismo régimen y a su vez, la misma cantidad de tiempo si se desea solicitar un cambio. 

¿Qué es la estimación directa simplificada?

La estimación directa simplificada es un tributo que se aplica a la renta de las personas físicas a causa del rendimiento de las actividades realizadas por los autónomos. 

En la estimación directa simplificada se tienen en cuenta los ingresos ocasionados por la actividad que lleve a cabo una empresa, y de esa manera lograr el cálculo de los impuestos sobre la renta de autónomos. 

Esto significa que cuantos más ingresos percibamos, más impuestos o tributos debemos pagar; sin embargo, si se perciben pérdidas en las actividades es sencillo compensarlas ya que no requieren tributo alguno.

¿Qué diferencia hay entre estimación directa normal y estimación directa simplificada?

Entre el régimen de estimación directa simplificada y el de estimación directa normal es que a diferencia de esta última, las obligaciones en el manejo de la contabilidad son menores. 

Además la estimación directa simplificada se centra en aquellos comerciantes que están comenzando a desarrollar su negocio. 

En lo que respecta al régimen de estimación directa normal es que la manera de llevar a cabo la contabilidad es muy similar a la que se hace en una empresa con toda la responsabilidad que eso conlleva y por consiguiente, están marcadas por el Código de Comercio. 

En el caso de la estimación simplificada, llevar los registros de los libros contables es mucho más sencillo y solo se requiere de las normas vigentes de la contabilidad.