Estrategia de distribución: ¿Qué es y para qué sirve?

Gestión de riesgos: ¿qué es y cómo funciona?

Una definición general del concepto de logística aplica a la estructuración que se le da a los procesos propios de una empresa como el abastecimiento, almacenamiento y distribución de productos. 

Para tener una logística óptima, se utilizan ciertas estrategias que te detallaremos en el siguiente artículo. 

¿Qué son las estrategias de distribución y logística?

Las estrategias de distribución hacen referencia a aquellas herramientas con las que cuenta una empresa para optimizar el proceso de canales y la distribución en todas sus formas con el objetivo de alcanzar la mayor cantidad de consumidores posibles.

En tanto las decisiones que tome la empresa con respecto a los canales de distribución, mejores van a ser los resultados y el alcance de los productos a los clientes, va a ser óptima. 

De esta manera, la empresa asegura que los clientes accederán a los productos cómodamente, sin contratiempos, lo que aumenta considerablemente la distribución. 

En definitiva, las estrategias de distribución, permitirán definir los puntos de venta primordiales en relación a los productos que ofrece y a la clientela que accede a ellos. 

Ejemplos: 

Hay dos tipos de estrategia de distribución: 

Estrategia de distribución directa: en este tipo de distribución, el fabricante de un producto lo vende de manera directa al cliente, sin terceros que medien en el proceso o que ofrezcan el producto en otros puntos de venta.  

Estrategia de distribución indirecta: este tipo de distribución es la contraparte de la estrategia que describimos anteriormente debido a que implica una serie de intermediarios que se encargan de la distribución en diferentes zonas y a diferentes escalas. 

Por lo general, este tipo de distribución es un poco más barata que la primera ya que se delega el proceso de transporte a otras empresas por lo que tu compañía tiene la obligación de producir y hacer el marketing necesario para generar demanda.

Quizás la única desventaja, es que ya no tienes el control total de los canales y las estrategias de distribución. 

¿Qué tipos de estrategias de distribución hay?

Los tipos de estrategia de distribución son las siguientes: 

Exclusivo: la distribución de este tipo se concentra en un solo cliente y este, en un solo distribuidor; por lo general, este tipo de distribución se lleva a cabo con productos de lujo a un alto costo por lo que se utiliza este método para no perder la posición de cierto nivel. 

Selectivo: de la misma manera se desarrolla este sistema de distribución, en el que se comercializan productos de un alto valor, que si bien no son de lujo tampoco son populares; con esto se busca que la empresa encargada de la distribución impulse a los fabricantes a alcanzar sus objetivos.

Masivo: en este sistema de distribución, los productos tienen un mayor alcance por sus bajos precios; en este caso no es tan relevante quién comercialice la mercadería sino que esta tenga mayor alcance en el mercado. 

¿Por qué es importante la estrategia de distribución?

Cuando una empresa emplea una buena estrategia de distribución, las mejoras se verán en un corto lapso de tiempo, ya sea en el aumento de ventas, en la reducción de inventario y costos además de satisfacer de manera positiva la necesidad de los clientes. 

Por otra parte, las estrategias distributivas ayudan al cumplimiento de los objetivos empresariales, como por ejemplo, posicionar la mercadería en un punto de venta estratégico con el fin de que llegue a una mayor cantidad de clientes en el menor tiempo posible. 

¿De qué se trata la estrategia de distribución exclusiva? 

En lo que respecta a la estrategia de distribución exclusiva,

ya sea por su precio y por lo tanto, por su exclusividad por lo que su llegada solo es para unos pocos clientes.