Externalidades: ¿Qué son y cómo se clasifican?

Burbuja económica: ¿Qué es y cuáles son sus características?

Durante mucho tiempo los estados de los diferentes países se han ido desentendiendo de los problemas que causan alguna anomalías de mercado, la vieja mano invisible quedó relegada a un segundo plano en la actualidad donde es necesario que el estado tome un papel determinante en muchos casos, así se han planteado problemas muy complejos que hasta incluso al día de hoy no se han solucionado.

La contaminación surgió como uno de estos problemas en la actualidad de modo que afectó de forma característica la vida de las personas y en efecto los gobiernos tuvieron que empezar a tomar cartas en el asunto así se ha dilucidado un concepto muy importante el de externalidades, este concepto nos ayuda a explicar en gran parte por qué surgen los problemas en el mercado ya que una falla del mercado que aparece cuando se realiza una actividad que afecta a un tercero. En este artículo te contaremos sobre las Externalidades

¿Qué es una externalidad?

Una externalidad es una situación en la que, producto de una falla de mercado, el valor o las ganancias de la producción toman un valor distinto en el mercado, es decir que producto de un desnivel en el mercado general el costo de la producción no se ve reflejado en el valor real que va a tomar esa unidad producida en el mercado ya que al fallar el mercado este no puede sostener lo que es el valor real de esa unidad.

Es decir las externalidades más claramente son aquellos efectos secundarios que provoca la actividad de un particular o una entidad, esta no logra hacerse cargo de todas las consecuencias que tiene esta actividad en la sociedad o el entorno, estas no se pueden jactar de todos los beneficios o los costos que tiene la producción debido a una falla en el mercado.

¿Cómo se clasifica una externalidad?

Una externalidad se va a clasificar dependiendo del bien o mal que le haga a la sociedad, es decir una acción de una empresa que genera un bien para la sociedad sin tener que incurrir en un mayor costo para esta sera un tipo, otro tipo serán las que le crean a la sociedad un perjuicio debido a que la empresa que lo genero no se hace cargo de una parte de la producción.

Así entonces vamos a clasificar las externalidades dependiendo de su vínculo con el entorno de la sociedad y las consecuencias que produzcan en largo y corto plazo a la misma teniendo en cuenta las condiciones anteriormente definidas en la sociedad.

¿Cuáles son los tres tipos de externalidades? 

Las externalidades se dividen en dos grandes grupos, estos son:

  1. Externalidades positivas: este tipo de externalidad son todas aquellas cuestiones de fallas de mercado que afectan positivamente el mercado sin asumir con esto un costo mayor en la producción de estos bienes. Es decir, son fallas de mercado que aumentan el valor de los bienes producidos sin que la composición de costos de producir ese bien tenga un valor más grande.estas generan un beneficio para la sociedad.
  2. Externalidades negativas: esta se da cuando una entidad no se hace cargo de todos los costos que conlleva esa operación, el costo que genera es arraigado a la sociedad en general generando un perjuicio para ella. Es decir son externalidades que dañan a la sociedad producto de que la organización que las causó no se responsabiliza por la parte que le toca en el proceso de producción y se desentiende de esta.
  3. Externalidades posicionales: estas se dan cuando en el mercado se producen un cúmulo de acciones no comunes que hacen que el mercado se desequilibre y cree una falla de mercado que puede ayudar a la variación de los precios de los productos.

¿Qué son las externalidades en el sector público?

Las externalidades del sector público son aquellas anomalías que se van a dar en la esfera de todos los bienes de común acceso, es decir los bienes públicos que van a afectar al total de la población, es decir son aquellas fallas de mercado y sean positivas o negativas que se involucran en los bienes de común pertenencia de la sociedad causando que un bien público sufra mejoras o empeore dependendiendo el caso que sea de externalidad.

¿Cómo evitar las externalidades? 

Podemos evitar las externalidades aplicando alguno de estos métodos:

El primero de ellos es el control del gobierno sobre las actividades que se van a realizar en su territorio. Asimismo, el gobierno tendrá el poder de decidir antes de que las empresas actúen para evitar que estas causen una externalidad y que esta afecte el mercado. 

En general, el Estado podría manejar esto a través de nuevas leyes o reglamentos para las entidades y así evitar el surgimiento de estas o éste mismo puede dejar de promover una actividad haciendo que el interés financiero por esta sea aún menor.

Otra cosa que puede hacer el Estado es aplicar normas de contrato civil, es decir que en común acuerdo con la sociedad que rescinde en esa zona específica o en la provincia o estado del que se trate firmar un tratado para prohibir o exigir alguna compensación a medida que las empresas actúen en ese territorio con la clara intención de evitar el surgimiento de externalidades normalmente de carácter negativo.

La última de las acciones que el estado puede llevar adelante para promover que no se causen externalidades de índole negativa dentro de su territorio es amenazar con tentativas de prohibición a algunas actividades o exportaciones así como también proponer multas onerosas a aquellas empresas que causen un mal para la sociedad en general así desestimula el interés y genera un ámbito más protector.

¿Cómo se pueden corregir las externalidades?

Para corregir las externalidades cuando ya están causadas, el procedimiento va a ser casi el mismo que para evitarlas, el estado debe involucrarse de manera significativa en el mercado para multar o sancionar a los agentes causantes de esas externalidades asimismo debe encargarse de solucionarla de manera de que debe disponer recursos para la solución rápida y efectiva del problema.

Así mismo el estado debe encargarse que eso no suceda más y debe plantearle una sanción severa a la empresa que inició la externalidad para que no vuelva a suceder ya si poder implantar un modelo donde el país se encuentre protegido.