Finanzas: ¿Qué son y cuál es su objetivo?

Ley de Fondos de Inversión: ¿Cómo funciona?

Las finanzas ordenan la vida actual. Tanto para empresas, como para personas físicas. Incluso para las instituciones estatales. Conocer qué son, para qué sirven, cómo funcionan o qué clases de finanzas hay es fundamental en el mundo de hoy.

Su objetivo para los individuos como para las compañías es ordenar. Brindar información para poder organizar las decisiones económicas, financieras o monetarias que deban tomar. Están insertas en un sector de la economía que se encarga de analizar los movimientos de dinero entre el Estado, las compañías o los individuos. 

¿Qué son las finanzas?

Antes que nada debemos aclarar que por finanzas podemos referirnos a dos cuestiones relacionadas pero distintas entre sí. Por un lado son las relaciones entre dos actores financieros. Estos vínculos económicos se establecen a través de la formación, distribución y uso de los fondos de dinero.

Por otro lado, las finanzas también son una rama de la economía encargada de observar el movimiento de capitales entre distintos actores: personas, empresas o el propio estado. En este caso nos referimos, no solo a la administración de un determinado capital o a la forma en la cual se obtiene, sino también a los riesgos que se pueden correr para llegar a distintos objetivos monetarios. 

Estas relaciones entre diferentes actores económicos se desarrollan en los mercados de dinero o capitales. Las finanzas, y los encargados de su estudio, analizan el funcionamiento de estos mercados. Y no solo eso, también los costos del capital, el valor de las monedas en tiempo real, las formas o herramientas para captar recursos y las instituciones que operan en dichos mercados.

¿Cuál es el objetivo de las finanzas? 

El objetivo de las finanzas, ya sean personales, estatales o empresariales puede resumirse en tres simples acciones: controlar, distribuir y acumular. Para poder llevar a cabo esto es necesario tener claro todos los objetivos que requieren ser atendidos. 

Ante todo el objetivo principal es optimizar las ganancias y maximizar la rentabilidad personal, de la empresa o del estado. Para esto se debe desarrollar al máximo la custodia, el control, el manejo y desembolso de fondos, capitales, documentos o valores que se puedan negociar. 

Las finanzas permiten realizar registros de los estados financieros y contabilizar los recursos monetarios, los compromisos de pago, el patrimonio y los resultados de las diferentes operaciones financieras que se realicen. 

Además, en caso del Estado o de una empresa, se realiza una debida clasificación de la distribución a realizarse en tanto los pagos del personal que trabaja para las entidades referidas.

A grandes rasgos, cuando nos referimos a finanzas hablamos de la capacidad de organizar de manera eficaz las diferentes áreas que hacen a la economía de una empresa, un individuo o una institución pública.

¿Cómo se clasifican las finanzas? 

Las finanzas se clasifican en tres categorías referidas a quienes las llevan a cabo: personas o individuos, empresas o instituciones públicas.

  • Finanzas públicas: están referidas a las actividades económicas del Estado. Su estructura se desenvuelve dentro de las economías de mercado con el objetivo de obtener recursos y a la cual le ofrece el escenario para realizar dichas operaciones. 

Dentro de las mismas están incluidos los bienes, las rentas o las deudas que conforman tanto el activo como el pasivo de las instituciones públicas. Así también los bienes o rentas que se encuentran bajo la órbita del Poder Nacional, Departamental o Municipal y que son articuladas por las distintas instituciones creadas para tales fines.

  • Empresariales: en este caso nos referimos a las actividades financieras, económicas o las inversiones que realizan las empresas. En particular al análisis de las oportunidades a la hora de invertir y a la viabilidad económica vinculada a la rentabilidad para la compañía. También a los elementos de análisis utilizados para poder llevar adelante estas decisiones.

En las finanzas empresariales hay un objetivo claro: optimizar al máximo el valor de la compañía para beneficio de sus accionistas. 

  • Personales: por último ésta clase de finanza está vinculada a la posibilidad de ahorrar por parte de las personas. También a su capacidad para acceder a recursos adicionales, ya sea de parte de bancos o instituciones, para poder realizar distintas inversiones. A su vez, abarcan las determinaciones para invertir de los sobrantes en los recursos financieros de los que los individuos disponen. 

¿Por qué son importantes? 

Las finanzas nos ayudan a desenvolvernos de una manera óptima en el mundo actual. Es decir, para acceder a los recursos económicos que se necesitan en un determinado momento para poder sostener la economía funcionando. 

Facilitan el control de gastos e ingresos tanto para una empresa, como para un individuo o para un ente estatal. Realizando un óptimo control de las finanzas se puede gestionar de una mejor manera los recursos disponibles. Para esto es necesario reconocer los riesgos que pueden existir y entender detalladamente los ingresos, egresos y gastos. Cuanto mayor control se tenga de estos, mayor previsibilidad se obtendrá de las propias finanzas.

¿Cuáles son las funciones de las finanzas? 

La función de las finanzas está vinculada al estudio de los recursos de la financiación: el ahorro y la inversión. Existen profesionales dentro de este campo. Estos se encargan de decidir en tanto a los gastos, ahorros o inversiones, tratando de minimizar los riesgos de los mismos. Los profesionales de las finanzas pueden estar vinculados a instituciones estatales, individuos o empresas privadas.  

Las funciones a las que nos referimos están relacionadas a la vida económica de quienes las llevan a cabo. Son tres las funciones que deben tenerse en cuenta: distribuir, controlar y acumular.

  • Distribuir: esta función se lleva adelante a partir del uso del capital acumulado para sostener las necesidades y del sistema económico a través de los recursos financieros. Dicho capital es el acumulado con anterioridad y es el que se dispone para poder enfrentar inversiones o deudas.
  • Controlar: la segunda arista es el control. El mismo se realiza a través de la observación financiera vinculada a criterios cuantitativos y cualitativos. Estos se dan en el marco de la movilización y el empleo de los recursos económicos o financieros de los que se dispone. La importancia de esta función es la capacidad de examinar las actividades, y los riesgos que estos conllevan, de los sujetos financieros. 
  • Acumular: la acumulación es el mecanismo de obtención de un capital financiero para el desarrollo de un sistema económico. Nos referimos a la acumulación y movilización de estos fondos. La función acumulativa se puede distinguir en los ámbitos estatales, empresariales o personales. Por ejemplo, la base presupuestaria con la que un país se desenvuelve o, a menor escala, los presupuestos que realizan las compañías o las personas.

¿Qué permiten las finanzas internacionales?

Las finanzas internacionales son las encargadas de observar y examinar las relaciones financieras entre naciones. Estos vínculos son de carácter monetario y macroeconómico. Se dan entre dos o más países.  

Esta rama de las finanzas se encarga del estudio del sistema monetario internacional y el sistema financiero global. Dentro de estos sistemas podemos distinguir elementos como: balanzas de pagos, tipos de cambio o inversión extranjera directa. Y como los mismos se interrelacionan con el comercio internacional.