Finiquito por renuncia: ¿Qué es y cómo se calcula?

Finiquito por renuncia: ¿Qué es y cómo se calcula?

Es frecuente que las relaciones laborales finalicen de manera unilateral. Es decir, que sea una de las partes la que decida terminarla. Cuando lo hace el empleado o trabajador se llama renuncia. 

Cuando un empleado renuncia a su trabajo le corresponde un pago por parte del patrón o empleador. A esto se le llama: Finiquito por renuncia. Es el pago que recibe el empleador por los años trabajados en la empresa.

En la siguiente nota veremos qué es el finiquito por renuncia, cómo se calcula, qué establece la Ley Federal del Trabajo, cuál es el plazo que tiene el empleador para pagarlo, cuál es el formato en que debe completarse y mucho más.

¿Qué es el finiquito por renuncia? 

Cuando el empleado decide finalizar el vínculo laboral con la empresa procede a una acción llamada renuncia. Esto sucede cuando el trabajador envía la notificación a la compañía expresando su voluntad de dejar de trabajar en ella. 

En este caso, a diferencia del despido, es el empleado el que decide poner fin al vínculo laboral. Cuando el que toma la decisión es el empleador o la empresa, entonces es un despido. En el caso del despido al trabajador le corresponde el cobro de una indemnización. 

Cuando el trabajador decide renunciar entonces no corresponde el cobro de una indemnización, pero sí el cobro por el finiquito por renuncia. Este es un pago que realiza el empleador en base a algunos conceptos dentro del salario del trabajador.

El finiquito por renuncia es un pago a través del cual la compañía compensa algunos aspectos de tu contrato laboral. Se realiza cuando es el trabajador el que decide renunciar, es decir, finalizar el vínculo.

Para poder cobrar el finiquito es necesario que el trabajador presente la carta de renuncia. Este es el documento mediante el cual la empresa es notificada por el empleado de que dejará de trabajar ahí. De esta manera la empresa o el empleador puede realizar el trámite para abonar el finiquito.

A pesar de que mucha gente cree que al renunciar el empleado no debe cobrar nada, el finiquito por renuncia es uno de los derechos laborales que establece la ley mexicana. Poder calcularlo es algo muy simple y que todo trabajador debería conocer. 

¿Cómo se calcula el finiquito por renuncia? 

Para poder calcular el finiquito por renuncia es necesario que conozcas los valores de algunos ítems por los que cobras. Esta información puedes obtenerla de tu nómina, la cual el empleador te otorga cada vez que te paga el salario.

Los elementos que debes tomar para calcular el finiquito son aquellos por los que cobras periódicamente. A este cálculo debes aplicarle la cantidad de tiempo que llevas trabajando dentro de la empresa.

Los elementos a tener en cuenta son:

  • Aguinaldo (proporcional).
  • Vacaciones.
  • Prima vacacional.
  • Prima de antigüedad. 
  • Días trabajados antes de presentar la renuncia.

A excepción del último elemento, en los cuatro anteriores debes calcular el proporcional correspondiente al tiempo trabajado antes de presentar tu renuncia. Sumando todos estos elementos obtendrás el monto total que debes cobrar como finiquito por renuncia.

¿Qué dice la Ley Federal del Trabajo sobre el finiquito por renuncia voluntaria? 

La Ley Federal del Trabajo considera un derecho del trabajador la renuncia. Y como tal, estipula que debe ser remunerado en los elementos correspondientes que no hayan sido abonados por parte del empleador.

Es decir, forma parte de los derechos laborales de los trabajadores mexicanos el hecho de poder abandonar un trabajo y cobrar las remuneraciones adeudadas por parte del empleador dentro del finiquito. 

De esta manera, la Ley Federal del Trabajo diferencia las renuncias de los trabajadores en tres categorías distintas y, en base a estas, cambian los elementos que componen el finiquito.

La Ley Federal del Trabajo distingue estas tres clases de renuncia:

  • Relación por tiempo determinado, es decir que el contrato estipule la finalización del mismo.
  • Relación por tiempo indeterminado menor a quince años.
  • Relación por tiempo indeterminado mayor a quince años.

¿Cuál es el plazo para pagar finiquito por renuncia voluntaria? 

Es fundamental que el empleador envíe el finiquito en tiempo y forma. De esta manera el empleador puede realizar todos los cálculos necesarios para poder abonar el finiquito que le corresponde al trabajador. 

El plazo estipulado por la ley para pagar el finiquito por renuncia voluntaria vence al momento en que termina el vínculo, es decir en la fecha que puso el trabajador que dejaría de trabajar para la empresa. Es decir, ese mismo día debe abonarse en efectivo o a través de un cheque.

Supongamos que una persona presenta su carta de renuncia y pone como fecha el quince de abril. En ese caso, dejará de estar obligado a ir a trabajar en esa fecha. Y, en su último día laboral, el empleador debe abonar, tanto la nómina como su finiquito.

En caso de que el empleador no abone en este plazo el finiquito, estará falta por no cumplir el plazo que estipula la Ley Federal del Trabajo y puede recibir acciones legales de la otra parte. 

¿Cuál es el formato del finiquito por renuncia?

Para poder cobrar el finiquito por renuncia es fundamental redactar de manera correcta la carta de renuncia. En ella deben figurar todos los datos correspondientes al empleador y al empleado para que puedan ser comprobados y contactados en caso de ser necesario.

Una vez completada la carta de renuncia, el empleador debe realizar el finiquito, en el mismo debe constar el monto de cada elemento y en concepto de qué se realiza el pago de cada elemento.

El formato del finiquito por renuncia es un documento con validez legal que debe quedar certificado por las firmas de ambas partes: empleado y empleador. Este es similar a la nómina a través de la cual se detalla el salario del trabajador. 

A pesar de ser similar a la nómina, el finiquito es un documento aparte que expresa en el mismo la conformidad para el cobro en concepto de la renuncia del empleador.