Fondos públicos: ¿Qué son y para qué sirven?

Fuente de financiamiento a corto plazo: ¿Como sacarle el máximo provecho?

El Estado necesita un capital mensual para poder existir y hacer frente a sus obligaciones. Desde pagar la deuda externa hasta realizar una carretera nueva o pagar los sueldos de sus empleados. 

Esto se realiza a través de la administración de los ingresos que se generan mediante los tributos y otros que vienen de otras formas. Y se los llama fondos públicos.

En la siguiente nota veremos que son los fondos públicos, como se clasifican, para que sirven y mucho más.

¿Qué son los fondos públicos?

Los Fondos Públicos son el capital del que dispone el Estado para su funcionamiento. Este se compone, básicamente, del ingreso de impuestos, aunque también los hay no tributarios. Este capital es reutilizado para pagar las erogaciones correspondientes al sector público.

De esta manera podemos definir que, los fondos públicos, son los ingresos que percibe un gobierno para hacer frente a los gastos que genera la manutención del Estado. Este se encuentra compuesto por el dinero que aportan quienes contribuyen con el Estado, es decir los contribuyentes, junto a otros beneficios producidos por el propio Estado. Este dinero debe ser reinvertido en diferentes cuestiones relacionadas con el propio estado, en subsidios, en financiamientos, infraestructura o cualquier otra cuestión vinculada al bienestar de la ciudadanía.

Si bien resulta una idea fácil de comprender, el concepto de fondos públicos aún genera numerosas polémicas entre teóricos. Estos se pueden clasificar de diversas formas, siendo la más común realizarlo a partir del lugar de donde provienen los aportes de capital realizados al estado.

De esta manera los fondos públicos suelen estar compuestos en base a dos conceptos: los ingresos por tributos y los ingresos que no provienen de tributos. Con este capital el Estado está obligado a pagar los gastos del sector público, hacer frente a las obligaciones contraídas por el mismo y satisfacer las necesidades de su población.

¿Cómo se clasifican? 

Existen múltiples maneras de clasificar a los fondos públicos. En base a la nación que estemos analizando, la utilización de los recursos del estado puede variar. Incluso, en ocasiones, los fondos públicos pueden no existir. 

Es por esto que pueden clasificarse de diversas maneras. En primer lugar podemos distinguir que existen dos clases de fondos públicos de naturaleza diferente:

  • Fondos tributarios
  • Fondos no tributarios

Lo que los diferencia en este caso es su origen, ya que unos provienen de los tributos abonados por los contribuyentes, mientras que los otros provienen de otras vías.

A su vez, también pueden clasificarse en base a cuestiones económicas. Esto sería de la siguiente manera:

  • Ingresos corrientes.
  • Ingresos de capital.
  • Transferencias.
  • Deuda.

¿Para qué sirven los fondos públicos? 

Los fondos públicos cumplen una función fundamental en el Estado. Sin ellos directamente el Estado no podría funcionar de ninguna manera. De esta manera, los fondos públicos son su sostén y el capital con el que funcionan sus diferentes engranajes. 

Los fondos públicos son destinados a pagar las obligaciones y gastos del Estado. Desde los sueldos de los funcionarios y empleados públicos, hasta la compra de edificios para la administración pública o arreglo de infraestructura de alguna dependencia o secretaría del estado. Esto en tanto nos referimos a los fondos públicos como sostén del estado.

Pero por otro lado los fondos públicos también impactan en la población. Sin ellos no sería posible arreglar o prolongar una carretera, fundar edificios nuevos, otorgar subsidios a la población, brindar préstamos a bajas tasas de interés y todas aquellas herramientas que da el Estado a la ciudadanía para intentar redistribuir la riqueza.

¿Qué diferencia hay entre fondos públicos y fideicomisos? 

Los fondos públicos como ya vimos, son el capital del que dispone el estado para su funcionamiento. Y está compuesto por ingresos tributarios y no tributarios. 

Los fideicomisos públicos también involucran al estado pero son una herramienta completamente diferente. Los fideicomisos públicos son creados por el estado con el fin de desarrollar una actividad concreta. De esta manera, una porción de los fondos públicos pasan a ser administrados por una entidad fiduciaria. 

A través de esta herramienta se intenta el desarrollo de proyectos provenientes del estado que buscan incrementar el bien común, es decir favorecer en diversos aspectos a la población.

El fideicomiso público no varía del fideicomiso privado. 

¿Cómo son los fondos y fideicomisos públicos del sistema financiero mexicano? 

Los Fondos públicos son aquellos que alimentan los fideicomisos públicos en el sistema financiero mexicano. Es decir, el Estado recauda y capitaliza a partir de los fondos públicos. Luego, un porcentaje de estos se reinvierte a través de un fideicomiso público. 

Estas operaciones financieras no se realizan con todos los fondos públicos. Tampoco se hace simplemente para aumentar el capital disponible. Siempre que el Estado Mexicano realiza un fideicomiso público lo hace con el objetivo de poder elaborar programas en beneficio de la población.

¿Qué es la malversación de fondos públicos? 

La malversación de fondos públicos es uno de los casos más frecuentes de corrupción estatal. Está penado por la ley. Su responsable, o sus responsables en caso de ser más de uno, si llegaran a ser encontrados culpables deberán pagar con multas o, incluso, penas en la cárcel.

La malversación de fondos se genera cuando alguien vinculado a la administración pública, funcionarios o autoridades, abusan de los cargos que ocupan y toman de manera ilícita capital de los fondos públicos.

La malversación de fondos públicos suele ser considerada y nombrada como corrupción. Pero no es otra cosa que sacar beneficio personal por parte de un funcionario público con los capitales del estado.

¿Qué entidad se encarga de la administración de fondos públicos en México? 

En México hay más de una institución encargada de administrar los fondos públicos. Esto se produce por el hecho de que estos suelen ingresar y salir por distintas vías que involucran a diferentes secretarías del Estado. 

En el caso de los presupuestos, la tesorería y las cuestiones contables, están a cargo de la Secretaría de Hacienda. Es decir, todo lo que tiene que ver con administrar las reservas y las partidas presupuestarias. 

Por otro lado, los fondos públicos también suelen ser utilizados para otorgar créditos a la población y las sociedades. En este caso, el Crédito Público, es administrado por la Secretaría de Finanzas.

¿Cuáles son los fondos públicos para organizaciones de la sociedad civil?

Existe un porcentaje, acordado en el presupuesto anual, que está pensado y es destinado a las Organizaciones de la Sociedad Civil. Estos son administrados por la Administración Pública Federal. Lo realizan a través de programas a los que se puede concursar públicamente. 

.