Gasto público: ¿Qué es y cómo funciona?

Finiquito por renuncia: ¿Qué es y cómo se calcula?

En las discusiones políticas y económicas. En la televisión o en las radios. Entre candidatos de un mismo partido o de diferentes. Siempre solemos escuchar hablar o leer sobre el gasto público. Unos dicen que todo es culpa de que el gasto público es grande. Otros, en cambio, consideran que el gasto público es insuficiente.

Para entender estas discusiones y saber de qué lado pararnos es necesario saber qué es el gasto público. Cómo se compone y cuánto dinero destina México al gasto público de manera anual. 

En la siguiente nota repasamos esas preguntas. Qué es el gasto público, cómo funciona, para qué sirve, cuánto dinero se destina en México al gasto público y cómo hacer para reducirlo.

¿Qué es el gasto público en México?    

El gasto público en México es el capital que el estado o el sector público destina a realizar sus operaciones. Es decir, son las erogaciones que realiza el Gobierno para poder funcionar. Aunque no solo se trata de gastos burocráticos como sueldos o remodelaciones de dependencias. También es una decisión política que varía según la orientación política del gobierno.

El gasto público puede variar significativamente ya que lo que para un gobierno resulta importante quizás para otro no. Por ejemplo, puede destinarse gran parte del gasto público a educación o salud. 

De esa manera crece el gasto público. Y quizás, en otros presupuestos esto no se incluya. De esta manera puede modificarse mucho el concepto de gasto público según quién lo aplique.

La administración pública o el estado, debe cumplir determinadas misiones y funciones. Una de estas es lograr la reducción de la desigualdad o alcanzar una verdadera redistribución de las riquezas producidas en el país. 

Estos mecanismos son los que le permiten al Estado alcanzar la satisfacción de distintas necesidades de primera urgencia de las personas que habitan una determinada nación. 

Decíamos que el gasto público varía según las intenciones políticas de un gobierno. Ya que este es el capital que destina la administración pública en realizar y cumplir una serie de objetivos. En qué cantidad y a dónde se destina el dinero, suele ser importante para comprender el gasto público. 

Este tiene un contrario que a la vez es el complemento para poder recaudar y reinvertir el dinero. Lo opuesto al gasto público no es otra cosa que el ingreso público.

¿Cómo se clasifica el gasto público? 

Según el destino que se le otorgue a un determinado gasto, varía su clasificación. Así como sucede en el sector privado, también pasa en la administración pública. Según una serie de variables la clasificación del gasto público puede variar en:

  • Gasto Corriente: Esta clase de erogación está referida a los gastos básicos generados por la administración pública. Estos son aquellos que sostienen lo indispensable. Tales como salarios de los funcionarios o la inversión en servicios públicos de primera necesidad.
  • Gasto de capital: Estos son aquellos que se vinculan a la adquisición de activos por parte del Estado. Los gastos de capital son aquellos que facilitan un mejor desarrollo de distintas áreas del estado y, por ende, de la ciudadanía. 
  • Gasto de transferencia: Esta es una de las herramientas para intentar redistribuir las riquezas de una nación. Los gastos de transferencia son aquellos que la administración pública otorga a compañías o personas físicas, puede ser a manera de subsidio o directamente a través de un pago. Un ejemplo pueden ser los subsidios a determinados servicios públicos.
  • Gasto de inversión: Este puede llegar a confundirse con el gasto de capital. Pero hay una diferencia importante entre ambos. Ya que, el gasto de capital está destinado a la adquisición de activos que antes no se tenían. Por otro lado, el gasto de inversión busca una mejora del capital público que ya existe. Es decir, es para desarrollar o mejorar lo que se tiene.

¿Cómo funciona el gasto público? 

El gasto público es la herramienta que tiene el Estado para cumplir determinados objetivos planteados de antemano. Para esto toma parte del capital que posee y lo utiliza para desarrollar actividades, sectores o reducir gastos de la ciudadanía. 

En la teoría, el gasto público es el elemento que le permite a la Administración Pública desarrollar los sectores del país o del propio estado que le resulten convenientes. Así mismo puede suceder que, aunque el gasto público aumente, el Estado no logre cumplir con los objetivos que se había planteado. 

Como decíamos, el gasto público es la herramienta de la que se vale el estado para cumplir determinados objetivos. Pero ¿Qué objetivos? 

  • Desarrollar un sector de la industria.
  • Mejorar la salud pública.
  • Mejorar la educación pública.
  • Redistribuir la riqueza.
  • Dar más solidez a la justicia.
  • Brindar mejores empleos.
  • Invertir en seguridad.
  • Garantizarle a los ciudadanos una vida digna.
  • Proteger distintas áreas del medioambiente.

La lista podría ser incluso más larga, ya que los alcances puede tener el gasto público son muchos. Pero lo básico en lo que suelen destinar los recursos son algunas de las opciones antes descriptas. 

¿Cómo es la Ley de Presupuesto Contabilidad y Gasto Público Federal? 

En México existe una ley que es la encargada de regular el presupuesto para el gasto público al que puede tener acceso el Gobierno Federal. Esto garantiza que, aunque los gobiernos se modifiquen, existan ciertas reglas que no puedan ser salteadas y que el gasto público garantice ciertos aspectos y no se sobrepase en otros.

La Ley de Presupuesto Contabilidad y Gasto Público Federal es la encargada de ordenar la realización del presupuesto, la ejecución del gasto público y la contabilidad del Estado. A su vez esto se relaciona con la Cuenta Pública del Estado. 

Esta ley se aplica mediante la Secretaría de Planeación y Finanzas y de Contraloría y Desarrollo Administrativo. Siempre bajo la órbita y según las atribuciones que le fueron conferidas a través del poder legislativo.

¿De cuánto fue el gasto público en México durante el 2021? 

Cada año, a la hora de elaborar el presupuesto que utilizará la Nación durante el año siguiente, uno de los puntos más discutidos es el de gasto público. Esto determinará el rumbo que podrán tomar las diferentes áreas del gobierno ejecutivo. 

En el año 2021 el gasto público al que tuvo acceso el Gobierno Federal fue de 6.295,7 millones de pesos mexicanos. De este número se desprenden dos porcentajes que deben ser tenidos en cuenta: por un lado el 73.4% estaba destinado al gasto programable; por el otro el 26.6% a gastos que no hubieran sido programados.

¿Qué es la reducción del gasto público?

Los Estados deben buscar un equilibrio dentro del gasto público. Ya que de lo contrario gastarán dinero que no tienen y, para eso, deberán emitir deuda o pedir préstamos a instituciones internacionales. 

Una de las maneras de no tener que caer en estos mecanismos es a través de la reducción del gasto público. Esto es analizar área a área en búsqueda de bajar la cantidad de capital que se destina. De esta manera las erogaciones de la administración pública se reducen.

El problema es qué se considera gasto y qué no. Ya que muchas veces bajo el pretexto de la reducción del gasto público los gobiernos terminan quitando inversiones a sectores sensibles para la población como la educación o la salud.