Gestión de riesgos: ¿Qué es y cómo funciona?

Gestión de riesgos: ¿qué es y cómo funciona?

La gestión del riesgo determina cómo deben llevarse a cabo los sucesos de reconocer, distinguir y medir las posibilidades para disminuir los efectos adversos que se desatan luego de producido cualquier catástrofe y también las medidas tendientes a evitar, corregir y disminuir las variables para que los mismos no se produzcan.

¿Qué es la gestión de riesgos empresariales?

En primer lugar, hay que tomar en cuenta que los riesgos siempre van a estar a la orden del día en cualquier negocio, no importa la magnitud de este, pero el éxito o fracaso estará sujeto en la forma como se emplean y solucionan estas contingencias.

Es la totalidad de las planificaciones que engloban todos los puntos de vista operativos, financieros y administrativos de una organización, con el fin de identificar, prevenir y resolver los sucesos que pudieran poner en peligro la operatoria de la empresa.

También la gestión de riesgos brinda a las empresas herramientas para reducir considerablemente los desaciertos evitando la toma de decisiones inadecuadas que pongan en riesgos su expansión productiva. Para eso solicita que se analice, identifique todos los procesos operativos, administrativos y financieros que se desarrolla en la empresa y que se capacite a todo el personal a que autogestionen los controles de sus tareas. 

Todo esto conlleva una planificación integral para alcanzar las metas que se quieren lograr. Se debe tener en claro los objetivos que se quieren cumplir en la empresa, así como también, conocer cada recoveco de las acciones que se llevan a cabo en esta para afrontar exitosamente los vaivenes que pudieran suceder. 

Ejemplo

La resiliencia es la facultad de una empresa para afrontar los riesgos estratégicos, transformando lo negativo en formas positivas de gestión, para llevar a cabo la resolución de la gestión. Como ejemplos negativos que tenga que afrontar la empresa tenemos: riesgo operacional y financieros, desastres naturales o una recesión económica repentina. Para que esto se pueda concretar hay que tomar medidas preventivas, para evitar agravar el alcance del riesgo. Esto faculta a una organización a salir adelante y ser resiliente.

Un riesgo puede ser la gran chance que tenga una empresa para incorporar nuevas y mejores estrategias que aseguren un desarrollo sostenido en el tiempo de su productividad.

¿Por qué es importante la gestión del riesgo a nivel empresarial?

La gestión de riesgos asegura que una empresa persista en el tiempo. Algunos estudios revelan los siguientes datos: 

  • 33% de las compañías no logran sobrevivir a su primer año 
  • 65% cierran antes de cumplir 5 años activos

Entre las relevancias de una gestión de riesgo a nivel empresarial se encuentran:

  • Consolidar las acciones frente a las posibles contingencias, creando un plan que permita la toma de decisiones adecuadas menguando las pérdidas económicas
  • Cuantificar los niveles de riesgos adecuados según tamaño de la empresa, no es pertinente realizar una inversión excesiva en temas de gestión de riesgos, si la empresa posee recursos acotados.
  • Incrementar la velocidad de respuesta frente eventos que pudieran disminuir la economía empresarial.
  • Proteger la apariencia de la organización, para evitar que una mala gestión u objetivos y metas no tan claros, pongan en tela de juicio la imagen de la empresa.

¿Cómo realizar una correcta gestión de riesgo empresarial?

Las distintas medidas para llevar a cabo una correcta gestión de riesgo empresarial, requiere: 

  • Reorganizar los objetivos de alto nivel para transformarlos en meros indicadores, que darán una pauta concreta para conocer cómo emprender un estudio de riesgos
  • Tomar conciencia de los diferentes elementos que conforman e incrementan las vacilaciones.
  • Efectuar un estudio minucioso de todos los posibles riesgos que puede enfrentarse una empresa
  • Luego de teorizar los posibles riesgos plasmarlos en medidas concretas de acción.
  • Incentivar las capacitar de todos los colaboradores sobre la importancia de gestionar una acertada estrategia de gestión de riesgos

¿Cuáles son las etapas de gestión de riesgos?

Es de vital consideración distinguir e inspeccionar eventos que pudieran poner en peligro el éxito de la gestión de riesgos, así como también, de las medidas preventivas para disminuir los efectos nocivos. Los riesgos van a aparecer de distintas formas sin que la empresa sepa cómo, cuándo y con qué impacto aparecerán.

Será el gestor de proyecto (Proyect Manager), la persona que tiene la responsabilidad total del planeamiento y la ejecución acertada de un proyecto, el que va a evaluar e identificar los riesgos, los cuales van a estar impregnados de dudas y vacilaciones en cuanto a las formas de planificación, precios y productividad final.

La gestión de riesgos puede hacerse a través de cuatro etapas:

  • Etapa 1.

Identificar, distinguir y dar prioridad a aquellos riesgos que pueden más fácilmente aparecer y reconocer el impacto que pueda generar en la organización. La utilización del instrumento matriz de riesgos facilita considerablemente la visión más amplia del negocio en su totalidad.

  • Etapa 2.

Graduar la forma de reparar el efecto conformado a lo largo del tiempo, naturaleza, si se puede gestionar desde dentro o fuera de la organización y los riesgos son ya conocidos. Consiste en modificar lo no conocido, pero teniendo real conciencia que va a suceder.

Se identifica a un riesgo como moderado cuando genera un aumento en los precios o disminución en el rendimiento de la producción. Mientras que un riesgo considerado como alto, ya es casi confirmado que no solo aumentó los precios de los costos, se incremente el tiempo y pone en peligro considerable el rendimiento de la organización.

  • Etapa 3.

 Valorar la magnitud de los riesgos para conseguir el factor de riesgo y brindar preponderancia a la resolución de un riego por sobre otro. 

  • Etapa 4. 

Amortiguar los efectos de un riesgo, efectuando un correcto y coherente plan de respuesta. Por lo general, la llegada de estas contingencias provoca la modernización y corrección de los proyectos de una empresa, generando cambios positivos en esta.