Historial Crediticio: ¿Qué es y cómo se obtiene?

Due diligence: ¿Qué es y cómo se lleva a cabo?

El historial crediticio es una de las herramientas que utilizan las entidades financieras para evaluar si eres un buen candidato para acceder a una linea de crédito; sin embargo no todos los ciudadanos cuentan con uno, por lo que es importante que sepas como generarlo. 

Por lo que si quieres generar o comenzar tu historial crediticio y no sabes cómo, te lo mostramos a continuación. 

¿Qué es el historial crediticio?

Un historial crediticio se basa en el registro de todas las transacciones de crédito que hayas requerido. 

La información que se detalla en el historial crediticio está relacionada a la cantidad de veces que has solicitado un crédito, cuál es el saldo pendiente de cada uno, cuál es el valor de cada uno, cada cuánto tiempo los pagas y si eres puntual en los pagos o no. 

Toda esta información es evaluada minuciosamente, ya que de ello dependerá una buena o mala calificación crediticia; por ejemplo: si pagas el monto mínimo de tu crédito para no generar intereses, tendrás una buena calificación.  

Pero si, por ejemplo, pagas de forma tardía o no has tenido constancia con tus créditos, entonces tendrás una calificación negativa. 

¿Por qué es importante la calificación del historial crediticio? 

La finalidad de la calificación de tu historial crediticio se basa en tu responsabilidad y puntualidad de cumplimiento en tus los pagos del dinero que una institución financiera te presta. 

Por lo que si requieres de un préstamo o deseas contratar un servicio ya sea de telefonía o televisión, la entidad en cuestión solicita tu historial crediticio para decidir si te brindan o no lo que has solicitado. 

Si tu comportamiento financiero es positivo entonces tus chances de acceder a cualquier tipo de crédito es mucho más alta que si fuera negativo. 

¿Cómo puedo saber cuál es mi historial crediticio?

Para saber cuál es tu historial crediticio debes consultar a la página del Buró de Crédito y seguir las instrucciones que allí se detallan: 

  • Ingresa a www.burodecredito.com.mx 
  • Dirígete al apartado “Reporte de Crédito Especial”
  • El reporte de crédito es gratuito si lo realizas una vez por año, si por el contrario, necesitas más reportes entonces debes pagar $36 por cada que solicites uno. 
  • Luego de ingresar, debes autorizar que el buró de crédito analice tu historial crediticio a partir de las opciones que te detalla el portal. 
  • Ingresa tus datos personales: nombre, fecha de nacimiento, dirección, CURP y RFC. 
  • Luego debes proporcionar tus datos de tarjeta de crédito actual, crédito hipotecario o automotriz. Esta información sólo se utiliza para validar tu identidad por lo que no corre el riesgo de que se filtre algún dato. 
  • Los datos requeridos de la tarjeta de crédito son los siguientes: número de la tarjeta, límite de crédito, institución emisora, datos del crédito hipotecario o automotriz, solicitados en los últimos 6 años, ya que antes que este periodo de tiempo, no aplican. 

Si no posees ningún tipo de crédito, debes seleccionar “No tengo” y luego “Continuar”. 

El portal te proporcionará tu historial crediticio en formato PDF, el cual podrás guardar o imprimir; si no lo hiciste sólo tienes disponible la información por 24 hs de lo contrario, se cancelará la operación y deberás abonar $36 para generar uno nuevo. 

¿Cómo empezar a crear un historial crediticio?

Por lo general, para tener un buen historial crediticio es necesario adquirir un crédito antes; sin embargo, deberás contar con antecedentes financieros antes de que te aprueben este beneficio. 

Para construir tu historial crediticio te damos ciertas pautas a seguir: 

  • Solicita una tarjeta departamental y manéjala responsablemente: 

Este tipo de tarjetas solo pueden ser utilizadas en las tiendas departamentales que las emiten y si bien muchas de ellas ofrecen beneficios como descuentos o promociones, el límite que ofrecen es muy bajo. 

Por otro lado, hay otras tarjetas de este estilo que ofrecen un límite crediticio más elevado sin solicitar tu actividad crediticia por lo que deberás administrarlas con mucho cuidado.  

  • Abre una cuenta bancaria: 

Esta es una de las acciones más efectivas ya que al registrar toda tu actividad, las instituciones financieras cuentan con esa información que te permite solicitar créditos, lo que a su vez te beneficia al momento de iniciar tu historial crediticio.  

Contrata un servicio de telefonía celular: 

Las compañías telefónicas deben declarar el comportamiento del usuario por lo que si pagas tus facturas telefónicas en tiempo y forma podrás generar un historial crediticio para futuros beneficios. 

  • Solicita una tarjeta básica 

Las tarjetas básicas son ideales para aquellos que están comenzando sus actividad en el mundo financiero ya que no deberás cumplir con una gran cantidad de requisitos y son aprobadas por los bancos en relación a tu solvencia económica a futuro. 

  • Usa responsablemente cualquiera de las opciones que elijas 

Elijas la opción que elijas es primordial que la uses con gran responsabilidad, teniendo en cuenta que todos tus movimientos financieros y transacciones serán parte de tu historial crediticio y que cuantas más referencias buenas generes mejor te irá al momento de acceder un crédito, debido a que tu calificación será muy buena y serás, también un gran candidato para cualquier herramienta financiera. 

¿Qué tarjetas generan historial crediticio?

Si eres “primerizo” existen varias alternativas, sólo debes buscar el producto que mejor se ajuste a tu estilo de vida y así puedas disfrutar de sus múltiples beneficios.

Los tipos de productos disponibles para hacer historial crediticio son:

Tarjetas para personas sin historial: si no has solicitado una tarjeta de crédito antes, estas tarjetas para personas sin historial crediticio son una muy buena opción ya que te ofrece los mismos beneficios  que cualquier otra tarjeta.

Tarjetas para estudiantes universitarios: si estás cursando tus estudios universitarios, estas tarjetas universitarias son para tí ya que no exigen mayores requisitos y el riesgo se calcula a partir de tu historial crediticio a futuro según la universidad y la carrera que curses. 

Tarjetas departamentales: este plástico solo puede usarse en las tiendas departamentales que las expiden pero siempre presentan beneficios como descuentos o pagos sin intereses, etc. 

Tarjetas garantizadas: este tipo de tarjetas te permiten corregir o comenzar tu historial crediticio; es una herramienta segura para la entidad que la expide ya que para acceder a ella deberás realizar un depósito para activarla. 

Es decir que si haces un depósito de $10.000 ese será tu límite de crédito y es una metodología bancaria de protección para amortiguar el riesgo de que dejes de pagar.

Cuentas de nómina: una cuenta de nómina es aquella en la que te depositen tu sueldo ya sea cada quince días o cada mes en una tarjeta de débito, por lo que es muy probable que el mismo banco que te otorgó la tarjeta te ofrezca una tarjeta de crédito. 

El único requisito para obtener esta tarjeta es percibir tu salario en tu cuenta durante tres meses como mínimo y luego la entidad financiera se contactará contigo para hacerte la oferta. 

Debido a que no tienes desarrollado un historial crediticio y la única manera de comprobar tu comportamiento financiero es a través del depósito de tu sueldo, es muy probable que tu límite de crédito no sea elevado, sin embargo puede aumentar conforme pase el tiempo.

Planes de telefonía: cuando contratas un plan de servicio telefónico, los usuarios generan un historial crediticio cada vez que abonan su factura; sin embargo, debes tener presente que si dejas de pagar o te atrasas en tus pagos, es muy probable que no tengas buena calificación al momento de solicitar un crédito.

¿Existen créditos personales sin historial crediticio?

Existen ciertas instituciones financieras que otorgan este tipo de créditos que les permite a los beneficiarios comenzar un historial crediticio, sin embargo, debes utilizarla a conciencia porque generalmente este tipo de créditos ofrecen tasas de interés elevadas. 

¿Qué sucede con los préstamos si la persona que lo solicita tiene mal historial crediticio?

Obtener una mala calificación en relación a tu historial crediticio ante el buró es contraproducente para tí, ya que eres un candidato dudoso para que te aprueben nuevos créditos por lo que disminuyen tus posibilidades crediticias. 

La importancia del historial recae en que las instituciones que ofrecen créditos lo evalúan para saber tu nivel de endeudamiento y qué tan puntual eres en tus pagos.

¿Cómo se puede mejorar un mal historial crediticio?

Si quieres comenzar un historial crediticio positivo es hora de que comiences a usar una tarjeta de crédito; pero antes de hacerlo haz un cálculo de tus ingresos económicos y procura no gastar más del 30% de tu sueldo, así de esa manera logras mantener una buena salud financiera.  

¿Cuánto tiempo tiene que pasar para tener historial crediticio?

Desde el momento en que contratas un producto financiero, tu historial crediticio comienza en un periodo de, aproximadamente, 7 días. 

Por lo general, el tiempo de espera es muy corto dependiendo del producto solicitado y el periodo de tiempo al que puedas acceder.