Holding: ¿Qué es y cuáles son sus características?

Core capital: ¿Qué es y para qué sirve?

Así como existen las empresas que se manejan por acciones, normalmente en comoditas o sociedades anónimas, existen organizaciones empresariales dedicadas a tener el control y las ganancias de estas.

A esta clase de organización se la llama holding; este término proviene del vocablo inglés “hold” que significa “tener” . 

Se trata, justamente, de tener o poseer acciones en muchas otras empresas con el objetivo de sacar rédito de ellas sin la necesidad de producción. 

En la siguiente nota veremos que es un holding, cómo opera, qué características tiene, cuáles son sus beneficios, cómo se realiza un contrato de holding, cómo crear un holding y mucho más.

¿Qué es el holding?

El holding es un concepto ligado al mundo económico y, en particular, financiero. Se utiliza en los sectores empresariales para referirse a esas empresas que poseen acciones en otras con el objetivo de generar rentabilidad.

Existen empresas dentro del mundo financiero que no basan su operativa en la producción de bienes ni de servicios así como tampoco realizan tareas de venta o distribución y se dedican a ser accionistas mayoritarias de otras empresas. 

En otras palabras, se trata de empresas que tienen acciones en otras empresas sin la necesidad de ejercer ningún tipo de control y sin obtener otros beneficios que el de obtener dividendos a partir de estas. 

La organización del holding se divide en una empresa principal y las empresas que están dentro del método y que a su vez, son las que llevan a cabo la producción.

La empresa principal solo busca obtener rédito a partir de estas otras y por lo general las empresas no fueron fundadas por la principal del holding sino fueron adquiridas a partir de la evidencia sobre su rentabilidad.

La finalidad del holding no es producir sino la de recaudar, obtener ganancias y por lo general, esto se logra a partir de la conformación de grupos que buscan oportunidades de inversión a través del mercado financiero. 

¿Cómo opera el holding?

El holding opera de manera simple: es un grupo que se configura en torno a una organización empresarial que posee acciones mayoritarias en más de una empresa y por ende, al ser accionistas mayoritarios de otras compañías regidas por acciones, su objetivo es recaudar.

A través de la agrupación de muchas empresas en una sola se logra tener un buen control de las finanzas y ganancias de estas, de manera que opera con facilidad en torno al buen funcionamiento de las empresas que se encuentran bajo su órbita.

Lo que se busca a través del holding es acceder al control, y a las ganancias que genera, una empresa sin ser el dueño de la misma, solo teniendo la mayor cantidad de las acciones que componen a esa empresa

¿Cuáles son las características del holding? 

La principal característica del holding es operar en el mercado financiero ya que no son empresas vinculadas a lo económico a través de la producción sino de la recaudación y que, por lo tanto, buscan beneficios y utilidades sin producir.

Otra de las características de esta clase de metodología es que en ella no se producen ni bienes ni servicios ya que su única finalidad es la de generar rentabilidad a través de la adquisición de acciones de empresas subsidiarias o filiales que poseen. 

A las compañías que se encuentran dentro del holding se las llama subsidiarias o filiales y que están bajo el control de otra, que se denomina, matriz; esta relación se da en torno a cuál es la empresa que recauda y cuáles son las que producen.

Las filiales y subsidiarias son las que producen, venden y distribuyen, mientras que la matriz es la que busca beneficios dentro del mercado financiero. 

¿Cuáles son los beneficios del holding? 

Uno de los beneficios que genera el holding es reducir el riesgo de inversión ya que la empresa matriz no debe realizar una gran inversión en infraestructura o salarios, simplemente debe comprar otra empresa que se encargue de eso.

El holding genera ganancias a través del control de muchas empresas; si una de ellas cae en pérdidas, ya sea en el valor de dividendos o en el valor de sus acciones, la matriz tendría otras empresas que pueden ayudar a la subsistencia del holding.

A su vez resulta de fácil intercambio, es decir, no existe el patrimonio fijo. 

Si la inversión saliera mal es solo cuestión de volver a vender las acciones e intentar invertir una vez más por lo que no genera mayores complicaciones salir de un mercado e ingresar en otro.

Por otro lado, el holding genera buenos dividendos sin necesidad de tener que preocuparse por el control administrativo de las empresas que se posee; simplemente con tener más del cincuenta por ciento de las acciones de esas empresas es suficiente para que generen las ganancias necesarias. 

¿Qué son los holding empresariales? 

Los holding empresariales son, justamente, grupos accionarios que se juntan para comprar y obtener el cincuenta por ciento de las acciones de más de una empresa, de esta manera acceden al control económico de esas empresas y a la mayor parte de sus dividendos.

El objetivo de los holding empresariales es obtener ganancias y no producir objetos, productos, bienes o servicios, de esto se encargan las empresas sobre las que se poseen acciones. 

Los holding empresariales están conformados por una empresa que podríamos llamar dominante o matriz, que controla a otro grupo de empresas más pequeñas a través de poseer la mayor parte de las acciones de estas. 

¿Cómo es un contrato de un holding? 

Un contrato de holding posee las características de los documentos legales ya que se constituye como un contrato mercantil, por lo que está estrictamente ligado al derecho económico y su regulación depende de los lineamientos de cada país.

Estas regulaciones son fundamentales ya que los holding, por lo general, poseen acciones en empresas de diferentes nacionalidades y en algunos casos, puede suceder que según el país se modifiquen las normativas.

El contrato de holding es un documento con validez legal que se firma, en conformidad de todos sus participantes, para certificar que una empresa, financiera por lo general, a partir de ese momento tiene el control de otras varias empresas y que, a su vez, obtendrá la mayor parte de las ganancias que generen.

¿Qué se necesita para crear un holding?

Para crear un holding es necesario, ante todo, poseer una buena cantidad de capital

A su vez se debe buscar otras personas con la intención de crear una empresa que tenga como objetivo controlar otras entidades. 

De esta manera, a través de la conformación de una empresa con fines de lucro, se genera la empresa matriz y a su vez esa empresa, debe adquirir el control mediante la compra de acciones de varias otras.