Impresión digital textil: ¿Qué es y cómo funciona?

Lead Time: ¿Qué es y cómo se calcula?

Muchas personas cuando quieren comprar indumentaria no consiguen lo que verdaderamente les gusta. Hay diseños que no se pueden realizar porque las grandes marcas se dedican a una producción en masa y con diseñadores que piensan en un mercado mucho mayor.

Para este tipo de excepciones se crearon impresoras que inyectan la tinta directamente sobre una prenda, logrando así que se personalicen todo tipo de creaciones y que cientos de emprendedores puedan comenzar a insertarse en un mercado que les parecía muy lejano. 

La impresión digital textil surgió como una gran ayuda para las personas que quieran lucir indumentaria que esté más a tono con sus gustos y no tanto con la indumentaria que se crea pensando más en lo macro que en lo micro. En esta nota te vamos a contar de qué se trata esta tecnología, cómo surgió, de qué manera funciona, sus ventajas y desventajas.

¿Qué es la impresión digital textil?

La impresión digital textil es una técnica que se utiliza en los emprendimientos de ropa. La misma consiste en diseñar un dibujo o una fotografía que se quiera relucir en una prenda de indumentaria. Luego de definir el objeto que se destaque sobre ella, se imprime con un método similar al que se realiza con las impresoras de escritorio o de oficina.

A diferencia de las máquinas para imprimir que todo el mundo conoce e incluso se encuentra en un gran porcentaje de hogares, este tipo de impresiones no necesita de una hoja o papel. Directamente se inyecta sobre la tela y posee las mismas propiedades de colores que el diseño original.

Es una pieza muy importante para los emprendedores que comienzan a incursionar en el mundo de la comercialización de indumentaria. Hay muchos sitios de internet y en redes sociales que se dedican a vender remeras estándar con un diseño personalizado que es enviado por el usuario antes de realizar la compra.

El hecho de que las ventas digitales permiten envíos a todas partes de una ciudad, país o del mundo, también hizo que este sector crezca exponencialmente. Es por eso también que muchos emprendimientos se animaron a dar un salto de calidad y comenzar a vender sus productos en tiendas físicas y no sólo de manera online, incrementando así la cantidad de ventas y dando a conocer todas las opciones disponibles.

También es un mercado que funciona en los distintos festivales, eventos importantes o ferias que se realizan durante algunos días. La impresión digital textil es muy rápida y personalizada, por lo que las opciones de lograr ventas con este método son mucho mayores.

¿Cómo funciona la impresión digital textil?

Más allá de lo mencionado anteriormente de que no se necesita papel, el proceso se conforma de varios pasos previos a la impresión propiamente dicha.

Lo primero es realizar la fase de imprimación, la misma consiste en aplicar sobre la zona en donde se inyectará la tinta, un líquido que funciona de acondicionador para el tipo de prenda a utilizar. Este proceso se puede hacer de forma manual, por ejemplo con una pistola de pintura o con una máquina especial.

Una de las claves cuando se realizan este tipo de impresiones es lavar la prenda del lado del revés a una temperatura del agua que no tiene que pasar los 30°C.

Para enviarle a la impresora la información, documento o imágen que se quiere estampar, se emplea una computadora que estará directamente conectada a la impresora. Este proceso es similar al de una de escritorio u oficina.

Algo a tener en cuenta es el tipo de archivo que se va a enviar para su posterior grabado. Este tiene que ser con un fondo totalmente transparente, sea diseñado en Photoshop, Illustrator o cualquier aplicación similar.

Por último, se necesita de un software especial para que esta imágen se dirija directamente a la impresora. El mismo se llama “rip” y los fabricantes de estas máquinas son generalmente los que proveen este estilo de programas. 

¿Qué se necesita para hacer impresión digital textil?

Más allá de contar con la tecnología necesaria para realizar una impresión digital textil, hay varios elementos a tener en cuenta. Algunos son más fáciles de lograr que otros pero cada uno es importante para poder llevar a cabo una tarea exitosa.

La inversión más grande que se necesita para realizar las impresiones es la impresora. Los precios son muy elevados y variados, pero su gasto está más que justificado porque siempre que se cuide de la mejor manera tendrá una duración mucho más extensa que las de menor valor.

También hace falta una fotografía o diseño que se puede hacer con cualquier programa destinado para este tipo de cuestiones. Pero tiene que ser indefectiblemente con fondo transparente, porque si el fondo es blanco también saldrá en el diseño, la única excepción es que el cliente también desee que salga de este color.

Por otro lado, se necesitan tintas especiales, se pueden encontrar como tintas de inyección para impresión textil. Si bien son más caras que las convencionales, la calidad de las mismas suponen una mejor calidad de estampado y mayor duración.

Ventajas y desventajas de la impresión digital textil

La principal ventaja que posee este tipo de impresiones es la de una calidad superior a todas las demás. Que la tinta se inyecte directamente sobre la prenda le otorga una cualidad única y una durabilidad que no se consigue tan fácilmente. 

Su rapidez también es una de sus características más importantes, aunque también dependerá de la impresora con la que se cuente ya que hay algunas que son más veloces que otras. Claramente tiene mucho que ver la cantidad de dinero que haya que desembolsar y de la inversión que se pueda hacer en ellas.

Otro de sus beneficios es que el tipo de color que se quiera estampar siempre va a salir igual que en el diseño original. Es la mejor opción a la hora de buscar la mejor clase de impresiones porque ofrece una calidad cinco estrellas.

Entre las desventajas, podemos destacar que la inversión inicial que se necesita para comenzar a emprender con este tipo de impresiones es muy elevada. Se requiere de mucho capital para poder tener un buen equipo y trabajar con los mejores materiales.

Además, otro de los puntos que tiene en contra es que no se pueden realizar varios trabajos a la vez, por lo que va en contra de la producción en masa y se relaciona más con una personalización de la indumentaria. 

También el tipo de material en el que se realizan los estampados tiene que ser de un alto porcentaje de algodón o un 100% de esta clase. Por lo tanto, no es apta para cualquier modelo de prenda.

¿Cómo se originó la impresión digital textil?

La impresión digital textil debe su origen y creación especialmente a las impresiones que se realizaban sobre el papel. Este tipo de tecnologías surgieron durante la década del ‘80 y se desarrollaron de manera veloz en los ‘90.

Con el correr de los años, se fueron perfeccionando los distintos procesos y mecanismos para adaptarlo a una tela y no a un papel, facilitando la inyección de la tinta sobre la prenda y acelerando mucho más los diseños personalizados.

Este tipo de avances fueron cada vez más utilizados por las grandes marcas de ropa, quienes tienen la posibilidad de poder invertir en las máquinas más sofisticadas para sus diseños exclusivos y personalizados.