Impuesto Sobre la Renta (ISR): ¿Qué es?

Planeación financiera: ¿Qué es y cómo funciona?

El ISR es un impuesto que afecta a la mayoría de las personas. Tanto trabajadores como empleadores. Personas físicas o morales. En mayor o menor porcentaje, todos se ven atravesados por el pago del ISR. 

Veremos en qué consiste el pago de este impuesto, quiénes deben pagarlo, cuánto es el monto y cómo se calcula. 

¿Qué es el ISR? 

El Impuesto Sobre la Renta, ISR según sus siglas, es un impuesto que está gravado sobre las ganancias obtenidas durante un determinado período o sobre el salario. Se calcula a partir de la resta entre los ingresos y las deducciones. No importa el origen o naturaleza, se aplica sobre las utilidades de los bienes u operaciones que aumenten el patrimonio de la persona, física o moral.

El ISR representa un instrumento más que importante para las recaudaciones de Finanzas Públicas en México, ya que las personas físicas y las personas morales, empresas, están obligados a su pago. Esta recaudación permite al gobierno disponer de recursos que suelen ser aplicados a gastos de diferentes utilidades.

Los ciudadanos que se encuentran registrados en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público están obligados a cumplir con determinadas obligaciones. Estos se encuentran detallados en el Código Fiscal de la Federación. Dentro del código se ubica el pago de impuestos, estos son la principal forma que tiene el gobierno federal para recaudar.

Dentro de estos impuestos se encuentra el ISR. La mayoría de las personas económicamente activas deben abonar el Impuesto Sobre la Renta. Tanto físicas como morales. Así como residentes en el país como en el extranjero que perciban ingresos en México.

¿Cómo se aplica?

El Impuesto Sobre la Renta se aplica a partir de un porcentaje sobre las ganancias o el salario percibido. La mayoría de las categorías vinculadas a la economía se ven afectadas por este tributo. En México todas estas categorías están obligadas a abonar el ISR:

  • Salarios.
  • Honorarios.
  • Comisarios y gerentes.
  • Dividendos, utilidades y ganancias de personas morales.
  • Remuneraciones a miembros de consejos.
  • Venta de bienes inmuebles.
  • Remanentes distribuibles de empresas sin fines de lucro
  • Enajenación de acciones.
  • Contratos de turismo en tiempo compartido
  • Actividades vinculadas al arte, el deporte o los espectáculos públicos.
  • Construcción de obras, instalación, mantenimiento de inmuebles. Así como su inspección o supervisión.

¿Quién lo paga? 

La ley de Impuesto Sobre la Renta establece quiénes deben pagarlo. Tanto personas físicas como morales, se ven obligadas a abonar este impuesto. El pago del ISR corresponde en los siguientes casos:

  • Personas, físicas o morales, que residan en México. Se calcula según todas sus ganancias, sin importar el lugar de donde provenga la fuente de riqueza.
  • Personas, físicas o morales, que residan en el extranjero pero que su establecimiento permanente se ubique en México, si estos ingresos son atribuibles al mencionado establecimiento permanente.
  • Personas, físicas o morales, con residencia en el extranjero pero perciban ingresos provenientes de fuentes de riqueza ubicadas en territorio mexicano, a pesar de que no tengan el debido establecimiento permanente en territorio nacional, o aún teniéndolos, estos beneficios no sean directamente atribuibles a éste.

Así mismo también podemos detallar la fuente de ingresos de las mencionadas personas físicas o morales: 

  • Venta, transferencia o traspasos de bienes.
  • Actividades profesionales.
  • Arrendamiento de bienes inmuebles.
  • Salarios por servicios subordinados.
  • Adquisición de intereses.
  • Obtención de premios.
  • Dividendos y ganancias percibidos por personas morales.
  •  

¿Cuándo es el ISR en México? 

El período de pago del ISR varía según el contribuyente. Es decir, si es una persona física o moral. Las personas físicas, en su mayoría trabajadores en relación de dependencia, realizan su aporte de manera mensual. En otras palabras, al percibir su salario. Es el empleador quien debe efectuar el correspondiente cálculo y deducir el impuesto del salario del trabajador. En el caso de las personas morales, abonan el Impuesto Sobre la Renta ante cada ejercicio fiscal, a través de su Declaración. 

¿Cómo se declara el ISR? 

Así como sucede con el período de pago, también la declaración del ISR depende de si el contribuyente es una persona física o moral. En este caso excluimos a los empleados, ya que la declaración corre por cuenta del empleador. 

En el caso de las personas físicas, los pasos a seguir son los siguientes. Se debe recopilar los datos del Impuesto Sobre la Renta, tales como declaraciones mensuales, percepciones, retenciones o deducciones en el sistema contable Este generará un archivo XML que debe ser enviado al SAT. Luego de generarlo y enviarlo, el SAT enviará una respuesta acusando el recibo. En caso de que la declaración resultara en cero o que existiese un saldo a favor, el trámite estará terminado. Si el contribuyente carga con una deuda, debe realizarse el pago. 

Por otro lado, las personas morales deben realizar un proceso diferente. Para empezar se debe descargar e instalar una aplicación emitida por el SAT llamada Programa DEM. Este es utilizado por las personas morales para presentar su declaración anual. Luego se debe recopilar la información correspondiente y solicitada. Con ella se genera el archivo para enviar al SAT. Una vez generado el archivo, se debe ingresar en el Programa DEM para enviar la declaración. El SAT enviará un acuse de recibo. En caso de tener saldo en cero o a favor, el trámite estará terminado. Caso contrario deberás abonar lo adeudado. 

¿Cómo saber cuánto tengo que pagar de ISR? 

El monto que debe abonarse por el Impuesto Sobre la Renta varía según los ingresos percibidos por las personas físicas o morales. Pero para esto puedes seguir una serie de pasos para poder conocer cuál es el monto: 

  1. Lo primero que debes hacer es conocer el total de ingresos en el período que vayas a abonar. Este puede ser mensual, quincenal o anual. Cuando sepas la cantidad de beneficios sobre los que vas a tributar, debes buscar las tablas que ofrece el Servicio de Administración Tributaria. De estas se desprende el porcentaje que debes aplicar.
  2. Las tablas del SAT te permitirán conocer a qué rango corresponde tu salario. Las mismas contienen once niveles. Existe un límite mínimo y uno máximo. En este caso debes identificar a qué nivel corresponde tu sueldo. Es importante saber que las tablas del SAT se dividen de manera mensual, anual o quincenal.
  3. Una vez encontrado el rango correspondiente a tu sueldo, debes realizar una resta entre tus ingresos y el límite inferior expresado en el rango salarial.
  4. La tasa se aplica sobre el resultado obtenido de la resta del paso anterior.
  5. El monto que se obtenga como resultado de aplicar dicho porcentaje, debe sumarse a la cuota fija que dispone el SAT. La misma varía según los ingresos. Este resultado final será la retención por el Impuesto Sobre la Renta.

¿Cuál es el ISR de una factura? 

El ISR de una factura varía según las tablas emitidas por el SAT. Las mismas tienen un límite inferior y un límite superior, correspondientes al rubro que se busque calcular. A su vez varían según el período, es decir si este es mensual, quincenal o semanal. 

El sueldo bruto mensual debe ser ubicado en la tabla del límite inferior y límite superior. La base se obtendrá a partir de restar el límite inferior al ingreso total. Este resultado debe ser restado según la tasa correspondiente al rango de ingreso.

A este número se le debe sumar la la Cuota Fija, la misma se encuentra en la tabla de ISR. El resultado dará el total de Impuesto Sobre la Renta que se descontará cada mes. 

¿Cuánto te quitan de ISR 2021?

El Impuesto Sobre la Renta se encuentra detallado dentro de la Ley de ISR en los artículos 152 y 69. En ellos se detalla el descuento a las personas empleadas según su nivel de ingresos. Es decir, quienes perciban mayores ingresos deben pagar más ISR, a menor ingreso menor pago. 

La tasa del ISR varía según el nivel de beneficios y el período a liquidar. El porcentaje mínimo es de 1.9% y el máximo del 35%.