Impuestos Directos e Indirectos: ¿Qué son?

Ley de Fondos de Inversión: ¿Cómo funciona?

Los impuestos son las prestaciones de dinero que el Estado exige en el ejercicio de su poder sobre la capacidad contributiva (siempre en virtud de una ley) con el propósito de cubrir los gastos que exija el cumplimiento de sus fines. 

Estos impuestos pueden ser divididos en diversas categorías; en este caso, cuando se considera la base sobre la cual se aplican pueden clasificarse en impuestos directos o impuestos indirectos.

 ¿Qué es un impuesto directo y qué es un impuesto indirecto?

Por definición, los impuestos directos gravan la renta obtenida por un contribuyente, ya sea persona física o jurídica, en un período determinado, denominado  impositivo. Por tanto, tienen en cuenta el poder adquisitivo; como por ejemplo: el impuesto sobre la renta de las personas físicas y el impuesto de sociedades. 

Actualmente, el poder legislativo intenta suprimir a los intermediarios que intervienen entre el contribuyente y el fisco y de está manera lograr un alcance más directo con la ciudadanía. 

A su vez, los impuestos directos pueden clasificarse en personalesreales

Los impuestos personales son aquellos que toman en cuenta las características del contribuyente, su ingreso económico, su orden familiar, si es casado/soltero, la cantidad de hijos, etc., y esto a su vez, toma en consideración a aquellas personas con carácter de sujeto pasivo (sobre quien recae las obligaciones tributarias)

Los impuestos reales son aquellos que recaen sobre la cosa objeto del gravamen, sin tener en cuenta la situación de la persona que es dueña de ella.

Los impuestos directos  cuentan con ciertas ventajas y desventajas

 Ventajas: 

a) Aseguran una cierta renta, conocida de antemano, para el uso estatal. 

b) Contribuyen a una mejor organización política en cuanto a la redistribución del ingreso.

c) En tiempo de crisis, este tipo de impuestos decrece en menor medida que los impuestos indirectos. 

Desventajas

a) Son muy sensibles a los contribuyentes por lo tanto estos, se vuelven más estrictos al juzgar el ejercicio estatal.  

b) Aumentan muy poco en épocas de prosperidad.

c) Son sensibles a la arbitrariedad de los agentes fiscales. 

d) Son poco productivos.

f) Estos impuestos dejan de gravar a un gran sector social.

Por otra parte, los impuestos indirectos son aquellos que una persona debe pagar por el hecho de consumir o utilizar algún servicio y todos los contribuyentes están afectados a ellos; los ejemplos más comunes son los que gravan el consumo: el IVA (impuesto sobre el valor añadido), Impuestos especiales (aplicados directamente sobre aquellos productos perjudiciales para la salud como el tabaco y el alcohol así como a matrículas de autos y carburadores, etc.) 

Los impuestos indirectos pueden ser de dos tipos: 

  • Multifásicos: gravan todas las etapas del proceso de compra-venta.
  • Monofásicos: gravan solamente una etapa del proceso. Éstos a su vez se subdividen en impuestos al valor total de las ventas y en impuestos al valor agregado.

Los impuestos indirectos se pueden clasificar también como impuestos sobre los actos e impuestos sobre el consumo. En el primer caso tenemos por ejemplo, los impuestos sobre la importación y la exportación.

¿Cómo saber si un impuesto es directo o indirecto?

Los impuestos directos son fáciles de distinguir pues: 

  • se determina a través de la capacidad financiera del contribuyente
  • existen dos tipos de impuestos indirectos; aquellos denominados de producto (apela a las características del activo) y de índole personal (tiene en cuenta la capacidad financiera del contribuyente)

Los impuestos indirectos:

  • se implementan directamente sobre los bienes y el consumo

Principales impuestos que pagan los Mexicanos

En el Estado de México existen tres tipos de Impuestos a los que el contribuyente debe aportar: Federal, Estatal y Municipal

Impuesto Federal: en México, además del ISR y el IVA existen otros tres tipos de impuestos federales.

  • El ISR (impuesto sobre la renta)es un impuesto general y directo aplicable a todos los residentes en México (y algunos casos especiales) que grava los incrementos en el patrimonio (ganancias) La base de este impuesto se determina restando al total de ingresos del contribuyente el total de deducciones autorizadas; y la tasa aplicable es del 30% para personas morales y para las personas físicas la tasa puede ir de 1.92% al 35% dependiendo de qué tan grande sea la base del impuesto.
  • El IVA (impuesto al valor agregado) es un impuesto general e indirecto que grava la enajenación de bienes, la prestación de servicios, el arrendamiento de bienes y la importación realizadas en o hacia México. De manera general la base es el valor de la operación y la tasa aplicable puede ser del 0% , 16%, 8% (fronteriza) o exento. 
  • El IEPS (impuesto especial sobre producción y servicios) es un impuesto especial que grava la enajenación y prestación de ciertos bienes y servicios en México. Normalmente son productos dañinos para la salud o combustibles como lo son el alcohol, el tabaco, alimentos altamente calóricos, gasolina y otros hidrocarburos. De manera general la base es el valor de la operación y la tasa puede variar del 3% al 160% de la base, además de que existen tarifas fijas para ciertos bienes. 
  • Impuestos sobre automóviles nuevos: este impuesto grava la venta e importación de automóviles nuevos. La base considera el valor de venta del automóvil y su tasa varía del 2% al 17 % dependiendo del valor del mismo.
  • Impuesto general de importación: impuesto que grava la importación de bienes a México, generalmente la base es igual al valor de aduanas y su tasa varía desde el 3% al 75% (también pueden aplicar tarifas especiales)

Impuesto Estatal: los impuestos estatales son contribuciones que se determinan en forma independiente a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, cada entidad federativa que integra la República Mexicana tiene las facultades de expedir leyes las cuales nos obligan a cumplir por el hecho de tener nuestro domicilio fiscal en una determinada entidad. 

Ejemplo de ello son los siguientes impuestos: Impuesto sobre Nóminas (ISN), Impuesto Cedular, Impuesto sobre Tenencia. 

Impuesto Municipal: son tributos del estado que no tienen efecto confiscatorio o implica algún obstáculo para el normal desarrollo de las actividades económicas y son una fuente de ingreso directo para el municipio, por ejemplo: Impuesto predial, Impuesto de fraccionamientos, Impuesto sobre diversiones y espectáculos públicos. 

¿Qué impuestos son más justos, directos o indirectos?

Debido a las características de los impuestos que se describen anteriormente, indican que el impuesto más justo para el contribuyente es el directo; ya que allí solo se tiene en cuenta la capacidad adquisitiva del afectado y no recae sobre su consumo. 

Por ejemplo, el IVA, muchas veces pagamos impuestos sin siquiera percibirlo pero este es un claro ejemplo de la afección al consumo. 

El Estado, a partir de los impuestos como el IVA que se contempla como la fuente financiera principal además de otros impuestos indirectos, halla la razón de su implementación en el gasto social que se genera a partir del consumo, como por ejemplo, los tributos cargados en productos como el alcohol o tabaco.

¿Es posible el pago de impuesto en parcialidades?

Sí, esto es posible. Es una modalidad que permite a las Personas Físicas y Morales, previa autorización de las autoridades fiscales, realizar el pago en parcialidades de los impuestos omitidos sin que exceda de los 36 meses. 

Los requisitos para llevar a cabo esto son: 

  • Presentar el formato que el SAT establezca (a través de la sección “Mi Portal” en la página del SAT) 
  • Pagar el 20% del monto total del adeudo al momento de la solicitud de autorización de pago a plazos. 

Si eliges pagar en parcialidades, el SAT te cobrará las siguientes tasas de recargos: 

  • De 1 a 12 meses: 1.26%
  • De 13 a 24 meses: 1.53%
  • De 25 a 36 meses: 1.82%

El pago en parcialidades no se aplica cuando: 

  • No se otorgue, desaparezca o sea insuficiente la garantía del interés fiscal. 
  • La persona se encuentre en concurso mercantil o quiebra. 
  • La persona no cumpla en tiempo y monto con 3 parcialidades o la última.