Indemnización: ¿Qué es y para qué sirve?

Finiquito por renuncia: ¿Qué es y cómo se calcula?

Las indemnizaciones son compensaciones que se abonan frente a un daño que se le pueda haber ocasionado a otra persona. Por lo general esta palabra está relacionada al ámbito laboral entre un trabajador y su empleador. Es el monto que debe cobrar cuando el patrón incumple y despide al empleado.

En la siguiente nota veremos qué es una indemnización, qué clase de indemnizaciones estipula la Ley Federal del Trabajo y cómo calcular el monto total de una indemnización.

¿Qué es una indemnización? 

Una indemnización es la compensación que debe pagarse a una determinada persona por haberle hecho un daño. La manera que suele utilizarse para reparar este daño, es a través del dinero. Por lo que podemos determinar que las indemnizaciones suelen realizarse de forma monetaria.

Pero en general cuando nos referimos a indemnizaciones estamos hablando del mundo laboral. La indemnización laboral es el dinero que cobra el trabajador cuando su empleador decide de manera unilateral finalizar el vínculo laboral sin justificativo o de manera improcedente. 

La función de la indemnización es cubrir el daño que provoca el empleador al trabajador al dejarlo sin empleo de manera inesperada o sin justificación. 

Ya que el empleado contaba con ese dinero y con su estabilidad laboral para desarrollar tanto su vida como la de su familia y de un momento a otro no lo tiene. La indemnización es una reparación para que pueda subsistir hasta tanto consiga otro empleo.

¿Para qué sirve una indemnización? 

La función que cumple la indemnización es proteger al trabajador. Tanto en los hechos como en el sentido figurado. En muchas ocasiones los empleos se protegen por el simple hecho de que los empleadores no realizan despidos por el gasto que le generaría pagar indemnizaciones.

A su vez en los hechos, la indemnización le sirve al trabajador para cubrir los gastos de su vida cotidiana hasta tanto consiga otro empleo. Es una manera de cubrir las pérdidas que pueda ocasionarle no contar con el empleo que tenía y del cual fue despedido sin previo aviso o de manera imprevista. 

De esta manera la indemnización está pensada para subsanar la pérdida del empleo por parte del trabajador y, por ende, el salario que hubiera percibido. La indemnización le permitirá al trabajador solventar su vida y la de su familia por un determinado tiempo. 

Esta puede variar según diferentes cuestiones como su salario, el tiempo trabajado en la empresa y las condiciones en las que se produjo el despido.

¿Qué tipo de indemnizaciones hay en México? 

Si bien se suele considerar a la indemnización como algo uniforme y general, esta puede variar según las circunstancias en las que se produjo el despido. De esta manera se desprende que existen diferentes tipos de indemnizaciones. La más común es la indemnización por despido sin justificación, pero también puede darse por riesgo de trabajo. 

La indemnización por despido injustificado es la más frecuente. Esta se suele dar en circunstancias en las que el empleador no puede justificar por qué realiza el cese de la relación laboral con su empleado. 

En este caso lo que suele suceder es que, antes de la indemnización, el trabajador solicite la reincorporación a su puesto. En caso de que el empleador rechazara esta opción, entonces debe pagar la indemnización.

 Esta varía según el salario, los años trabajados e, incluso, por irregularidades de parte del empleador, como por ejemplo, si se comprobara que éste no abonó lo correspondiente al retiro del trabajador.

El otro motivo por el cual puede generarse el pago de una indemnización por parte del empleador para con su empleado es por el riesgo de trabajo. Esta clase de indemnización se da por accidentes laborales o riesgos que puedan provocar la incapacidad o, llegado el caso, el perecimiento del empleado.

Cuando nos referimos a incapacidades laborales vale aclarar que puede haber varias. En primer lugar la incapacidad laboral. Aunque también puede existir la incapacidad permanente total. Incluso, como referimos previamente, puede darse la muerte del trabajador por los riesgos que conlleva el trabajo.

Ante estas circunstancias la Ley Federal del Trabajo contempla el pago de indemnizaciones por estos riesgos de trabajo. Esto consiste en el pago de la correspondiente indemnización o compensación monetaria por parte del empleador para con el trabajador en caso de haber quedado incapacitado de manera parcial o total por los riesgos.

 En los casos de muerte el pago se realiza a los familiares del difunto.

¿Qué es la indemnización por muerte en el trabajo según la Ley federal del trabajo? 

La Ley Federal del Trabajo estipula que, en caso de muerte en el trabajo, los familiares del difunto deben cobrar una indemnización por parte del empleador. Esto se compone de varios ítems que buscan resarcir a por el daño causado. 

La Ley Federal del Trabajo dicta que los familiares de un trabajador fallecido en el trabajo deben cobrar la prima de antigüedad. Este beneficio equivale a doce días de salario, con un límite del doble del salario mínimo, por cada año trabajado en la empresa. A este pago no se le deben gravar impuestos. 

A su vez hay un pago que se realiza por fuera de la Ley Federal del Trabajo. El seguro de vida es un beneficio que las compañías pueden otorgar pero no están obligadas a hacerlo. Es una cobertura que se compone de 24 a 30 meses de salario básico. 

En algunos casos puede alcanzar el doble, es decir de 48 a 60 meses por muerte durante un accidente. El pago es único y debe hacerse en una sola cuota.

A su vez los empleados que se encuentran vinculados al IMSS, tienen otra clase de indemnizaciones por fallecimiento. Por un lado pensión por viudez. Esta se compone de un monto mensual calculado a partir del salario básico. Lo recibirá el cónyuge de por vida. 

También tienen derecho a una ayuda por el sepelio. Este es un pago único que equivale a dos salarios mínimos. 

Por último también estarán disponibles los capitales de las Afores y el ahorro voluntario, si es que estos existieran.

¿Cómo se calcula la indemnización? 

Para poder calcular el monto de la indemnización primero debe establecerse el Salario Diario Integrado, ya que es a partir de este que se llega al cálculo de la indemnización. 

De acuerdo a la Ley Federal del Trabajo, el Salario Diario Integrado es el sueldo por jornada del trabajador sumado a las prestaciones que la ley establece. Esto se calcula dividiendo el sueldo mensual por los 30 días del mes. 

Una indemnización básica por despido injustificado se compone de tres meses de salario constitucional más 20 días por cada año trabajado en la empresa. A esto se le debe agregar un importe correspondiente a los años que lleva el trabajador en la empresa y al tipo de contrato que este posee. 

En el caso de ser un trabajador con un contrato por tiempo determinado por más de un año en la compañía, la indemnización es el equivalente a seis meses de salario del primer año más veinte días por cada año trabajado. 

Cuando el trabajador posee un contrato por tiempo determinado que es menor al año, el empleador debe pagar el importe equivalente a los salarios de la mitad de ese tiempo. 

Por último, si se tratara de un trabajador que tiene un contrato por tiempo indeterminado, la indemnización que le corresponde es el equivalente a veinte días de sueldo por cada año trabajado en la empresa.

¿En qué casos se puede cobrar una indemnización?

El cobro de una indemnización puede ocurrir por diferentes circunstancias. En todos los casos es una compensación de parte del empleador por incumplimiento de lo acordado por el trabajador. 

El empleado puede acceder a la indemnización por despido injustificado. También por riesgo laboral, esto se da cuando el trabajador queda imposibilitado parcial o totalmente para seguir trabajando debido a algún riesgo laboral.

 Otra razón por la que el trabajador puede acceder a la indemnización es cuando el empleador decidiera de forma unilateral romper el vínculo laboral que lo une al trabajador de manera anticipada a lo acordado en el contrato.