Industria Automotriz en México: Historia y actualidad.

Chasis: ¿Qué es y cuáles son sus tipos?

En los países manufactureros de América, y en México en particular, la industria automotriz es un pilar estratégico de importancia vital en virtud de los beneficios que conlleva; generación de empleo de forma directa e indirecta a gran escala, recaudación fiscal, capacitación de personal, desarrollo de proveedores y de nuevas tecnologías aplicadas, entre otras. Es por esto que la industria del automóvil se encuentra posicionada entre los sectores económicos de mayor importancia del país. A continuación te invitamos a conocer un poco de historia y actualidad.

¿En qué año México tuvo su primera planta automotriz?

Hace 96 años atrás hizo aparición en México la primera planta automotriz, más precisamente el 26 de junio de 1925, cuando la reconocida marca estadounidense Ford inauguró la primera planta de línea de ensamblaje encargada del montaje y acabado de automóviles. A la firma del óvalo se le atribuye la transformación de la movilidad como la primera empresa en establecerse de forma permanente en el país. 

El modelo con el que se iniciaron las actividades fue el mítico Ford T, y la cadena de ensamble tenía una capacidad de producción de 5 unidades al día. Este famoso carro, fue por lo tanto, el primer automóvil cuyo montaje íntegro se realizó en la nación y el que brindó a los conductores mexicanos las primeras experiencias de manejo por las calles de la ciudad en un vehículo que se percibía como propio. 

La apertura de la pequeña planta ensambladora resultó esencial para el país puesto que no solo significó el nacimiento de la industria automotriz sino que además fue el detonante de nuevas y mayores inversiones industriales, comerciales y financieras.

Años posteriores al arribo de Ford Motor Company, alrededor de 1935, realiza su desembarco otro gigante de la industria automotriz; General Motors Company, firma que al igual que su competencia centraron la actividad operacional en el montaje de vehículos destinados al uso en el mercado local, necesidad que anteriormente satisfacía su demanda con coches importados. Más tarde siguieron este camino otras empresas de origen europeo y asiatico aperturando operaciones en la región. 

¿Cómo llegó la industria automotriz a México?

El arribo inicial de la industria automotriz al país reconocido por sus tacos, mariachis y tequila, llegó como respuesta o consecuencia de la mentalidad expansionista de las empresas Norteamericanas que buscaban maximizar sus operaciones pero sobre todo conquistar y monopolizar nuevos mercados, y a su vez minimizar los costes que les significaban las exportaciones del producto concluido. 

Dentro de los múltiples factores que motivaron a estos fabricantes, pioneros en la materia, a crear nuevas cadenas de ensamblaje fuera del territorio nativo se encontraban los bajos costos de operación, producción y transporte (ya que se abastecía al mercado local), sus condiciones geográficas privilegiadas, los bajos salarios y la mano de obra calificada.

¿Qué carro inventó México?

“Ahora es cuando chile verde le has de dar sabor al caldo” entonaron a voz y coro los diseñadores y fabricantes mexicanos, se motivaron e inventaron el Mastretta MXT, el primer auto producido en serie diseñado y fabricado completamente en México

Se trata de un coupé deportivo de tamaño intermedio perteneciente al segmento S, y que como tal, cuenta con un motor central trasero transversal. La tracción es también trasera. Un motor de 1998 cc o 2 litros, como prefieran llamarle, 4 cilindros en línea y con un sistema de sobrealimentación turbo, empuja a este destacado bólido que alcanza una potencia de 250 HP y una velocidad máxima de 250 km/h, es decir unas 155 millas por hora. 

En la actualidad la planta de fabricación situada en la ciudad de Toluca se encuentra inoperativa, y se debe, de acuerdo a lo manifestado por los propios socios, diseñadores y creadores del proyecto, a malas decisiones comerciales que convirtieron en inviable la continuidad de la producción. Esperamos y deseamos fervientemente que esta situación se revierta y se retome la fabricación del convertible.

¿Dónde se encuentra la industria automotriz en México?

Son varias las ciudades y/o departamentos donde podemos encontrar este tipo de industria, no hay exclusividad. Como hemos mencionado, se trata de un pilar estratégico y económico fundamental a lo largo y ancho del país. Debido a esto podemos encontrar productores de autos en Jalisco, Querétaro, Baja California, Coahuila, Chihuahua, Guanajuato, Morelos entre otros (Fuente Wikipedia).

Ahora bien, si las agrupamos, encontramos que a mediados del siglo XX el sector se encontraba instalado en la zona centro. Posteriormente, y gracias a las políticas de fomento por parte de los diferentes gobiernos, creció sustancialmente en la región fronteriza norte, para más tarde, post crisis del 2008, registrar un fuerte y marcado desarrollo en la zona del Bajío. 

Por otro lado, es menester mencionar que la industria del automóvil acarrea consigo a lo que podemos llamar subgrupos típicos de la actividad de los que forman parte las empresas de autopartes, talleres de verificación y reparación, detailing, entre otras. De ahí la marcada importancia de las automotrices.

¿Cuántas empresas de autopartes hay en México?

En la actualidad se estima que podemos encontrar alrededor de unas 2850 empresas productoras de diferentes autopartes, piezas, componentes, y sistemas de provisión para la industria automotriz, siendo alrededor de 600 las de primer nivel.

Estas empresas de autopartes en su gran mayoría son filiales de marcas extranjeras y menos de la mitad corresponden a nacionales. Si bien las encontramos diseminadas por todo el territorio, es en los estados de la frontera norte donde se concentra la mayor cantidad. 

Desde el nacimiento de la industria automotriz hasta el correr de nuestros días el tiempo es testigo de una transformación profunda. Los procesos propios de fabricación, montaje y ensamblaje se fueron modificando a tal punto de lograr la automatización de los procesos que se debe en gran medida a la innovación constante de la tecnología.

Sin embargo, la esencia sigue siendo la misma, los fabricantes trabajando para satisfacer la necesidad y demanda de los usuarios, la búsqueda incesante de nuevos mercados y el perfeccionamiento del producto, mientras que para la población en general y para el estado mexicano en particular, este tipo de industria realza la economía nacional y regional brindando fuentes de trabajo directa e indirectamente y proporcionando posibilidades de crecimiento y desarrollo.