Ley de oferta y demanda: ¿De qué se trata?

Ley de oferta y demanda: ¿De qué se trata?

Uno de los aspectos que una empresa debe tener en cuenta para activar su producción es la de saber qué tan rentable y qué tan conveniente es hacerla; para esto, las compañías suelen realizar estudios de mercado de carácter obligatorio a la hora de lanzar un producto o un servicio. 

Este estudio de mercado nos traerá mucha información sobre su situación en general ya que es el espacio en el que vamos a operar pero sobre todo nos permitirá formar parte del circuito de la oferta y la demanda

La ley de la oferta y la demanda es un principio de la economía mundial que se aplica a la comercialización de los productos. 

En este artículo veremos qué es la ley de la oferta y la demanda, cómo se compone, cuál es su punto de equilibrio y mucho más.

¿Qué es la Ley de oferta y demanda? 

El concepto de ley de oferta y demanda hace referencia al principio sobre el cual se rige la economía de los mercados. En ella se sostiene la interacción entre un producto demandado y la cantidad disponible de ese producto, que a su vez, se basa en el valor por el cual es ofrecido.  

En este caso, los oferentes producen una cierta cantidad de productos para comercializar en el mercado basándose en el precio que recaiga sobre él. 

De la misma manera, los demandantes, se disponen a comprar una cierta cantidad de ese bien dependiendo de su valor.  

Es decir que, la ley de oferta y demanda es un concepto mediante el cual se explica el valor de las cosas teniendo en cuenta la cantidad de ese bien que los productores están dispuestos a ofrecer en el mercado a un precio que permita aumentar la competencia entre empresas. 

Es una relación básica donde, el precio de las cosas va a estar dado por el valor que la gente está dispuesta a pagar por él en comparación con las cantidades de este que está dispuesto a ofrecer la industria.

Ejemplo 

Supongamos que somos los dueños de una empresa productora de naranja y que ingresamos al mercado vendiendo este producto solo al natural.  

Realizamos un estudio de mercado y este arroja el dato de que un porcentaje determinado de consumidores está dispuesto a pagar $5 el kg de naranja; gracias a esto, la empresa evaluará a cuánto está dispuesta a ofrecer este producto al mercado, por lo que si se decide vender el kg de naranjas a $5, al mes se podrían vender unas 50 toneladas de fruta. 

Pero si las vendemos a 3 pesos el kilo podemos vender 400 toneladas al mes debido a la baja del precio; en este caso, es muy probable que mucha gente esté dispuesta a pagar ese precio nuevo, por lo que en este punto se debe decidir en qué punto nos situaremos como empresa y evaluar cuál de las dos situaciones es la más favorecedoras tanto para la entidad como para los consumidores. 

En este caso el valor de las naranjas estará marcado por la oferta, que es aquel precio por el cual estoy dispuesto a ofrecer el producto; y la demanda, es aquello que el consumidor está dispuesto a pagar por un producto.  

¿Cuáles son las 4 leyes de oferta y demanda?

Las leyes de la oferta y demanda son las siguientes:

  • La primera determina que si la demanda crece mientras que la oferta se mantiene estática se producirá una escasez del producto y se llevará a un precio de equilibrio aún más alto.
  • La segunda es que si cae la demanda de un bien mientras que la oferta del mismo se mantiene neutral, habrá demasiadas cantidades de un producto que no se venderán, entonces el precio tenderá a caer.
  • La tercera implica que, si la demanda permanece estática pero la oferta crece lo que se producirá es un superávit de productos, lo que llevará a que el precio de ese bien descienda. 
  • La cuarta sostiene que si la demanda permanece sin cambios pero cae la oferta, lo que ocurre es una escasez de oferentes que mantengan el producto a un mismo precio. Por ende, este subirá como parte de una estrategia para recuperar clientes dispuestos a pagar por ese producto. 

¿Cuál es la importancia de la oferta y la demanda? 

La importancia de la oferta y la demanda es que nos brinda las herramientas necesarias para comprender el mercado, es decir, tener en claro cuántas unidades podemos producir teniendo en cuenta el precio por sobre el cual se van a ofertar. 

Asimismo, podemos mediante esta ley encontrar un punto de equilibrio dado entre las unidades que se venderán al precio más conveniente. 

Para comprender mejor cómo se alcanza este punto de equilibrio es fundamental tener en cuenta dos elementos de exceso en el mercado: 

Exceso de oferta: en este caso, la cantidad de productos que es ofrecida es superior a la cantidad que se ha demandado, por lo que aquellos encargados de ofrecerlos bajarán su valor y de esta manera aumentar las ventas. 

Exceso de demanda: por el contrario, aquí la cantidad de productos demandados es superior a la oferta y ya que hay muchos consumidores para un número escaso de bienes, el oferente aumentará el precio. De esta manera habrá una disminución del número de compradores, por lo que establecerá el punto de equilibrio necesario.

¿Qué es más importante la oferta o la demanda?

No existe una posibilidad de optar por una o la otra ya que ambas son muy importantes; ambas sostienen un principio ontológico y de equilibrio en el que una no puede existir sin la otra. 

La oferta y la demanda son factores importantes que sostienen la estructura y el análisis del mercado en funcionamiento y regulan los modos en que se comercializan los bienes producidos.