Ley Federal de Protección al Consumidor: ¿Qué es y cómo funciona?

Indicadores de Compromiso (IOC): ¿Qué es y para qué sirve?

En esta nota te contaremos todo lo que necesitas saber acerca de la Ley Federal de Protección al Consumidor, una ley dictada en el año 1977 para controlar la relación entre las empresas y los consumidores. 

Conoce sus pormenores, los derechos que tienen ambas partes, cuándo fue dictada, qué secretaría es la encargada de hacer cumplir dicha ley, cómo fue la historia de su promulgación y qué importante lugar histórico tuvo México en la historia mundial de esta Ley.  

¿Qué es la Ley Federal de Protección al Consumidor? 

La Ley Federal de Protección al Consumidor es una importante ley que fue promulgada por el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari. El objetivo de la misma es, según lo dicta su documento de promulgación, “promover y proteger los derechos y la cultura del consumidor y procurar equidad, certeza y seguridad en las relaciones producidas entre los consumidores y los proveedores”. 

En el país mexicano, tanto las empresas, tiendas y comercios como los consumidores están protegidos y resguardados por esta ley con el fin de velar para que desde ninguna de las dos partes aparezcan cláusulas que podríamos definir como “ventajosas” y de “mala fe”, o sino bien publicidades que tienen un carácter engañoso y desleal (en este caso hablamos de las empresas hacia los consumidores). 

Históricamente, México ha sido el segundo país en el mundo en crear dicha ley, luego de China, así como a su vez ha sido el primer país en el mundo en contar con una Procuraduría, organismo estatal encargado de que dicha ley sea llevada a la práctica en todos los rincones del país.

 Esta ley fue dictada el 1 de febrero del año 1977, en un contexto de plena ampliación de derechos para la población mexicana, y fue acompañada por un organismo especializado, la Procuraduría Federal del Consumidor (cuya sigla es Profeco), para defender a los consumidores en el marco de la justicia federal.  

¿Para qué sirve la Ley Federal de Protección al Consumidor? 

La Ley Federal de Protección al Consumidor otorga numerosos derechos, protección y certidumbre a los consumidores que habitan a lo largo y a lo ancho de la nación mexicana: 

  • Derecho a la tutela de órganos tanto judiciales como administrativos.
  • Derecho a la vida y a la seguridad de los consumidores (sin importar el producto, bien o servicio que busquen adquirir). 
  • Derecho tanto a la reparación como a la prevención de daños que puedan surgir en la transacción de compra y venta de algún producto, bien o servicio. 
  • Derecho básico a elegir con pleno conocimiento tanto el producto como el servicio que mejor le convenga para sus fines e intereses. 
  • Plena protección para los intereses económicos de las y los consumidores ante cualquier tipo de publicidad y propaganda ventajosa, de mala fe y engañosa que pueda surgir desde las empresas, tiendas o comercios. 

¿Cómo funciona la Ley Federal de Protección al Consumidor?

Esta Ley Federal de Protección al Consumidor tiene dos organismos dedicados a que se cumplan los artículos establecidos en la ley de 1992 y en su última actualización fechada en el año 2017: 

  • Instituto Nacional del Consumidor (INCO): organismo dedicado a educar en las cuestiones de consumo a la población mexicana. 
  • Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO): organismo descentralizado, dedicado al cumplimiento de la Ley Federal de Protección al Consumidor. 

El objeto de esta ley tan importante para el grueso de la población es promover y proteger los derechos de los consumidores. 

Tiene una serie de principios básicos e irrenunciables para establecer un marco justo, cierto y equitativo que se establece entre los consumidores y los proveedores: 

  • Proteger la vida, la salud y la seguridad del consumidor. 
  • Educar y divulgar sobre el consumo.
  • Informar de manera adecuada y clara, especificando correctamente sobre cantidades, características, precios, calidades y composición de los bienes y productos. 
  • Prevenir y reparar daños tanto morales como patrimoniales, ya sean individuales como colectivos.   
  • Dar acceso a los órganos encargados de prevenir daños y prejuicios patrimmoniales y morales. 
  • Otorgar información y facilidades para que los consumidores defiendan de manera cabal el cumplimiento de sus derechos. 
  • Proteger contra publicidades engañosas y todo método de orden comercial que pueda ser considerado desleal y coercitivo. 
  • Proteger toda transacción económica, sea mediante dinero convencional, electrónico o de otro carácter. 

¿Cómo es el reglamento de la Ley Federal de Protección al Consumidor? 

Lo primero que establece el reglamento de la Ley Federal de Protección al Consumidor es anunciar que es una ley “de orden público e interés social y de observancia” que tendrá vigencia en toda la República mexicana. 

Este primer artículo establece que sus disposiciones dispuestas en cada artículo y apartado son de carácter irrenunciable. Por otra parte, contra su observancia queda establecido que no podrán alegarse cuestiones tales como costumbres, usos, prácticas, y tampoco convenios o estipulaciones que vayan en la dirección contraria a lo establecido en dicha ley. 

¿Cuál es la secretaría que tiene relación con la ley federal de protección al consumidor? 

Las secretarías que tienen relación directa y estrecha con el cumplimiento de la Ley Federal de Protección al Consumidor son dos: por un lado, la Procuraduría Federal del Consumidor (cuya sigla es PROFECO), un organismo estatal de carácter descentralizado y autónomo que brinda un servicio social de defensa, personalidad jurídica cuya función principal es actuar como máxima autoridad competente para promover, proteger y custodiar los intereses de los consumidores mexicanos. 

La otra institución relacionada con esta Ley Federal de Protección al Consumidor es el Instituto Nacional del Consumidor (cuya sigla es INCO). Este organismo de carácter estatal cumple la importante función de educar a la población mexicana en temas relacionados con el consumo de bienes y servicios. Funciona como una suerte de institución complementaria de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO).  

¿Qué obligación nace del artículo 59 de la Ley Federal de Protección al consumidor? 

El artículo 59 de la Ley Federal de Protección al consumidor indica que en la instancia previa a la prestación de un servicio o a la adquisición de un determinado bien, el proveedor de dicha prestación deberá estar obligado a presentar un presupuesto de manera escrita al consumidor. 

Por otra parte, dicho artículo también indica y establece que en el caso de estar ante una reparación, por ejemplo de un artefacto o una herramienta, el presupuesto debe incluir una detallada descripción de las características del servicio que se brindará, así como también el costo de la mano de obra y de la totalidad de las refacciones a realizarse. 

También indica, este artículo 59, que ante una reparación, debe estar aclarada la vigencia del servicio por prestar. Por ejemplo, ante la reparación de una computadora, el presupuesto debe aclarar cuánto tiempo funcionará dicho bien, para que el consumidor sepa de manera cabal qué servicio está contratando.