Ley Federal del Trabajo: ¿De qué se trata?

Indicadores de Compromiso (IOC): ¿Qué es y para qué sirve?

La Ley Federal del Trabajo es de suma importancia para los patrones y para los empleados. En ella se encuentra regulada todo lo que a relaciones laborales compete. Todo vínculo laboral entre un empleador y un trabajador estará regido por los artículos de la Ley Federal del Trabajo.

En la siguiente nota veremos cuestiones como qué es la Ley Federal del Trabajo, para qué sirve, cuántos artículos tiene, cuáles son los más importantes y qué cambios se le han hecho a la ley en el último tiempo.

¿Qué es la Ley Federal del Trabajo?

La Ley Federal del Trabajo es una regulación legal para controlar y estipular límites dentro de lo laboral entre empleadores y empleados. Estos límites son para ambos, desde cuestiones vinculadas a salario y horas trabajadas hasta indemnizaciones y posibles reclamos que los trabajadores pudieran efectuar. 

Dentro de sus numerosos artículos se regula y se detallan tanto los derechos como las obligaciones a los que se encuentran sujetos los trabajadores y los empleadores. En su mayoría, la Ley Federal del Trabajo está pensada para cuidar y velar por los derechos de los trabajadores. Aunque también tiene sus regulaciones en favor de los jefes.

Su primera implementación se dio en 1931. En aquel entonces fue fundamental para lograr regular esferas del trabajo a las que el Estado no tenía acceso y poder delimitar de manera más profunda las obligaciones de los trabajadores y sus derechos. Desde aquel entonces es fundamental para la regulación de todos los vínculos laborales.

Para los empleados mexicanos es de vital importancia conocer tanto la ley en sí misma como las diferentes variaciones que se han producido en los últimos años. De esta manera tendrán acceso al conocimiento de sus derechos y obligaciones dentro de la vida laboral.

¿Para qué sirve?

La Ley Federal del Trabajo tiene como objetivo primordial la regulación de las relaciones laborales entre dos partes: trabajador y empleador. Su función principal pasa por el lado del empleado. A través de la ley este puede asegurarse que la relación laboral se desarrolla dentro de los marcos legales para que este sea digno y decente. 

En otras palabras, la Ley Federal del Trabajo intenta proteger a los trabajadores, aunque también a los empresarios, para que las relaciones sean justas, equitativas y, a la vez, dignas. 

Cualquier relación laboral debe estar enmarcada dentro de la Ley Federal del Trabajo. A su vez, es el lugar de consulta para las dos partes que componen la relación laboral. Tanto trabajadores como empleadores deben consultar la Ley Federal del Trabajo en caso de no conocer cómo desempeñarse cuando una de las dos partes no ha cumplido las obligaciones que la ley dispone.

¿Cuántos artículos tiene la Ley Federal del Trabajo? 

La Ley Federal es una de las más extensas debido a la cantidad de situaciones que deben estar contempladas en ella. Actualmente dentro de la misma pueden encontrarse un total de 1010 artículos. A estos se les debe sumar los transitorios, es decir, aquellos que no forman parte de su estructura. 

A través de estos 1010 artículos es que se regulan la totalidad de las relaciones laborales en México. Todo aquello que suceda, tanto derechos como obligaciones, está estipulado en alguno de todos los artículos de los que dispone la ley.

¿Cuáles son los artículos más importantes de la Ley Federal del Trabajo? 

Al ser una ley de una extensión más que considerable, es necesario remarcar que algunos artículos son de mayor relevancia. Para esto vamos a destacar un total de nueve partes de la ley que son las que tienen mayor importancia.

  1. Trabajo digno: El primer ítem de importancia dentro de la Ley Federal del Trabajo está referido a lo más básico en relaciones laborales. El trabajo debe ser digno. Esto se refiere a que dentro del marco laboral deben ser respetadas algunas cuestiones como la integridad y la dignidad humana. Es decir que no puede existir explotación laboral y mucho menos trabajo esclavo. A su vez remarca que no se puede negar el trabajo a una persona por cuestiones raciales. La discriminación se encuentra penada por la ley.
  1. Contrato Laboral: Más allá de que toda relación laboral se encuentra amparada y regulada por la Ley Federal del Trabajo, existe un marco para cada vínculo en particular. Este es el Contrato Laboral. Este es un documento legal firmado por ambas partes, trabajador y empleador, en el cual se detallan los diferentes aspectos de la relación laboral. Duración, remuneración, jornada laboral, etcétera. 
  1. Condiciones de trabajo: Este aspecto de la ley es el que regula las condiciones en las que el trabajador realiza sus tareas. Es decir, que el espacio y el lugar donde las actividades se llevan a cabo no signifiquen un riesgo para la integridad humana del trabajador ni para su salud. Que tenga un lugar donde sentarse en caso de ser necesario, luces adecuadas, temperaturas correctas, etcétera. 
  1. Ausencias permitidas: Dentro de la Ley Federal del Trabajo se encuentra el derecho de los trabajadores a tener días para descanso. Es obligación de los empleadores otorgar con libertad estos días. No solo se refiere al día de descanso semanal. También a las vacaciones de las que deben gozar anualmente y a las situaciones particulares en las que pueden ausentarse, como casos de paternidad, maternidad o fallecimiento de alguien cercano.
  1. Igualdad: En este caso la Ley Federal del Trabajo estipula la igualdad entre hombres y mujeres. Es decir que para la ley ambos sexos son iguales y los dos tienen derecho a trabajar dignamente. Por otro lado está la cuestión de los salarios. Según la ley una mujer no puede ganar menos que un hombre por el mismo trabajo. Es decir que por la misma prestación y la misma jornada laboral deben ganar el mismo sueldo.
  1. Prestaciones laborales: Además del salario que reciben los trabajadores por las prestaciones realizadas, se encuentran otras prestaciones laborales que deben cobrar: aguinaldo y prima vacacional. Aunque, si bien la Ley en su mayoría se refiere a derechos de los trabajadores, en este caso podemos hablar de una obligación. Ya que dentro de las prestaciones laborales también se encuentran aquellas que deben abonar los empleados como la seguridad social.
  1. Obligaciones del empleador: Además de las obligaciones que pueda tener el trabajador frente a su puesto de trabajo, la ley se ocupa de manifestar correctamente cuáles son las del empleador. Nos referimos, además de algunas que hemos mencionado previamente, a cuestiones básicas como el salario o los días de descanso.
  1. Finiquitos: Dentro de la Ley Federal del Trabajo se detallan aquellas ocasiones en las que el empleador tiene potestad de terminar de manera anticipada un vínculo con su empleado. A su vez, en caso de ser adecuado, cuál será el costo de dicha finalización. 
  1. Nuevas regulaciones: En los últimos años se han realizado modificaciones a la Ley Federal del Trabajo con el objetivo de contemplar y regular las nuevas modalidades de empleo. Por ejemplo aquellos trabajos en los cuáles se encuentra la presencia de un tercero que vincula al empleador con el empleado. O del teletrabajo o home office.  

¿Cuáles han sido las principales modificaciones que tuvo la Ley Federal del Trabajo?

En los últimos tiempos se han realizado diferentes reformas a la Ley con el objetivo de actualizar a los cambios del mundo laboral sus regulaciones. Hubo dos modificaciones: una en 2019 y otra en 2020.

En 2019 se decidió reformar la ley en los siguientes puntos:

  • Subcontratación. 
  • Descuentos salariales.
  • Prelación de descuentos salariales.
  • Obligaciones del empleador.
  • Home Office.
  • Convenios a la hora de finalizar un contrato con anticipación de forma bilateral.
  • Nuevas formas de justicia laboral.

A su vez en diciembre del 2020, debido a los cambios en la vida laboral que supuso el confinamiento y a que muchas empresas optaron por el teletrabajo, la Ley se modificó para regular esta actividad

En este sentido, a partir de esta modificación pasó a considerarse home office cada vez que un empleado trabaje, como mínimo, el 40% de la jornada laboral desde su hogar.