Libertad financiera: ¿De qué se trata y cuando se logra?

Economía Petrolera: ¿Qué es y cuál es su impacto?

Se hace referencia a la libertad financiera cuando una persona tiene la capacidad para sustentarse a través de inversiones, ahorros o activos que posea. 

Para saber más sobre este concepto, te invitamos a que leas el siguiente artículo. 

¿Cómo funciona la libertad financiera? 

El concepto de libertad financiera se acuñó a partir del empresario Robert Kiyosaki; él propone que un sujeto alcanza la libertad financiera cuando puede vivir de manera libre con una capacidad de gasto suficiente como para no depender de un trabajo formal. 

¿Cómo llegar a tener libertad financiera? 

Para llegar a tener libertad financiera es necesario seguir estos consejos: 

• Mejorar la capacidad ahorrativa; esto se consigue a través de dos medios: gastando menos o que ingrese más.

• Mantener o desarrollar la capacidad de emprender; un negocio puede convertirse

 en una fuente de ingresos rentable. 

• Perseverar y mantener la autoconfianza en las metas que nos marcamos en fundamental, así como también, formarse en el campo financiero para adquirir más experiencia. 

• En el ámbito financiero, es necesario asumir los posibles riesgos que se puedan correr al invertir o comenzar un negocio. 

¿Cuánto se tarda en conseguir libertad financiera?

Conseguir la libertad financiera depende completamente de tus gastos e ingresos mensuales y del contexto financiero de un país; en estos casos, es importante informarte y saber cuánto dinero se necesita para ser libre financieramente; además depende de cuestiones como la rentabilidad de tus inversiones. 

¿Cuánto dinero se necesita para conseguir la libertad financiera?

Según los expertos en finanzas sostienen que necesitamos 25 veces de nuestro sueldo neto anual para vivir libres financieramente, lo que sostienen que se consigue a través de la inversión y el ahorro con metas que se desarrollen a corto plazo y escalonadamente, para obtener resultados a largo plazo. 

¿Qué dice la Biblia sobre la libertad financiera? 

Según la Biblia, la libertad financiera es la voluntad de Dios para la vida de aquellos que creen en Él. 

El libro de Gálatas dice “Cristo nos libertó para que vivamos en libertad. Por lo tanto, manténganse firmes y no se sometan nuevamente al yugo de la esclavitud.”

Sin embargo, Dios propuso la libertad en todos los ámbitos para que trabajes en ella hasta conseguirla totalmente; con respecto a esto Proverbios 27: 23 dice: “Sé diligente en conocer el estado de tus ovejas y mira con cuidado por tus rebaños.” 

A su vez, se sostiene la importancia de trabajar en tus finanzas, ya que el dinero no dura para siempre: “Porque las riquezas no duran para siempre; ¿y será la corona para perpetuas generaciones? (Proverbios 27: 23-24) 

¿Qué es el triángulo de la libertad financiera?

El triángulo de la libertad financiera está compuesto por: 

• Los ingresos: es el dinero que ingresa desde tu trabajo o negocio. Si en algún caso tus ingresos se detienen, no obtendrás suficiente dinero para invertir; esto sucede en los casos de aquellas personas que no tienen trabajo. 

• Los gastos: es lo que gastas todos los días. Si no controlas tus gastos es muy probable que no te reste dinero para ahorrar o invertir. 

• La inversión:  es el rédito de tus inversiones. Para invertir no solo es necesario que especules sobre ella, sino que debes investigar y formarte para que puedas invertir de una manera fructífera. 

El triángulo de libertad financiera funciona para las personas con mentalidad LF (libertad financiera). Este tipo de personas son buenas en al menos 2 o la totalidad de los elementos del triángulo, sobre todo en la inversión. 

A cada vértice del triángulo, le corresponde un tipo de camino: 

  • Camino n° 1“Emprendedor”: este tipo de personalidad se caracteriza por estar pensando casi de manera continua la manera de hacer dinero, además, es dedicado a su trabajo al 100%; suelen ser personas extrovertidas a las que les agrada el diálogo con otros, ya que de esa manera se asegura de hacer contactos que lo beneficien. El emprendedor debe controlar sus gastos de manera firme, ya que asume riesgos al momento de invertir y debe estar preparado para cualquier contingencia. 
  • Camino n°2 “Optimizador”: este tipo de individuo es aquel que prioriza el cuidado de sus gastos, es exhaustivo en su control y optimiza cada centavo que tiene a su alcance; según las investigaciones este perfil optimizador ahorra entre un 60-75% de su dinero. 
  • Camino n°3 “Inversor”: es aquella persona que tiene una capacidad de inversión muy buena, no les cuesta asumir riesgos; sin embargo, este tipo de individuos es muy raro de encontrar ya que, además, cuentan con varias vías de inversión.  

¿Qué es la mayordomía financiera? 

El concepto de mayordomía hace referencia a la buena administración del dinero. Esta denominación proviene de la Biblia y no solo se aplica a mantener en orden las finanzas sino también a mantener el orden de todos los órdenes de nuestra vida: familia, educación y trabajo. 

¿Cuáles son los grados de libertad financiera?

Si lo que buscas es que el dinero deje de ser una preocupación para ti y puedas alcanzar la plena libertad financiera, no es algo que suceda de un momento a otro; hay que ir avanzando de a poco y atravesar una serie de pasos. Esto te ayudará a consolidar tu camino de libertad financiera. 

  • Supervivencia: este nivel es el comienzo, aquí aún dependes de los ingresos de tu trabajo, es gracias a él que aún puedes cubrir tus gastos, pero de a poco deberás aumentar tu capacidad de ahorro, aumentar tus ingresos y pagar las deudas para avanzar en el camino de la libertad financiera. 
  • Estabilidad: aquí el individuo cuenta con ahorros que le permiten subsistir durante 6 meses; aun así, sigue dependiendo de un salario fijo, aunque su capacidad de ahorro es mayor a momentos anteriores.  
  • Seguridad: en esta instancia se alcanzó cierto grado de libertad financiera y el individuo comienza a invertir en bienes raíces, compra y venta sin embargo se perciben ingresos que aún no le permiten subsistir con gran libertad; aún sigue dependiendo de los ingresos laborales, aunque posea mayor estabilidad. 
  • Libertad financiera: en este momento ya se ha alcanzado la libertad financiera y ya no es necesario que el individuo dependa de un salario que le permita seguir viviendo, además, en esta instancia, las inversiones ya han generado sus frutos y la formación y experiencia en finanzas queda reflejada en cada movimiento de dinero. 
  • Libertad financiera absoluta: Este es el grado de excelencia en cuanto a la libertad financiera; gracias a los ingresos pasivos los costos de vida se cumplen en su totalidad y además, le permite realizar una reinversión. La libertad financiera absoluta también es conocida como independencia financiera.