Método PEPS: ¿Qué es y cómo funciona?

Base liquidable: ¿Qué es y cómo se calcula?

Existen distintos métodos que utilizan los emprendimientos para poder realizar un mejor control del stock que tienen disponible para que salga rápidamente a la venta. Estos difieren si se requiere el despacho de lo que ingresa al principio o al final.

También hay varios factores que se tienen que tener en cuenta, porque no representa lo mismo comercializar un producto con fecha de vencimiento que sin ella. No es lo mismo que algo pase repentinamente de moda a que no pueda ser consumido por su caducidad.

A continuación hablaremos de uno de estos métodos: el PEPS. Te vamos a contar de qué se trata, cuáles son sus principales características, qué tiene como ventaja y desventaja y en qué cuestiones se diferencia con el UEPS.

¿Qué es el método PEPS? 

El método PEPS es utilizado por las empresas y marcas de todo el mundo tanto en tiendas físicas como digitales. Lo necesario para poder establecerlo es contar con un lugar donde se almacena el stock de todos los productos que se ponen en venta.

El principio fundamental de esta estrategia radica en que se venderán primero los productos que tengan alguna fecha de caducidad próxima o que se hayan adquirido con anterioridad a los que ingresaron últimamente. De esta manera, se garantiza que no haya vencimientos imprevistos y que todo el stock pueda comercializarse.

Más allá de que resulta importante para los negocios que se dediquen a vender y comprar alimentos, como los supermercados, autoservicios y mayoristas, también son de gran valor para las tiendas de ropa

Una tendencia puede ser muy duradera y las mercancías siempre van a ser requeridas por los clientes. Pero si pasa lo contrario y la temporada es corta, una gran cantidad de productos quedará guardado por una cantidad de tiempo que no se puede saber a ciencia cierta.

¿Cómo funciona el método PEPS? 

El funcionamiento de este método de ventas está sujeto a la cantidad de stock con la que se cuente y a un control totalmente exhaustivo de inventario de cada producto. El registro se tiene que basar en la fecha de ingreso de cada uno y los que primero lleguen serán, justamente los primeros en irse.

En este último punto está lo que representa puramente la sigla PEPS: Primero en entrar, Primero en salir. Con esta táctica de almacenamiento, se puede liberar una porción importante de productos que no lograron ser vencidos y tienen un vencimiento próximo o indumentaria que está por pasar de moda o se encuentra en una temporada que ya pasó.

También suelen tener un precio menor al que pudo poseer en el momento en el que recién ingresó. Esto es debido a una necesidad de venderlo en caso de representar mercancías ligadas a los alimentos, bebidas, entre otras. En el caso de las tiendas de ropa, durante las temporadas de invierno es frecuente hacer promociones de prendas de verano y viceversa. 

Para el correcto funcionamiento se utiliza un orden cronológico y un registro que no debe tener ningún tipo de fisuras. Para establecer el órden en que saldrá cada uno de los productos, las que hayan llegado antes serán las primeras en salir.

Características del método PEPS 

Una de las características más notorias y que diferencian a este método de los demás es que la mercancía que ingresa al centro de almacenamiento tiene una clasificación que usa como filtro al día en el que llegó al mismo. Y es justamente esta la que se venderá en primera medida.

Otra de las cuestiones que la definen es que el ordenamiento que realiza de los productos que se encuentran disponibles en stock es cronológicamente armado, tanto de los que están en condiciones de ser vendidos como los que ya lo fueron con anterioridad.

Además, presenta un beneficio que tiene que ver con un mejor método para reajustar los valores de los productos según la inflación o variaciones que puedan ir produciéndose. También se renovará con una mayor precisión y rapidez todo el inventario con el que se cuente.

En el caso de que algo aumente considerablemente su valor de venta, se verá traducido en algo positivo porque si ingresó mucho antes, en su precio se plasmará una mayor entrada de dinero que por la que se pagó inicialmente. En el caso contrario, el efecto sería adverso y los beneficios económicos se verían reducidos.

Por último, los registros que se realizan de manera histórica podrán controlarse y revisarse de una manera mucho más rápida ya que serán los primeros productos en almacenamiento los que se vendan,  de esta manera se agotarán las capas que sean más añejas.

Ventajas y desventajas del método PEPS 

Entre las ventajas que tiene el método PEPS, podemos destacar que es una gran oportunidad para realizar una constante renovación del stock disponible y para poder evitar que una mercancía resulte desfasada con el paso del tiempo. 

Otro de los beneficios es que se pueden repuntar las ventas de un producto estableciendo una buena estrategia de control, para vender los productos que se adquirieron antes a un precio menor y una vez que se agoten poder sacar una tajada con los que ingresen luego. Uno de los problemas a solucionar será el aumento de los precios por la inflación y los clientes podrán acceder gracias a promociones y descuentos por tratarse de mercancías que tienen su fecha de caducación más próximas.

Como mencionamos anteriormente, los registros históricos también tendrán una menor necesidad de mantenimiento, lo que representa una gran ventaja teniendo en cuenta los otros métodos que se pueden llegar a implementar para la empresa.

Luego de tener en cuenta todas estas ventajas, mencionaremos que también puede ser contraproducente en algunos aspectos. Uno de ellos es que implica que se pague una mayor cantidad de impuestos porque los beneficios económicos aumentarán. 

Hay que monitorear constantemente el hecho de que la inflación suba y baje en reiteradas ocasiones. Cuando esta se mantiene en alza, las ganancias serán mayores, pero si sucede lo contrario, disminuirán.

Por último, no necesariamente es algo que se implementa y que da garantías. No hay nada que asegure que la venta de un producto se pueda dar con un menor o mayor precio, con promociones o descuentos. Si la mercancía supera la fecha de caducidad, el beneficio se esfumará. Por eso también implica correr un peligro. 

Diferencias entre el método PEPS y el método UEPS

La principal diferencia que encontramos entre estos dos métodos se da en que el PEPS tiene como fundamento que sea el primer producto que ingresa el que se venda; por el contrario, el UEPS mantiene la necesidad de que sea el último en entrar el que sea vendido inicialmente.

Otra diferencia radica en que el método UEPS puede resultar una pérdida de beneficios en el caso de que los precios de los productos tengan una tendencia a la baja, dado que son los últimos y más costosos los que se ponen primero a la venta. 

Por otro lado, las distintas declaraciones de renta también tendrán un mayor valor en el caso de usar el método UEPS, pero el pago de impuestos se verá disminuído si se pone en funcionamiento este último.

Para finalizar, también el tipo de productos que se pueden comercializar es algo que los diferencia notablemente. El PEPS puede dedicarse a comercializar productos que tengan fechas de vencimiento dado que siempre se venden los que ingresan primero para ser almacenados; pero el UEPS despacha los que entran al final, por lo que hace imposible que se pueda emprender con este tipo de mercancías.