Método UEPS: ¿Qué es y para qué sirve?

Presupuesto de Tesorería: ¿Qué es y cómo se calcula?

A la hora del almacenamiento de los productos que llegan a los emprendimientos para ser puestos a la venta son muchos los factores y las variables que los dueños tienen en cuenta. Más allá de los precios, de la cantidad, los distribuidores y la diversidad de mercancías que se venden, su almacenamiento y qué es lo que sale del inventario primero es una de las decisiones más importantes que se deben tomar.

El método UEPS es una de las estrategias con las que cuentan los emprendedores para poder llevar adelante las tareas de control y almacenamiento de todos sus productos. Encontrar la táctica correcta supondrá una mayor probabilidad de aumentar los beneficios a corto y largo plazo.

A continuación, te contaremos de qué se trata este método, cuáles son sus principales características, sus ventajas, las desventajas que posee y cómo se diferencia del método PEPS.

¿Qué es el método UEPS? 

El UEPS es uno de los métodos que se utilizan en los emprendimientos para controlar, renovar y almacenar el stock de los productos que comercializan. Es una manera de llevar adelante la fiscalización de todo el inventario e intentar sacarle una mejor tajada a las ventas que se van dando paulatinamente.

La sigla UEPS refiere al término de “Últimas entradas, primeras salidas”, lo que da cuenta que el vendedor intentará comercializar primero los productos que ingresen últimos y no los almacenados previamente. De esta manera, lo que se logra es aumentar poco a poco el precio de aquellas mercancías que todavía no hayan podido venderse.

Esta clase de estrategia que toman los dueños de las empresas puede darse en comercios que sean pequeños o medianos, por el hecho de que no cuentan con un stock muy alto disponible dado que este puede estar sujeto a alguna rotura o daño que lo haga imposible de vender y se eche a perder.

Tampoco es una buena opción para aquellas personas que trabajen con productos que tengan fechas de caducidad o sean del sector alimenticio, porque si se encuentra muy próximo su vencimiento tienen que ser los primeros en ser vendidos y no los últimos. Para estas situaciones, lo que se suele utilizar es un método llamado “PEPS”, en donde son las primeras entradas las que salen primero.

¿Cuándo se utiliza el método UEPS? 

El método UEPS se utiliza generalmente en rubros que se dediquen a las construcciones o venta de vinos o bebidas que con el tiempo suelen aumentar su valor, intensidad y sean mucho más deseadas y buscadas que las recién elaboradas (como los vinos). También puede llevarse adelante en comercios que no requieran productos con fecha de caducidad, para que, al guardarlos en almacenes, no se hagan desechables o pierdan considerablemente su valor.

Además, supone una baja en la cantidad de impuestos que hay que pagar y un aumento en el valor total de los productos que sean comprados para tener en el inventario ya que estos irán cambiando para bien a medida que el tiempo avance. 

También puede ocurrir lo contrario y que los productos almacenados primero pierdan considerablemente su valor al no poder venderse en tiempo y forma, lo que generaría la necesidad de vender los últimos para que estos tampoco sigan el mismo camino.

Si pensamos en una tienda de ropa, la persona encargada del negocio comprará la indumentaria según la temporada en la que se encuentre. Si lo de verano, que será lo último en entrar, no se comercializa cuando hay una mayor demanda de estas prendas, las mismas quedarán en el lugar de almacenamiento hasta la próxima temporada o deberá incluir promociones para intentar no perder todo el valor de ellas. 

Por eso se debe elegir cuidadosamente el método a utilizar para llevar a cabo el control del inventario y que este no suponga una pérdida en el valor de todos los productos y que, por el contrario, aumente los beneficios que se puedan obtener.

Características del método UEPS 

Este método tiene diferentes características que lo llevan a tomar distancia de otras estrategias de fiscalización de stock como lo es el PEPS.

Principalmente se destaca por ser una táctica en donde se llenarán las góndolas o repisas con los productos que ingresen en último término a los lugares de almacenamiento que tenga el negocio o al local propiamente dicho. En los registros de inventario, quedarán para el final las que entran primero porque serán las que saldrán del espacio destinado a guardarlas cuando ya no haya más stock de las que fueron adquiridas al principio.

En segundo lugar, podemos mencionar que es un método que tiene la particularidad de que los productos que pueden entrar en este circuito no tienen que poseer fecha de caducidad. Esto es muy importante ya que la industria de los alimentos, por ejemplo, necesita distribuir primero a los que menos tiempo le falten para alcanzar dicho vencimiento. En cambio, materiales de todo tipo sí pueden ser almacenados con facilidad si se cuenta con el espacio necesario para hacerlo.

Dependiendo de la inflación y de distintos factores económicos relacionados con las políticas económicas locales e internacionales, estos productos que ingresen primero pueden ser más caros o más baratos que los comercializados en último lugar. Por eso es una máxima que el valor de los mismos siempre irá variando para bien o para mal. 

Este último aspecto también hará que varíe considerablemente la cantidad de ventas que se puedan realizar de uno u otro producto. Si el valor aumenta y las personas deciden no comprarlo porque representa un gasto innecesario o que pueden gastar menos en otro emprendimiento que comercializa lo mismo, los beneficios van a disminuir con el empleo de este método.

Ventajas y desventajas del método UEPS 

Una de las ventajas que más hay que tener en cuenta a la hora de implementar el método UEPS para cualquier tipo de pequeña o mediana empresa es que el valor de los productos aumentará. Los que ingresen primero tendrán el precio actualizado de los que entran al final.

Además, podemos mencionar que se van a disminuir considerablemente los impuestos a pagar por los productos más antiguos dado que son los más nuevos quienes salen más rápido al mercado.

También supone que, ante algún riesgo de crisis económica que se de a nivel nacional o internacional, o una fuerte devaluación de la moneda, el impacto no será tan grande con el uso del UEPS. Esto es así dado que los productos que se venden primero son los que costaron más, y los almacenados tendrán un valor más alto poco a poco, mitigando las pérdidas.

Si bien cuenta con algunas ventajas, hay ciertos puntos en contra que se tienen que tener en cuenta y no pasar por alto. El primero es que indefectiblemente puede haber roturas de algunos productos que sean almacenados durante mucho tiempo, perdiendo su valor y que puedan ser comercializados correctamente. 

Por último, otra desventaja es que puede significar una baja en la cantidad de ventas de los productos más viejos dado que el precio de estos irá aumentando con el correr del tiempo para que no represente una diferencia tan grande de valor con los que ingresan al final.  

¿Cuál es la diferencia entre el método UEPS y el método PEPS?

Una de las diferencias más claras entre estos dos métodos se encuentra en la sigla de cada uno y lo que esto conlleva. En el UEPS, se vende lo que ingresa último y se almacena lo que entra primero. Mientras que el PEPS contempla lo contrario y que sea guardado en stock el producto que entra al final.

Otro de los puntos en donde difieren es en el tipo de productos que se pueden comercializar bajo la órbita de cada una de estas estrategias. Por un lado, el UEPS no supone la venta de mercancías con fecha de vencimiento, dado que estas podrían caducar con el paso del tiempo: por el otro, el PEPS sí se relaciona con este sector dado que el plazo entre la llegada y venta de estos es menor.