Neuromarketing: ¿Qué es y cuáles son sus ventajas?

VPS: ¿Qué es y para qué sirve?

Seguramente nos han preguntado por qué algo nos gusta y no sabemos qué contestar ni encontrar una razón. Por tal motivo las marcas exitosas ofrecen productos o servicios que se conecten con motivaciones y emociones de nuestro inconsciente. 

El neuromarketing intenta dar una guía cientìfica para que las marcas puedan tomar decisiones correctas y se conecten con sus clientes aún más.

Basado en estudios con referencia a procesos cerebrales, el neuromarketing intenta mensurar actividades neurobiológicas cuando existe exposición a comerciales, marcas y diversas estrategias de marketing. Por tal motivo el neuromarketing consiste en la unión de las técnicas de mercadotécnica y la ciencia.

¿Qué es el neuromarketing?

Los comienzos del neuromarketing datan del año 2002, momento en el cual el premio Nobel de economía, el holandés Ale Smidts, lo creó.

El autor sostiene que el neuromarketing abarca las técnicas de investigación de mecanismos cerebrales en la mente que permitan mejorar las estrategias de marketing de las marcas.

Por lo tanto,  a partir de un estudio científico, el neuromarketing permite encontrar técnicas capaces de mejorar los servicios o productos de determinada empresa por medio de un mejor conocimiento del comportamiento del cliente durante la compra. Es clave el conocimiento del inconsciente para poder optimizar la experiencia del cliente.

El neuromarketing nos permite saber el porqué de una determinada compra por sobre la otra y por qué la compra se realizó en un momento y no en otro.

Uniendo el marketing con las neurociencias, el neuromarketing está basado en la neurología, las neurociencias, la neuropsicología y la neuroeconomía.

¿Cuáles son los objetivos del neuromarketing?

Entre los objetivos del neuromarketing podemos encontrar la identificación del impacto emotivo de determinado producto o servicio y la comprensión del comportamiento del consumidor al momento de realizar una adquisición, así como también como conocer las necesidades a satisfacer de los clientes. 

Utilizando las técnicas del neuromarketing es posible obtener la información mencionada sin interrogar a los consumidores, tal solo evaluando su cerebro y obteniendo respuestas sensoriales ante diferentes estímulos. De esta forma podemos ser capaces de condicionar las respuestas de los clientes y de poder entender cómo piensan, actúan y por supuesto, sienten.

¿Qué mide el NeuroMarketing?

Existen tres componentes que son medidos por el neuromarketing. ellos son la atención, la emoción y la memoria.

  • Atención: Es posible capturar la atención en un anuncio ya que en general es posible lograr niveles altos de atención en momentos determinados.
  • Emoción: es necesario que la emoción en un anuncio suba y baje.En el caso de ser muy alta, puede hacer perder efectividad a un anuncio por producir fatiga. Por tal motivo hay que analizar el nivel de emocionalidad requerido para nuestro fin.
  • Memoria: por ser lo más difícil de lograr, es necesario que la marca haga aparición en los momentos de mayor atención de los consumidores. Es de vital  importancia tomar en cuenta el momento o los momentos precisos en que la marca aparecerá, de modo que el consumidor pueda recordarla luego.

¿Cuáles son los tipos de neuromarketing?

Existen tres tipos diferentes de neuromarketing, el neuromarketing visual, auditivo y kinestésico.

El neuromarketing visual se compone de las imágenes que el consumidor recibe y que al crear un impacto en la memoria, son recordadas con más facilidad.Como la imagen llega al cerebro más rápido que cualquier información que no la contenga, es preciso utilizar técnicas visuales para impactar al consumidor. Un ejemplo pude ser el uso de las cifras 0,99, que como es sabido, se interpretan como algo de menor precio que otras.

El neuromarketing auditivo tiene que ver con los sonidos que permiten provocar un recuerdo, y también con la técnica ASMR (Autonomous Sensory Meridian Response) que utiliza sonidos como el crujir de una papa frita que provocan emociones placenteras. También se utiliza para intentar crear una asociación hacia la marca en la mente del consumidor y hasta para acondicionar lugares físicos

El neuromarketing Kinestésico  tiene que ver con la manera en que a través de los sentidos se puede influir en el consumidor. Es posible mediante el tacto percibir características de un producto. Una textura lisa puede asociarse a la limpieza, austeridad y simplicidad, mientras que una textura rugosa puede asociarse a la vejez y a la fortaleza.

Ventajas del neuromarketing

La principal ventaja del neuromarketing es que si es utilizado correctamente, las ventas pueden aumentar considerablemente, además de facilitar la mejora de los productos o servicios.

A diferencia del marketing tradicional, el neuromarketing puede medir todos los estímulos sin interrogar al consumidor. Además que debido a la precisión de las herramientas que se utilizan, muchas de las cuales funcionan de modo inconsciente, los resultados son más certeros y tangibles que los obtenidos con técnicas convencionales

Para poder comprender más racionalmente la relación emocional entre el consumidor y su mente, el neuromarketing fusiona a la vez que optimiza los recursos de la publicidad, así como también de sus técnicas.

Por tales motivos podemos decir que el neuromarketing va más allá de las investigaciones convencionales, que si bien brindan información útil, no poseen las mismas ventajas, tales como enfocar la comunicaciòn y conectar con el cliente desde el plano emocional

Además de las ventajas mencionadas, también podemos agregar que el neuromarketing es fiable por su base científica, y al adentrarse en la mente, provee resultados más certeros y precisos.

También ayuda a mejorar la experiencia del consumidor. Al adentrarnos en la mente del consumidor y saber que piensa y que necesita, es posible ofrecer productos o servicios de acuerdo a sus necesidades.

Los distintos tipos de neuromarketing , auditivo, visual y kinestésico, nos permiten crear puntos de venta virtuales  o físicos con mayor orientación a los gustos de los clientes para de esa forma mejorar la experiencia en los mismos.

Cabe aclarar que el neuromarketing no busca manipular la mente del consumidor, más bien saber cual es su comportamiento para poder ofrecerle los productos o servicios que necesita.

¿Cómo funciona el neuromarketing?

El neuromarketing analiza e interpreta los mecanismos sensoriales y  emocionales que provocan que una persona realice una compra. Utiliza una base metodológica científica que estudia cómo funciona la mente de un consumidor y pone en funcionamiento diferentes estrategias de marketing que colaboren en el incremento de las ventas y en el grado de satisfacción del cliente.

El neuromarketing se especializa en identificar los estímulos sensoriales presentes en los consumidores  que les permitirán luego incluirlos en los productos o en estrategias de publicidad. Es claro que los estímulos previamente deben ser estudiados y analizados. Esto se debe a que el cerebro no funciona como compartimentos estancos, sino de una manera más compleja. 

Entre los objetivos de varias empresas podemos encontrar la búsqueda e identificación de los estímulos que afectan a las personas y la manera en que las afectan. Este conocimiento determinará el tipo de producto a medida que la empresa intentará desarrollar. La segmentación se incrementa cada vez más y los estímulos se transforman en cada vez más sutiles.

Es posible notar cómo la publicidad va girando hacia una publicidad de tono experimental, en el sentido que narran historias cautivadoras e intentan llevar al consumidor a un terreno emocional, irracional también, podría decirse. Esto se debe a, como hemos visto, que la irracionalidad y la emocionalidad tienen un peso importante al momento de realizar una compra.