Organigrama de una empresa de software: ¿qué es y para qué sirve?

Red WAN: ¿Qué es y para qué sirve?

La organización de nuestra empresa o negocio es uno de los aspectos fundamentales a resolver ya que de ello no solo depende la organización, sino la claridad en los roles que se les adjudica a los empleados y al personal en general. 

Por otra parte, aporta claridad al momento de identificar algún tipo de inconveniente, debido a que los organigramas aportan mayor visibilización sobre la estructuración de nuestra empresa. 

Si quieres saber más sobre los organigramas, su aplicación y tipos dentro de una empresa de software, te lo explicamos en el siguiente artículo. 

¿Qué es un organigrama de una empresa de software? 

El concepto de organigrama remite a una estructura gráfica que da cuenta de la organización de una empresa.  

Cuando hacemos referencia a la estructura de una empresa, esta se organiza por áreas, sectores, profesionales y sus funciones.  

La manera en la que se disponen estos elementos es la que permite identificar de manera rápida, las actividades que desarrollan los empleados y la disposición jerárquica que existe entre ellos. 

La función principal de los organigramas es aportar a la empresa la información necesaria para analizar las debilidades y fortalezas de la misma y así disponer de la posibilidad de reorganizar toda la estructura. 

¿Qué es una empresa de desarrollo de software?

Una empresa de desarrollo de software es una entidad que se encarga del desarrollo, implementación, creación y ejecución de programas resolutivos para optimizar el manejo y la eficacia de los procesos en las diferentes áreas de una organización. 

Dentro de las tareas de las cuales se encarga una compañía de software, se encuentra el desarrollo de soportes web para compañías, sistemas de contabilidad, entre otras. 

¿Para qué sirve un organigrama en una empresa de software?

La función de los organigramas es la de otorgar definición jerárquica dentro de los diferentes sectores que componen una empresa; de esta manera los operarios son conscientes de la función que cumplen, quién los supervisa y quiénes son subordinados. 

Los organigramas son las principales herramientas dentro del área de recursos humanos, ya que gracias a ellos pueden agilizarse varias tareas como ampliar el plantel de empleados o sustituir a cualquier trabajador. 

El uso de organigramas para implementar softwares a tu negocio, es de mucha importancia por dos razones:

Ayuda al proveedor a entender el funcionamiento de la empresa

Si quieres que un software sea implementado de manera correcta debes considerar que su funcionamiento se amolde a las necesidades de la empresa; es por esto que el proveedor debe estar capacitado para entender el funcionamiento del negocio. 

Esto, a su vez, es fundamental, debido a que cada estructura y funcionamiento de las empresas se desarrolla de manera diferente, incluídos sus procesos y flujos; lo cual depende de la manera en que se configure el software inicialmente.  

Visión global para dividir las áreas, usuarios y permisos

Es gracias a la implementación de los organigramas que las empresas pueden visibilizar de manera global su disposición, aportando claridad a su organización estructural y de RR.HH. 

Por otra parte, permite otorgar los permisos necesarios para los usuarios, que pueden ser completos o limitados, a su vez que determina el acceso del personal a ciertos datos o documentos. 

Tipos de organigramas de una empresa de software

Los tipos de organigramas se organizan bajo las necesidades y requerimientos de las empresas, por lo que es necesario llevar a cabo un análisis de las mismas para elegir la más conveniente.  

A continuación desarrollamos cuáles son los organigramas más comunes y los más utilizados:

Organigrama funcional o estructural

Se denomina funcional o estructural porque la metodología de organización que propone se desarrolla a partir de las funciones de la empresa. 

Su organización comienza con el CEO y luego se realiza una división en departamentos o áreas y se grafica verticalmente.

El orden se define a partir de los objetivos de los diferentes departamentos y según las capacidades de cada operario. 

Organigrama matricial

Este organigrama se organiza a partir de estructuras verticales y horizontales: en la primera estructura se encuentran los sectores y los puestos laborales, los cuales se segmentan a partir de las funciones que realizan; en segundo lugar, se encuentran las segmentaciones de la organización. 

 Gran parte de los trabajadores se verá involucrado en ambas estructuras; esta se grafica con flechas verticales y horizontales que aúnan todos los sectores. 

Organigrama lineal o vertical

Este es uno de los organigramas más clásicos, ya que su estructura se basa en las relaciones jerárquicas de un CEO y sus subordinados, distribuidos desde un nivel superior a un inferior. 

Pero si bien es una de las estructuras más clásicas, también es una de las estructuras más rígidas en lo que respecta a la responsabilidad. 

Organigrama horizontal

El organigrama horizontal se despliega de izquierda a derecha: las personas con mayor jerarquía aparecen en el extremo izquierdo y las siguientes escalas jerárquicas se van desplegando hacia la derecha.

Organigrama mixto

Como lo indica su nombre, en este convergen las estructuras tanto verticales como horizontales. 

De manera vertical, se despliega la figura del CEO y los diferentes sectores, mientras que de manera horizontal se organizan los departamentos que integran los diversos sectores. 

Organigrama circular

En este tipo de organigrama la organización parte del puesto jerárquico más alto y a su alrededor se conectan los elementos siguiendo un orden que va desde el interior al exterior, de adentro hacia afuera.