Pacto fiscal: ¿Qué es y por qué trajo polémica?

Red WAN: ¿Qué es y para qué sirve?

Existe una realidad que preocupa al estado mexicano en el ámbito económico y es la desigualdad y el desequilibrio de la distribución de la riqueza entre las 32 entidades que lo conforman con sus correspondientes municipios. 

Durante el 2021, la Federación no ha alcanzado sus objetivos en cuanto a la distribución de recursos en el país por lo que muchos gobernadores del mismo han propuesto una revisión y una discusión sobre los lineamientos que sostiene el Pacto Fiscal. 

Para conocer más sobre el Pacto Fiscal, de qué se trata, su importancia y los beneficios que acarrea, te invitamos a leer el siguiente artículo. 

¿Qué es el Pacto Fiscal México?

El sistema tributario mexicano hoy en día se encuentra sostenido por el Pacto Fiscal que implica un acuerdo en el que se especifica la distribución de los recursos entre los diferentes estados mexicanos. 

Además este estipula que aquellos estados que forman parte del acuerdo, deben renunciar a ciertas facultades tributarias y cederlas a la Federación para que sea esta la que cobre el tributo del IVA. 

En lo que respecta a esto, los estados que se han adherido al pacto no pueden cobrar ningún impuesto a actividad que se relacione con el IVA como por ejemplo, el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios; pero por su parte, la Federación devuelve a esos estados parte del recaudo fiscal para llevar adelante la distribución de los recursos. 

¿Para qué sirve el pacto fiscal?

La función del Pacto Fiscal es la de definir las actividades que se llevan a cabo en cuanto a los ingresos que se generan en el sector público y de qué manera se distribuirán y el destino que tendrán. 

¿Cuándo inició el Pacto Fiscal en México?

Si bien el diseño del Pacto Fiscal se llevó a cabo durante 1978 no fue hasta 1980 que se estableció el mismo entre la Ley de Coordinación Fiscal y el Sistema Nacional de Coordinación.  

¿Cuáles son sus beneficios u objetivos del pacto fiscal? 

Según la Ley de Coordinación Fiscal, el objetivo del pacto fiscal es el de repartir de manera equitativa entre los estados que forman parte del mismo, los impuestos que recaude el gobierno mexicano y de esta manera distribuirlas entre los integrantes del pacto. 

Los beneficios de este pacto fiscal son los siguientes: 

  • Los impuestos se recolectan de modo más eficiente y ordenado. 
  • A partir de lo recaudado por los tributos federales se distribuyen las ganancias entre las entidades que forman parte del pacto. 
  • La carga administrativa de las finanzas ya no es responsabilidad del gobierno.
  • Impulsa el reparto de los ingresos petroleros. 
  • A partir de la puesta en marcha de este pacto, tanto las empresas como las personas no están obligadas a pagar impuestos dobles; ya que en caso contrario deberían pagar doble tributo, uno local y otro federal. 

¿Cuánto recibe cada Estado en el Pacto Fiscal?

En relación a lo que detallamos en los apartados anteriores, los 32 estados que forman parte del pacto reciben un porcentaje de lo que el gobierno mexicano recauda en razón de impuestos; sin embargo, 10 de esos estados sostienen que la distribución de los recursos se hace de manera desigual, ya que hay estados que reciben un porcentaje mayor en relación a otros. 

Para comprender mejor el reclamo de los estados integrantes del pacto podemos ejemplificar de la siguiente manera; por ejemplo, el estado mexicano de Tamaulipas recibe por cada peso, el reintegro de 30 centavos, en contra de Chiapas que recibe por cada peso recaudado, 11 pesos. 

Por lo que el objetivo principal del reclamo es que se revise y actualice el pacto fiscal para aplicar una nueva manera, más equitativa,  de la distribución de recursos.  

¿Qué tan fácil es que los estados abandonen el Pacto Fiscal?

Debido a la situación que se generó a partir de la desigualdad económica a través del pacto fiscal los siguientes estados: Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Nuevo León, Michoacán y Tamaulipas han expuesto el descontento a partir de este contexto.  

Sin embargo es muy difícil y hasta imposible que estos estados salgan del pacto fiscal debido a que, como entidad, no podrían generar las ganancias suficientes para solventar el municipio.