Pagaré: ¿Qué es y cómo se utiliza? 

Pagaré: ¿Qué es y cómo se utiliza?

Durante la Edad Media hacia la región norte de Italia se creó un documento en el cual se validaba la emisión de un crédito bancario y esto cumplía la función de contrato entre ambas partes involucradas; en él también se disponía de las especificaciones para ser devuelto al acreedor en tiempo y forma.

En el siguiente artículo se explicará de forma concisa y dinámica de qué modo esta antigua herramienta fue optimizando sus funciones y se ha convertido en un documento regulador que se sigue empleando actualmente por diferentes entidades dedicadas a prestar dinero.  

Además desarrollaremos las condiciones que necesita este documento para ser considerado legítimo, cómo resolver los problemas que presentan los pagarés vencidos y otras características que rodean a este documento.

¿Qué es un pagaré?

El pagaré es un documento físico en el cual se estipula que se ha otorgado cierta cantidad de dinero a un deudor y que este se compromete a pagar su deuda al acreedor. 

En este papel deben constar las condiciones bajo las cuales el pago deberá efectuarse,  entendiéndose así, que debe estar demostrado el monto fijo que se deberá pagar y también el plazo de tiempo acordado para saldar esta deuda.

En síntesis, el pagaré es un contrato en el cual se demuestra un crédito que fue aportado por una persona (acreedor) y aceptado por otra (deudor) donde se deja por escrito quién tiene que abonar el monto adeudado, cuánto sería el monto a pagar y en qué lapso de tiempo deberá hacerse.

¿Qué validez tiene un pagaré? 

El pagaré, al funcionar como un contrato entre dos partes tiene validez judicial lo cual protege a quien prestó el dinero de posibles problemas durante el pago de la deuda; para esto, el documento debe incluir todos los datos indispensables para que este pagaré sea legítimo. 

Los datos que debe disponer un pagaré para considerarse válido son los siguientes :

  • Un texto que demuestre que el mismo es un pagaré. 
  • Constatación por escrito de la promesa de pago. 
  • Nombres de las partes involucradas en el acuerdo de pago. 
  • La fecha y lugar donde se efectuará el pago.
  • Datos del momento se está efectuando el trato. .
  • La firma de la persona la cual se compromete a pagar el saldo estipulado. 

¿Cómo se utiliza un pagaré? 

Este papel, al ser un contrato que demuestra la adquisición y compromiso del pago de una deuda, también puede ser utilizado como un comprobante de índole judicial; a su vez, si el contrato no se cumple como se ha establecido dota al poder judicial  de la potestad necesaria para establecer penalidades ante la situación de incumplimiento.

Teniendo en cuenta lo explicado anteriormente, dicho papel puede utilizarse como prueba por el deudor o por el acreedor ante el sistema judicial si surgiera algún inconveniente con respecto al pago de la deuda. 

Entonces este papel demostraría plena inocencia, si es que el acuerdo verdaderamente fue cumplido eficazmente y esto lo alejaría de cualquier problema legal que pueda surgir, amparado siempre por la legalidad de este documento. 

¿Cuáles son los requisitos para un pagaré? 

Los requisitos que debe cumplir un pagaré para ser legítimo se basan en el contenido estipulado en el mismo papel, el cual deberá demostrar textualmente que es un pagaré, el compromiso escrito que se efectuará el pago de la deuda junto con la fecha en que se deberá saldar el pago. 

Por último, otro de los requisitos es que contenga la fecha de vencimiento del documento, nombre y firma del deudor que efectuará el pago, los datos del prestamista (puede ser una persona física o una empresa) y la fecha y lugar donde se efectúa la firma del mismo.  

¿Cuáles son los tipos de pagaré? 

Existen distintos tipos de pagarés cuya clasificación se basa en criterios como: la forma de pago, lugar del pago y tipo de entidad a la cual se le efectuará el préstamo .

Aquellos pagarés que se basan en el tipo de pago acordado se clasifican en: 

  • pagaré día fijo.
  • pagaré a la vista.
  • pagaré al plazo variable al día de emisión.
  • pagaré sin vencimiento. 

Por otro lado, aquellos que dependen de quién sea el emisor se clasifican en:

  • pagaré bancario 
  • pagaré empresarial.

Por último aquellos que dependen del tipo de pago acordado son: 

  • el pagaré para abonar en cuenta 
  • el pagaré cruzado sin intermediarios bancarios.

¿Qué hacer con un pagaré vencido?

Si se tiene un pagaré vencido, el primer paso es el de realizar el cobro del documento físico, que si bien posee una fecha de caducidad determinada con anterioridad, pueden aplicarse excepciones llegado el caso. 

Si se ha tratado de realizar el cobro de dicho pagaré caducado y la respuesta fue negativa por parte de la entidad deudora, se tendrá que elevar una denuncia al poder judicial, la cual le dará  inicio a un proceso que le notificará al deudor la infracción que esta cometiendo al no abonar los pagos acordados anteriormente. 

Si esto llegara a ocurrir, el deudor tendrá la posibilidad de comparecer ante la justicia y la entidad acreedora para realizar el pago y de esta manera redimirse ante el poder judicial. 

De no ser así este Juicio Ejecutivo Mercantil procederá a realizar la petición y probable elección de bienes para embargo, buscando así saldar la deuda ya caducada de la persona en cuestión.

Estos bienes de embargo que serán señalados por el juez a cargo pueden ser los mismos bienes que se tomaron como garantía al efectuar el acuerdo del pagaré en sus inicios.