Palets en Logística: ¿Qué son y para qué sirven?

Red MAN: ¿Qué es y para qué sirve?

Un palet es una estructura que puede ser construida con diferentes materiales, como plástico o madera y que es utilizado para mover las cargas de una empresa ya que facilita el manejo de la mercadería a través de pequeñas grúas.

Los primeros usos de los palets se identificaron durante la Segunda Guerra Mundial como una herramienta de transporte de suministro para las tropas. 

Para conocer más sobre estas estructuras y cuál es su importancia dentro de la logística, te lo explicamos en el siguiente artículo. 

¿Qué es un palet y para qué sirve?

La estructura del palet se constituye a partir de dos bases unidas por largueros que usualmente son de madera y que permiten su manipulación a través de máquinas elevadoras y que a su vez, son agrupados para transportar una carga constituyendo una unidad. 

La función de los palets es la de permitir manipular y distribuir la mercadería hasta su destino, en óptimas condiciones y sin mayor esfuerzo. 

Gracias a la apertura del mercado mundial y a la amplia comercialización de productos entre diferentes partes del mundo, es casi imposible pensar el transporte de los mismos sin la utilización de palets. 

¿Cuál es el costo de un palet en logística?

El costo de los palets varía según su material y cantidad; estos pueden ir de $500 a $50 si los compras al mayoreo en compañías o fabricantes dedicados a esto. 

¿Cuál es la importancia de los palets en la logística?

Utilizar palets para el transporte de mercancías es fundamental para las empresas logísticas y acarrea con ello muchas ventajas en su uso habitual: 

  • Se disminuyen los riesgos de dañar la carga que se transporta. 
  • Su uso es seguro para los encargados de manipularlos. 
  • Se saca un mejor provecho del lugar de almacenamiento no solo en un depósito sino también dentro de los transportes. 
  • Ahorro en tiempo y gastos. 
  • Se hace más fácil realizar un inventario

¿Cuál es el dimensionamiento de los palets en logística?

Las medidas o dimensiones de los palets están predeterminadas según las medidas longitudinales y transversales con las que cuentan los transportes de cargas, ya sean camiones, bodegas, buques, etc. 

Por otro lado, sus dimensiones se establecen en base a las medidas del producto que transportará o que se quiere paletizar; con esto se pretende estandarizar las medidas ya que estas deben ajustarse no sólo a la carga sino a las necesidades del cliente. 

Actualmente hay dos medidas estándares, una de ellas se corresponde con el europalet de 1.200 x 800 mm, la cual recibió ese nombre debido a que es utilizada mayormente en Europa además del mercado japonés y estadounidense. 

Otra de las características más importantes del palet es aquella que se relaciona con la función que cumple, en este caso es la resistencia: 

  • Resistente a la compresión: gracias a esto se puede conocer el peso máximo de carga que soporta el palet. 
  • Resistente a la flexión:  esta característica es fundamental para cuando se usan eslingas. 
  • Resistente a los golpes: sobre todo en accidentes en los que se corra el riesgo de rotura del producto debido a su fragilidad. 

¿Qué tipo de palets hay?

La clasificación más tradicional de los tipos de palets se basa en el material en el que están construídos. 

Palet de madera

Este tipo de palet representa más del 90% del mercado del mismo; sin embargo, su uso se ve decaído debido a que no es fácil de utilizar cuando se trata de transportar cargas muy pesadas.

Palet de plástico

Su uso no está tan instalado sin embargo funciona como una alternativa a los palets de  cartón, sobre todo por la facilidad de su limpieza. Principalmente, se utilizan en envíos internacionales por lo constante de su peso, en sectores de logística industrial. 

Palet de cartón

Al tratarse de un material desechable, el palet de cartón se presenta como una alternativa higiénica que le permite ingresar, principalmente, en la industria agrícola o alimentaria.

Su fabricación consta de cartón con ondas y adheridas unas a otras con cola, por lo que no es necesario utilizar clavos o grapas. 

Palets de fibra de madera

Al igual que los de cartón, este tipo de palets no necesitan engraparse ni utilizan clavos, ya que están unidos entre sí con cola y esto les permite ser reciclados. 

Son fabricados en diferentes medidas y con capacidad de soportar distintos tipos de peso que van desde los 300 hasta los 1.200 kg. 

Palets de metal

Este tipo de palets son los menos frecuentes en el uso habitual sin embargo son mucho más resistentes ante las cargas que transportan

Su fabricación consta de acero pero también pueden ser fabricados en aluminio y claro está, presentan una mayor resistencia a las cargas.

Para adquirir estos palets es necesaria una gran inversión al principio la cual se amortigua debido a su larga vida útil.