Pasarelas de Pago: ¿Qué es y cómo funciona?

Pasarelas de pago: ¿Qué es y cómo funciona?

Seguramente habrás notado que cada vez es mayor el número de ofertas que se tiene para adquirir productos o servicios por internet o mediante las distintas plataformas web de compra-venta conocidas como e-commerce.

Si bien esto se debe a diferentes factores de la sociedad actual, una de las mayores dudas que se tienen sobre estos procesos es la fidelidad de la compra, tanto para evitar fraudes como para asegurar la confidencialidad de los datos del cliente, que suelen ser solicitados.

Es por esto que cada vez son mayores las herramientas con las que cuentan los comerciantes para poder realizar sus ventas de manera fácil, rápida y segura. Tal es el caso de las pasarelas de pagos, herramienta que describiremos a continuación y a la cual le dedicaremos el siguiente artículo.

¿Qué es una pasarela de pago? 

Las pasarelas de pago, son plataformas digitales que facilitan la transferencias de datos confidenciales a la hora de realizar una compra por internet o mediante sistemas virtuales.

Tal como su nombre lo sugiere, estas pasarelas permiten la transacción monetaria de manera rápida y segura entre dos agentes comerciales, principalmente vendedor y comprador, de manera on-line.

Estas pasarelas, muchas veces identificadas como portales específicos dedicados a los movimientos económicos, simplifican el proceso de pago. Esto se da gracias a que la misma actúa como intermediaria entre el procesador o dispositivo desde el cual se esté realizando la compra y la cuenta bancaria o billetera virtual desde donde se obtendrá el dinero para sustentar la misma.

Así, el comprador ejecutará el proceso de pago con la modalidad que le resulte más conveniente (tarjetas de crédito, débito, depósito o transferencia bancaria), los datos serán registrados por la pasarela de pago para asegurar las transacciones monetarias de manera rápida y confiable, para luego informar al vendedor cuándo podrá tener el dinero a su disposición.

¿Qué características tiene una pasarela de pago? 

Tal como nombramos anteriormente, una pasarela de pago tendrá como principal característica facilitar las transacciones de una compra en línea, protegiendo la información bancaria del cliente, así como sus datos personales y privados, a la hora de realizar el pago con tarjeta de crédito u otro medio de pago virtual.

Pero, además de esto, dentro de su estructura las pasarelas de pago poseen una serie de particularidades que la identifican como una herramienta indispensable en los procesos llevados adelante por los actualmente conocidos como e-commerce. 

Y es así que, entre sus características principales, podemos nombrar:

  • Integración y usabilidad óptima en relación al sitio web que la utiliza: principalmente para resultar simple de configurar para los vendedores y fácil de usar para los compradores.
  • Seguridad y confidencialidad de datos: teniendo en cuenta que la información personal privada y bancaria de los compradores se encontrará resguardada por distintos sistemas de cifrado para que no sean utilizadas sin autorización o con el fin de evitar fraudes y estafas.
  • Distintas opciones de pago y múltiples convenios bancarios: debido a su utilización en pagos con tarjetas, suelen ofrecer un amplio abanico de posibilidades en relación a las entidades bancarias con las que se puede realizar la compra, ya sea por medio de créditos, débitos o transferencias.
  • Alternativas en los costos de servicio: teniendo en cuenta que este tipo de herramientas se sustenta en las operaciones monetarias, las posibilidades de contratación pueden darse a través cuotas mensuales por mantenimiento o mediante un porcentaje de cada operación realizada, entre otras.
  • Asesoría constante y soportes técnicos: mayormente pensadas para guiar a vendedores y clientes a completar los pasos necesarios para completar exitosamente las distintas transacciones u operaciones virtuales que necesiten.

¿Cómo funciona una pasarela de pago? 

Las pasarelas de pago funcionan como un intermediario en común entre las partes que intervienen en el proceso de compra on-line: vendedor, comprador, tienda virtual y las entidades bancarias que se utilicen como para emitir o recibir el dinero necesario para un pago en particular.

En base a esto, la actividad funcional de una pasarela de pago se da cuando la página web en la cual se esté realizando la compra redirecciona al cliente a un portal específico para completar la carga de datos bancarios.

Al ocurrir esto, el cliente se encuentra en una pasarela de pago en la cual deberá seleccionar el medio a través del cual concretará la operación (normalmente, tarjetas de crédito, débito o transferencia). En ese momento, los datos personales y bancarios serán cifrados y encriptados para asegurar la confidencialidad entre el comprador y el vendedor.

Posteriormente, esta plataforma confirmará la veracidad de todos los datos para evitar fraudes y solicitarle al banco emisor la existencia de fondos suficientes para realizar la compra. 

A partir de allí, intervendrá un procesador de pago que determinará la confirmación o no de dicha operación, comunicándose con el vendedor para informarle de los pasos a seguir en el caso de:

  • Si se autoriza la compra: se realiza la liquidación del dinero en la cuenta del comerciante y se le informa al comprador mediante un aviso de confirmación de compra, enviando los comprobantes correspondientes. 
  • Si se deniega la compra: la operación se cancela, no se realiza ningún tipo de transacción económica y el cliente deberá optar por otra alternativa de pago para realizar la compra.

Cabe resaltar que, en muchas ocasiones, las operaciones son canceladas debido a fallas en la red, lo cual impide que la plataforma de pago concrete la validación de los datos utilizados o no se logre que las entidades bancarias corroboren los fondos disponibles.

Tipos de pasarela de pagos 

Más allá de las particularidades con las que pueda contar cada portal web proveedor de una pasarela de pagos, a la hora de clasificarlas, es posible utilizar un único aspecto general: trabajar con conexión directa (sin redireccionamiento) o con conexión indirecta (mediante redireccionamiento).

  • Pasarela de Pagos con Conexión Directa: en estos casos, todo el procedimiento de venta, validación de datos y los procesos de pago, se dan dentro de la plataforma de e-commerce, sitio web o plataforma virtual. El cliente no será redireccionado a un portal específico de pago, sino que seguirá los pasos de compra permaneciendo en las páginas específicas para carga de datos que la empresa cuente. Siendo direccionado al sitio web de ventas, luego de concretar la validación de la compra.

Si bien estos sistemas son considerados más eficaces y rápidos para el cliente, conlleva una mayor complejidad en su configuración ya que es el vendedor quien tendrá que hacerse cargo de asegurar los procesos de confidencialidad de los datos. Por ello, es una modalidad que normalmente utilizan las grandes empresas de compra-venta on-line.

  • Pasarelas de Pagos con Conexión Indirecta: consideradas el método más simple y práctico para las pequeñas empresas de e-commerce, se caracterizan por usar portales web de terceros que se especialicen en validación de datos y conformación de compras. En estos casos, para completar la compra, el cliente es redireccionado a un nueva página donde podrá seleccionar el medio de pago más conveniente e ingresar sus datos bancarios para la validación y aprobación final.

La mayoría de estos servicios de redireccionamiento funcionan como cuenta virtual del vendedor, ya que al utilizarlas, el dinero de la compra se deposita primeramente en estas pasarelas de pago y luego, desde allí, podrá ser transferido nuevamente o reutilizado por el beneficiario.

¿Cuál es la diferencia entre una pasarela de pagos y un procesador de pagos?

Si bien una pasarela de pagos y un procesador de pagos son herramientas que se encuentran presentes en todo proceso de compra virtual, on-line o digital, ellas no son iguales ni intervienen necesariamente en las mismas acciones, sino que son complementarias. 

Para entenderlo mejor, es importante tener en cuenta que un procesador de pago está destinado a comunicar las transacciones que se ejecutan entre el vendedor, el banco emisor y la entidad bancaria que recibirá el dinero de la compra. Ya que tiene como principal objetivo, asegurar el cumplimiento de los pagos de manera segura.

Por ellos, para que el proceso de cobro pueda ser eficaz, los proveedores de estos procesadores no solo suministran los softwares o portales de pago virtual, sino que también otorgan a los vendedores aquellos aparatos necesarios para que se concreten los operaciones de manera física (máquinas lectoras de tarjetas, sistemas POS, etc.).

Es debido a esto que se los considera una terminal de punto de venta, ya que su mayor intervención se da en aquellos procesos de compra donde interactúan físicamente el vendedor y las tarjetas de crédito o débito del comprador.

En otro sentido, las pasarelas de pago son un intermediario entre el vendedor y el cliente, principalmente en aquellas operaciones que se realizan de manera virtual, ya que su intervención facilitará la autenticación y confidencialidad de los datos ingresados para concretar una compra en particular.